Archivo de la categoría: Alimentación

Científicos españoles consiguen criar pulpo de piscifactoría tras 60 años de ensayos

Investigadores de Vigo y Canarias patentan un modelo de producción que arroja “avances espectaculares” gracias a una dieta alternativa y un protocolo de cultivo distinto

Foto:  Foto captura de YouTube
Foto captura de YouTube
Tiempo de lectura5′

Científicos del Instituto Español de Oceanografía (IEO) de Vigo y Canarias han conseguido un avance histórico: el cultivo completo de pulpos desde su fase larvaria hasta que se convierten en adultos. Los resultados obtenidos son “espectaculares”, y abren un enorme abanico de posibilidades comerciales que trascienden al sector alimentario. Con todo, el pulpo de acuicultura para el consumo humano está más cerca, y el IEO ya negocia con Pescanova la venta de la patente.

El hallazgo supone un “cambio radical” en la forma de afrontar la cría del pulpo común (‘Octopus vulgaris’), en la que trabajan investigadores de todo el mundo, de Estados Unidos a Japón, desde hace casi 60 años. Siempre se encontraban con el mismo problema: lo que se denomina el “cuello de botella”, que es la elevadísima mortalidad que se produce en el paso de la fase larvaria al inicio de la de adulto, cuando los ejemplares toman morfología de pulpo. Es un inconveniente superado, gracias a la aplicación de un sistema que fuentes próximas a la investigación tildan de “revolucionario”.

Marina Valero

La investigación la llevó a cabo principalmente en Vigo un equipo de seis personas, que basaron su trabajo parcialmente en el conocimiento adquirido en proyectos como el Octowelf, coordinado por el IEO y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). Pero ha sido la aplicación de una metodología completamente nueva la que ha permitido superar la fase larvaria con unas tasas de supervivencia que sorprendieron a los propios científicos. El logro fue desvelado esta semana por la revista de divulgación GCiencia y será presentado públicamente en los próximos días. Entre los investigadores principales se encuentran Pedro Domingues y Ricardo Tur, del IEO de Canarias.

La posibilidad de producir en piscifactoría se alcanza en un contexto de descenso de las capturas de pulpo salvaje, que ha redundado en un espectacular aumento en los precios del producto. El pulpo es una de las especies más demandas del mercado, a la que se le abre ahora la puerta de una explotación industrial y comercial a gran escala. En el entorno del equipo investigador se espera que la comercialización del pulpo de acuicultura esté disponible en apenas dos años y permita bajar los precios, reducir las importaciones —buena parte del que se consume en España procede de países como Marruecos— e incluso lograr excedentes para la exportación.

El hallazgo redundará también en investigaciones no alimentarias relacionadas con el ‘Octupus vulgaris’, como las relacionadas con células madre. En la actualidad, científicos de Estados Unidos, junto con una empresa canadiense, desarrollan para el ejército un atuendo de camuflaje invisible basado en investigaciones con ejemplares de esta especie, que se espera que permitan crear una tela capaz de cambiar de color dependiendo del ambiente.

La clave de los últimos avances reside en la alimentación. Los trabajos realizados hasta la fecha utilizaban una dieta de larvas