Archivo de la categoría: Biología

Los avances por revivir un mamut

Libro revela cómo la extraña conjunción entre un científico de Harvard y un multimillonario comienza a dar frutos.

Los avances por revivir un mamut

Lyuba fue descubierta en 2007 por un cazador de renos en la península de Yamal, en el Ártico ruso. Con una data de 42 mil años, se estima que el animal tenía tres meses de vida cuando murió. Desde entonces, Lyuba se convirtió en el mamut mejor conservado encontrado hasta hoy y en lo más parecido a uno real que el hombre podrá ver jamás.

Eso si los esfuerzos de George Church, profesor de genética de la U. de Harvard, que lidera un equipo de científicos que estudia las posibilidades de revivir el extinto paquidermo, no dan frutos.

Church trabaja silenciosamente en un proyecto desde 2015, pero este fin de semana, el superventas Ben Mezrich lanzó el libro Mamut lanudo: La verdadera historia de la misión de revivir una de las criaturas extintas más icónicas de la historia, que resume todos los avances que el genetista ha logrado hasta ahora, los que no son pocos.

Church quiere tomar el ADN extraído de mamuts congelados y usarlo para modificar genéticamente células de elefantes actuales.

De acuerdo con la publicación, hasta ahora el equipo ha logrado hacer crecer piel de mamut en un ratón injertado con algunas células de elefante. Los resultados, sin embargo, aún no han sido publicados en ninguna revista científica.

Lo más loco

En su libro -que según la cubierta pronto se convertirá en una gran película, de hecho Fox ya compró los derechos- Mezrich también detalla como Peter Thiel, uno de los fundadores del sistema de pagos en línea PayPal, donó 100 mil dólares para el proyecto.

Church relata que Thiel le dijo que quería ayudarlo a financiar alguna “loca idea”. El científico entonces le exhibió tres de sus iniciativas menos convencionales: una contra el envejecimiento que involucra la terapia genética; un plan que emplea neuronas humanas para crear inteligencia artificial, y el intento por revivir un mamut a partir de ADN.

Thiel no dudo y se inclinó por esta última iniciativa.

La decisión no sorprendió a muchos. Según varias entrevistas, Thiel ve a la muerte como un terrible inconveniente que se necesita interrumpir.

“Casi todo ser humano que ha vivido ha muerto. La solución de este problema es la cosa más natural, humana, e importante que podríamos hacer”, cita en su web la Fundación SENS, una organización benéfica apoyada por Thiel, cuyo enfoque es que el envejecimiento es una enfermedad que necesita una cura.

Respecto a las repercusiones éticas del trabajo de Church, Mezrich dijo que “la idea de jugar a ser Dios, de cometer un error, de dejar algo fuera del laboratorio, existen. Y es por eso que se necesitan científicos responsables, como el doctor Church”.

Bosques, alternativas al medio ambiente 0

.

La Habana, Cuba.- En momentos en los que el mundo enfrenta las consecuencias del cambio climático, buscar soluciones para adaptarse y contrarrestarlo se hace urgente. Nuestro país, no queda exento de esos esfuerzos.

Siguiendo el pensamiento del Comandante en Jefe, Fidel Castro, desde el triunfo de la Revolución se busca aumentar la faja boscosa, que hoy constituye el 31.15 por ciento de la superficie total del país.

El Jefe de Producción de la Dirección Forestal y Fibras Naturales del Grupo Agroforestal, Nicolás Sánchez, en diálogo con la Revista Semanal explicó que el trabajo de reforestación que se realiza actualmente va dirigido a satisfacer las necesidades de la economía nacional y proteger aguas y suelos en cuencas hídricas y zonas montañosas.

La restauración de suelos afectados por la minería a cielo abierto en Holguín y la plantación de manglares, son otro de los objetivo priorizados.

Por un mejor aprovechamiento de la masa forestal

El Jefe de Producción de la Dirección Forestal y Fibras Naturales del Grupo Agroforestal, Nicolás Sánchez, explicó que la entidad cuenta con 26 empresas dedicadas a la actividad forestal, las cuales producen madera aserrada destinada a postes de servicios públicos.

También surten maderas rollizas para la construcción de casas de tabaco, carbón vegetal para la exportación y consumo nacional, resina de pino y sus derivados, entre otros productos.

El directivo afirmó que trabajan en el Programa de Desarrollo Forestal 2030, que permitirá elevar la producción de madera e introducir tecnologías con el objetivo de lograr un mejor aprovechamiento de la masa forestal.

Esos avances científicos, significó, posibilitarán la instalación de bioeléctricas a partir de la biomasa forestal, residuos de la industria y de la tala de los árboles.

Científicos checos descubren un nuevo tipo de carbon magnético

Un grupo de científicos de la Universidad Palacky en Olomuc ha descubierto una forma de imán no-metálico, el grafeno, que mantiene sus propiedades a temperatura ambiente, según ha informado la agencia de noticias checa ČTK. El grafeno modificado científicamente puede ser utilizado en una amplia variedad de campos, destacando la biomedicina y la electrónica.

Foto: ČTFoto: ČT El Centro Regional de Avances Tecnológicos y Materiales (RCPTM) de la Universidad Palacky de Olomuc ha cumplido el sueño de generaciones de científicos con el descubrimiento del grafeno. Este nuevo modo ultraligero de carbono, mantiene sus propiedades y puede mezclarse con otros elementos a temperatura ambiente, según ha comentado a ČTK Radek Zbořil, uno de los autores del proyecto y director de RCPTM.

“Durantes años hemos sospechado que la trayectoria del carbono magnético podía involucrar al grafeno – una única capa bidimensional de átomos de carbono. Increíblemente, tratándolo con otros elementos no-metálicos como la fluorina, el hidrógeno y el oxígeno, pudimos crear una nueva fuente magnética que se comunicaba con otras incluso a temperatura ambiente. Este descubrimiento supone un avance enorme en las capacidades de los imanes orgánicos”, explicó.

Radek Zbořil, Foto: archivo de RCPTM Radek Zbořil, Foto: archivo de RCPTM El grafeno se utiliza relativamente en aplicaciones prácticas, pero sus usos potenciales son enormes. Jiri Tucek, un miembro del equipo especializado en magnetismo de estado sólido, ha comentado que la comunidad científica explotará las variadas posibilidades del grafeno en combinación con otros elementos magnéticos en un gran número de campos.

“Los materiales magnéticos basados en el grafeno tienen aplicaciones potenciales en campos con la espintrónica y la electrónica, pero también en medicina para el tratamiento de medicamentos y la separación de moléculas usando campos magnéticos externos”, dijo sobre los ámbitos de aplicación.

El grupo de científicos está trabajando en la actualidad en la búsqueda de un modelo teórico que explique el origen del magnetismo en este tipo de materiales de carbono, así como sus características y utilidades. En el proyecto también participan profesionales de países como Japón y Bélgica.

Insólito fósil de un ‘pajarito’ conservado en ámbar desde la época de los dinosaurios

  • El fósil data de hace 99 millones de años.
  • El hallazgo muestra el ave más completa conservada en ámbar encontrada hasta la fecha.
Insólito fósil de un ‘pajarito’ conservado en ámbar desde la época de los dinosaurios
Fuente: Ming Bai, Chinese Academy of Sciences.

Un equipo de científicos ha encontrado los restos más completos de un ave descubiertos hasta la fecha. El ‘pajarito’ conservado en ámbar fue un ejemplar de enantiornites, un grupo extinto de aves voladoras. El hallazgo, publicado en la revista Gondwana Research, muestra un fósil que data de hace 99 millones de años, es decir, se mantiene desde la época de los dinosaurios.

 

Los investigadores, procedentes de China, Canadá y Estados Unidos, encontraron el fósil del ‘pajarito’ en Myanmar (Birmania). Las proporciones del ejemplar y la morfología de su plumaje conservado en ámbar han llevado a los científicos a pensar que se trata de un individuo de muy corta edad, de apenas unos días o semanas de vida, que quedó atrapado en la resina y “congelado en el tiempo”. Según muestra el estudio, el fósil contiene la cabeza, el cuello, el ala, la cola y las patas completas del ‘pajarito’ de 99 millones de años.

Aves extintas que podían volar

El ejemplar, al que han denominado ‘Belone’, conservó tanto restos óseos como tejido blando. Casi la mitad de su cuerpo está fosilizado en apenas siete centímetros, una muestra suficiente para comprender un poco mejor los estadios juveniles de los enantiornites, el grupo al que perteneció el ‘pajarito’ hallado ahora y que representó el grupo más abundante de aves durante el Cretácico. Estos seres vivos, que se extinguieron junto con los dinosaurios, eran más avanzados que los grupos prehistóricos de Archaeopteryx y Confuciusornis, aunque más primitivas que las aves actuales, que no dejan de ser ‘dinosaurios modernos’.

 

Los científicos, que habían explorado la región de Myanmar desde 2014, habían encontrado anteriormente fósiles de dos enantiornites que solo conservaban las alas, según detallan en el trabajo. Los restos hallados ahora en ámbar pertenecen a la Edad Albiense, en el período del Cretácio, una época geológica que ocurrió hace entre 105 a 95 millones de años. La investigación ofrece el fósil más completo preservado de un enantiornite, y muestra diferentes partes del cuerpo de este ave ya extinguida. Los restos de plumas observadas en este especimen tan joven apoyan la idea de que este grupo de aves tenía la capacidad de volar.

garra.jpg

 

plumas.jpg

cabeza.jpg

Sin embargo, la habilidad que les confirió independencia también fue una suerte de trampa para los ejemplares más pequeños. Esa es la razón, según los investigadores, que explicaría el gran número de enantiornite jóvenes conservados en el registro fósiles. De hecho, no hay aves de otros grupos conservadas del Cretácico que presenten edades tan cortas. El ‘pajarito’ preservado en ámbar fue adquirido en 2014 por Guang Chen, director del Museo Hupoge de China, que se interesó por el fósil cuando oyó hablar de unos restos que contenían una “extraña garra de lagarto”. La muestra de Belone se encuentra ahora expuesta en dicha galería, aunque será trasladada en el Museo de Historia Natural de Shanghai entre el 24 de junio y finales de julio.

 

Sus resultados nos permiten conocer un poco mejor cómo eran estos ejemplares y cuáles eran las diferencias más destacadas con las aves modernas. Como explican en National Geographic, los restos encontrados en Birmania son posiblemente los que contienen una mayor variedad de fósiles de animales y plantas del Cretácico. Estos mismos investigadores descubrieron el pasado mes de diciembre la primera cola de un dinosaurio conservada en ámbar, que fue hallada en la misma región del país asiático, según publicaron en Current Biology. El hallazgo presentado ahora permite conocer un poco mejor la historia evolutiva de las aves.

Nacen los primeros animales a partir de “esperma espacial”

  • Un estudio muestra los primeros ratones nacidos a partir de esperma traído del espacio.
  • Los espermatozoides permanecieron a bordo de la ISS durante 288 días, acumulando algunos daños en su ADN como consecuencia de la radiación.
Nacen los primeros animales a partir de “esperma espacial”
NASA (Wikimedia)

Hace sesenta años, Laika se convirtió en el primer ser vivo que orbitó alrededor del planeta Tierra. En 1957, la perrita soviética inauguró una larga lista de animales enviados al espacio, entre los que se encuentran también los propios astronautas que han viajado a la Luna o que permanecen meses realizando experimentos a bordo de la Estación Espacial Internacional. Con el paso de los años, los objetivos que se fijan los seres humanos son cada vez más complejos y ambiciosos; tal vez algún día alguien logre pisar el planeta rojo o conquiste algunos de los satélites del sistema solar más idóneos para la habitabilidad.

Este tipo de iniciativas encierran todavía interrogantes sumamente llamativos. ¿Qué ocurrirá cuando individuos de nuestra especie sean capaces de habitar estaciones espaciales en otros mundos o lunas? ¿Será capaz la humanidad de desarrollarse fuera de la Tierra? Una de las dudas más importantes es si las personas podrán reproducirse lejos de nuestro planeta, teniendo en cuenta el rápido avance de las tecnologías de reproducción humana asistida y de la posibilidad de utilizar gametos o embriones criopreservados, es decir, conservados a muy bajas temperaturas. Un equipo de científicos japoneses ha dado el primer paso para dar respuesta a estas cuestiones al lograr el nacimiento de los primeros animales a partir de esperma traído del espacio, según publican hoy en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences.

Hacia la reproducción en el espacio

El experimento Space Pup comenzó con el envío de una muestra de espermatozoides procedentes de ratón a la Estación Espacial Internacional en agosto de 2013. Las células, que fueron liofilizadas para que ocupasen un volumen pequeño y no necesitaran un congelador donde ser almacenadas, lo que facilitó su envío fuera de la Tierra, orbitaron en el espacio durante 288 días. En mayo de 2014, una cápsula trajo de vuelta los gametos a nuestro planeta, después de permanecer a -95ºC de temperatura y soportando una radiación total de 117 mGy (178 mSv). El equipo de Teruhiko Wakayama decidió entonces analizar la muestra y compararla con espermatozoides de ratones que habían permanecido en la superficie terrestre durante nueve meses, con el objetivo de determinar si la radiación en el espacio afectaba o no a los gametos y qué impacto había sobre su descendencia.

Los investigadores estudiaron la morfología de los espermatozoides, su capacidad de fertilización por una técnica denominada microinyección, su potencial de desarrollo in vitro y la habilidad para generar descendencia. Por otro lado, los científicos comprobaron si el “esperma espacial” había sufrido cambios significativos en su ADN. A diferencia de las células que permanecieron en la Tierra, los gametos que viajaron a bordo de la ISS sufrieron unas condiciones más extremas. La razón es que la atmósfera y la magnetosfera de nuestro planeta actúan como “escudos”, protegiéndonos frente a la radiación que existe en el espacio en forma de rayos cósmicos y de tormentas solares. Según algunos estudios, la radiación en la Estación Espacial Internacional es, de hecho, cien veces mayor que en la superficie de la Tierra, a unos niveles que pueden dañar el ADN de las células, incluidas las células germinales (óvulos y espermatozoides). Estos efectos perjudiciales podrían incluso transmitirse a la descendencia aumentando de este modo el riesgo de desarrollar tumores.

espacio

Sayaka Wakayama et al. (PNAS)

Los seres vivos cuentan con una maquinaria muy especializada en sus células, capaz de corregir los errores en el ADN que puedan aparecer como consecuencia de la radiación que hay en el espacio. Sin embargo, las células que hayan sido criopreservadas o liofilizadas detienen su metabolismo, de forma que no podrán subsanar las mutaciones en su genoma hasta que no salgan de su “estado durmiente”. En otras palabras, los espermatozoides que permanezcan congelados o liofilizados en el espacio y sufran cambios en su ADN no podrán eliminar dichos errores hasta que no pongan en marcha de nuevo su actividad metabólica normal. La hipótesis de los investigadores es que dichos cambios genéticos podrían irse acumulando a lo largo del tiempo, incrementando las posibilidades de que los errores se transmitan a la descendencia. Para comprobarlo, el equipo de Wakayama estudió los daños en el ADN que se produjeron en los espermatozoides que permanecieron en el espacio utilizando la técnica de secuenciación masiva, comparando así los posibles cambios genéticos con respecto a los gametos que se quedaron en Tierra.

Los resultados, publicados hoy en la revista PNAS, muestran que hubo ligeros daños en el ADN de las células traídas del espacio, como consecuencia de la radiación. Sin embargo, el esperma estaba lo suficientemente bien conservado como para dar lugar a una camada de ratones como la que se observa en la imagen. Los científicos señalan que la tasa de nacimiento de los animales no varió entre las muestras espaciales y las que permanecieron en la Tierra. Además, el genoma de la descendencia también era similar, por lo que probablemente las mutaciones iniciales fueron corregidas después de la fertilización, según apuntan en el trabajo. Los autores también sugieren que, en un hipotético futuro, se podrían utilizar los conocidos como tubos de lava lunares, una serie de túneles subterráneos bajo la superficie de nuestro satélite, que podrían preservar las muestras durante largos períodos de tiempo por sus bajas temperaturas y su protección frente a la radiación que recibirían. Un escenario más cercano a la ciencia ficción que, no obstante, podría contemplarse cuando la humanidad entre de lleno en la siguiente era espacial.

Soluciones de la ciencia a la alarmante desaparición de las abejas

Puede considerarse (aunque no siempre) que un asunto toma importancia cuando el presidente de Estados Unidos se decide a hacer una declaración pública sobre el asunto. Raras veces, excepto en la pantomima habitual con los pavos en Acción de Gracias, las palabras presidenciales tienen que ver con la salud de un animal, y mucho menos con un insecto. Sin embargo, en junio de 2014, un comunicado de prensa lanzado por la Casa Blanca y aprobado por Barack Obama titulaba “El reto económico al que nos enfrentamos por el descenso de las poblaciones de los polinizadores”. El texto aclaraba cuál era entonces la dimensión de ese reto: “Los insectos polinizadores contribuyen con más de 24.000 millones de dólares a la economía de los Estados Unidos, de los cuales 15.000 millones corresponden al rol vital que juegan las abejas por mantener frutas, nueves y verduras en nuestras dietas”. La advertencia de la Casa Blanca no era nueva. Durante la última década los entomólogos y agricultores ya venían advirtiendo de la preocupante disminución de la población de abejas en el mundo. Un artículo publicado por el Washington Post fijaba en el 42,2% anual las muertes de abejas, frente al habitual 10% de años anteriores. Científicos de todo el mundo llevan tiempo investigando cuáles son las causas de estas muertes y cómo frenarlas para no perder la función vital que juegan estos insectos en el ecosistema del planeta.

Dos de estos científicos son los escoceses Chris Connolly y David Evans. El primero, biólogo e investigador en la universidad de Dundee, centra su trabajo en el impacto que los pesticidas tienen en el comportamiento de las abejas y su influencia en el descenso de las poblaciones. El segundo, dirige el laboratorio que lleva su nombre en la universidad de Sant Andrews, en el que investigan los virus que afectan a las abejas, su transmisión y los riesgos de muerte que conllevan. Ambos coinciden en la gravedad del problema, tanto que podría provocar crisis alimentarias si no se resuelve con celeridad.

Para Evans, la principal causa de la posible extinción de las abejas es que las instituciones no están realmente implicadas en la búsqueda de soluciones. De hecho sí que habría formas para intentar paliar estas pérdidas, pero son excesivamente costosas: “Existen formas en las que puedes usar avances científicos para controlar la salud de las abejas y hay buenos estudios que lo han demostrado. Pero igual que los medicamentos para tratar enfermedades humanas suelen ser caros, la apicultura no es un negocio que ofrezca grandes beneficios. Si eres un apicultor aficionado sólo esperas unos pocos tarros de miel de tu colonia, no quieres gastarte miles y miles de euros para mantener la salud de esas abejas. Así que el problema con la tecnología es que suele ser una solución cara para el problema”.  Connoly, por su parte, cree que un primer paso sería limitar y controlar la utilización de pesticidas y químicos en las cosechas para evitar dañar a los insectos. Los grandes intereses económicos de las multinacionales agrícolas hacen de esta idea un camino muy complejo de transitar.

Mientras tanto, desde el campo de la robótica también hay quien afronta el problema de las abejas proponiendo soluciones alternativas. Investigadores de la universidad de Varsovia presentaron recientemente un mini dron polinizador que puede programarse para realizar las mismas tareas que los insectos. Una vía que también está experimentando Monsanto, precisamente una de las compañías agrícolas más poderosas y protagonista de varias polémicas por sus cultivos transgénicos. Tal vez si no lo evitamos, no esté tan lejos la pesadilla de las abejas robóticas asesinas, propuesta por Black Mirror en su capítulo Hated in the Nation de la tercera temporada.

Científicos determinan que el musgo fue quien llenó la atmósfera de oxígeno

Uno de los elementos más importantes de la atmósfera terrestre es el oxígeno. Correspondiente al 21% del total de gases atmosféricos, es un elemento fundamental para la vida y determinante en el desarrollo de la vida compleja. En efecto, el uso de oxígeno permite a los seres aeróbicos obtener muchísima más energía que otros sistemas anaeróbicos.

Pero el oxígeno no siempre existió, y más importante, no puede existir para siempre. Es un elemento altamente reactivo, por lo que debe producirse continuamente o de lo contrario se acabará al reaccionar con otros elementos en la atmósfera, la hidrósfera y la litósfera. En la actualidad, las plantas son fundamentales en este proceso y en su ausencia (aun asumiendo que no hubiese animales para consumirlo) el oxigeno desaparecería rápidamente.

Pero lo que no sabemos es si fueron las plantas quienes primero introdujeron el oxígeno a la atmósfera o fueron sus predecesoras: las cianobacterias o las algas.

Musgos

Los musgos son plantas no vasculares: esto significa que aunque presentan tejidos estos no se diferencian ni permiten la comunicación entre las distintas partes de la planta. El musgo no puede llevar el agua a todas sus partes, por lo que su altura está muy limitada por la humedad.

Pero por su misma simplicidad surgieron muchísimo antes que otras especies de plantas más complejas. Los primeros musgos podrían haber aparecido hace casi 500 millones de años, y hace 470 millones de añosya habían colonizado gran parte de la superficie terrestre (donde hubiese agua, claro).

De acuerdo con los cálculos realizados por un estudio internacional, los niveles de oxígeno no habrían alcanzado su cantidad actual de no ser por el musgo. El desarrollo de este a su vez impulsó el crecimiento de otras plantas y animales, generando el planeta que hoy conocemos.

Tim Linton, profesor de Geología en la Universidad de Exeter (Reino Unido) señaló que “es emocionante pensar que sin la evolución del humilde musgo ninguno de nosotros estaría aquí. Nuestras investigaciones sugieren que las primeras plantas terrestres fueron increíblemente productivas y causaron un aumento importante en el nivel de oxígeno de la atmósfera terrestre”.

Docente de la Universidad Tecnológica de Bolívar en expedición científica en la Antártica

Rosa Acevedo Barrios, se encuentra en la Antártica, participando activamente en la III Expedición Almirante Padilla verano austral 2017

La docente de la Facultad de Ciencias Básicas de la Universidad Tecnológica de Bolívar: Bióloga, Magíster en Microbiología de la Universidad de La Habana (Cuba), y estudiante de cuarto año del Doctorado de Toxicología Ambiental de la Universidad de Cartagena, Rosa Acevedo Barrios, se encuentra en la Antártica, participando activamente en la III Expedición Almirante Padilla verano austral 2017.

La III Expedición Científica de Colombia a la Antártica “Almirante Padilla” 2017, continua con el desarrollo de proyectos de investigación. Colombia proyecta desarrollar aproximadamente 40 proyectos de investigación para el verano austral 2017, con la participación de un estimado de 43 investigadores. 20 científicos de la expedición desarrollarán los proyectos de investigación a bordo del buque Arc “20 De Julio” de la Armada República de Colombia, mientras los otros 23 científicos realizarán las fases de campo de los proyectos a través de la cooperación internacional, en bases y buques de países amigos.

Durante la segunda participación de la Universidad Tecnológica de Bolívar, en este viaje al continente blanco, tiene el firme propósito de explorar el mar y ofrecerle a la Costa Caribe y a Colombia en general nuevos conocimientos que ayuden a la conservación de la vida y avances científicos que permitan al país fortalecer las industrias biotecnológicas.

La docente de la UTB, Rosa Acevedo Barrios, se embarcó en Punta Arenas – Santiago de Chile el pasado 4 de febrero, junto con 17 científicos españoles, en el Buque español Bio-Hesperides rumbo a la Antártica, pasando por el estrecho de Magallanes y luego por el canal de la Patagonia. Hoy en la Antártida sigue el proyecto en torno a los “Tardígrados y bacterias asociadas de la Antártica”, una investigación con la que la UTB aspira hacer aportes muy útiles desde la taxonomía hasta la biología molecular y ser reconocida en lo más selecto del mundo científico internacional.

Acerca de Rosa Acevedo

Bióloga de la Universidad del Atlántico, Magíster en Microbiología Universidad de La Habana (Cuba). Estudiante de segundo año del Doctorado de Toxicología Ambiental de la Universidad de Cartagena. Diplomados en Habilidades Docentes; y en Ambientes de Aprendizaje virtuales de la Universidad Tecnológica de Bolívar; en Docencia Universitaria de la Universidad Javeriana; en Gestión de Calidad del Colegio Mayor de Bolívar; en Investigación de la Corporación Universitaria Rafael Núñez-RIESCAR; en Competencias Comunicativas I y Competencias Comunicativas II y en Docencia en Educación Superior de la Corporación Universitaria Rafael Núñez. Curso de entrenamiento básico en RT-PCR como herramienta para la cuantificación de la expresión diferencial de genes: Énfasis en el estudio de la Enfermedad inflamatoria intestinal. Universidad de Cartagena 2013 y Curso de Aplicaciones de la microscopia en ciencias biológicas. XII Congreso Interamericano de Microscopía (CIASEM 2013). Universidad Tecnológica De Bolívar 2013.

Publicaciones

· (Artículo completo)”Aspectos de Bioseguridad en el desempeño del Centro Experimental de Investigación y Docencia (CEID) de la Corporación Universitaria Rafael Núñez”. En: Colombia Laboratorio Actual. Memorias Sexto Congreso Internacional Del Colegio Nacional De Bacteriólogos ISSN: 1794-6220 ed:Editorial Códice Ltda. (Bogotá) v.21fasc.38 p.86 – 86, 2005.

· (Libro) “MANUAL DE MÉTODOS ANALÍTICOS PARA LA DETERMINACIÓN DE PARÁMETROS FISICOQUÍMICOS BÁSICOS EN AGUAS” En: España 2013.ed:eumed.netISBN: ISBN-13: 978-84-1577v.0pags.101.

· (Libro) “BIOLOGÍA Y MICROBIOLOGÍA AMBIENTAL” En: España 2013. ed:eumed.net ISBN: 978-84-15774-93-8 v. 1 pags. 89

Científicos crean híbrido humano-cerdo; investigación generará avances para transplantes de órganos

Un equipo de científicos ha publicado una investigación en la que informa de la creación exitosa de un híbrido entre un ser humano y un cerdo.

FOTOS: Científicos crean el primer híbrido entre humano y cerdo

Imagen ilustrativaJeff VinnickAFP
Síguenos en Facebook
Un equipo internacional de científicos asegura haber creado una ‘quimera’ entre un ser humano y un cerdo gracias a un experimento cuyos resultados han sido publicados en la revista ‘Cell’. Juan Carlos Izpisua Belmonte, que encabeza el equipo de investigadores, asegura que el objetivo de la investigación pasa por crear “tejidos u órganos funcionales que podrían ser trasplantados”.

Para llevar a cabo su experimento, los científicos introdujeron células madre humanas en embriones de un cerdo en una fase temprana del desarrollo, lo que les permitió crear unos 2.000 híbridos que luego introdujeron en el organismo de una cerda, convirtiéndose 186 de ellos en ‘quimeras’. Allí permanecieron durante 28 días, período se corresponde al primer trimestre del embarazo de estos animales, después de lo cual extrajeron el feto, poniendo así fin al proceso.

Belmonte afirma que bastó ese tiempo para que las ‘quimeras’ se desarrollaran lo suficiente para que los científicos pudieran analizarlas sin “preocupaciones éticas” vinculadas con animales ‘quiméricos’ maduros. Según el científico, la posibilidad de que nazca un animal que contenga células humanas es algo que podría causar preocupaciones fuera del mundo científico. “La sociedad tiene que decidir qué se debe hacer”, subraya.

Este experimento, el primero que permite cruzar células de dos especies tan diferentes, podría también ofrecer a la ciencia nuevas oportunidades para investigar distintas enfermedades y cómo afectan al organismo humano.

Los científicos esperan que estos experimentos en el ámbito de la hibridación abran ventanas a la investigación de métodos para crear órganos para trasplantes generados a partir de las células del propio receptor. De esa forma, se evitaría el rechazo del órgano, resolviendo el problema de la falta de donaciones en el mundo.

Científicos descubren el significado de los sonidos emitidos por murciélagos

Un grupo de investigadores liderado por Yossi Yovel, ha conseguido descifrar la intencionalidad de los mensajes emitidos por un grupo de murciélagos

Roussetus aegyptiacus – Flickr
 

Un estudio llevado a cabo por el Departamento de #Zoología de la Universidad de Tel Aviv, liderado por Yossi Yovel, ha descubierto que a través de la cacofonía emitida por los murciélagos se transmite una información de carácter social. A pesar de que estudios previos apuntaban a que todos estos sonidos tenían una intencionalidad comunicativa, se desconocía hasta el momento el significado de los mismos. “Según investigaciones previas ya se intuía que la comunicación entre los #Murciélagos se basaba en los ruidos emitidos. Queríamos saber cuánta información reunían esos sonidos”, afirma Yovel. El estudio se llevó a cabo en una cueva artificial con un grupo de 22 murciélagos egipcios durante más de dos meses.

El murciélago de la fruta

La especie, Rousettus aegyptiacus o murciélago egipcio de la fruta, vive en hábitats tropicales o subtropicales, concretamente en zonas de Palestina, Chipre, Egipto, Siria o África. Sin embargo, en el año 2000 se confirmó la presencia de esta especie también en Tenerife. Se alimentan de frutas y del néctar de algunas flores y viven en grandes grupos.

Las vocalizaciones de los murciélagos se convierten en una fuente de información para los investigadores

Los estudiantes Mor Taub y Yosef Prat fueron los encargados de grabar durante 75 días las vocalizaciones emitidas por los murciélagos. Se catalogaron los sonidos grabados en una biblioteca digital mediante un algoritmo de aprendizaje automático. Analizando los datos, los investigadores descubrieron que los sonidos producidos por los murciélagos llevan información acerca de la identidad del emisor, el supuesto receptor del sonido, además del posible resultado de la discusión. Incluso se pudo diferenciar entre las diversas llamadas, si el mensaje iba destinado a un “amigo” o “enemigo”.

De las 15.000 vocalizaciones que se grabaron, el análisis realizado por el equipo de investigación reveló el contexto específico del conflicto al que se referían, como las disputas por alimento, los conflictos propios del apareamiento o el espacio en el que dormir.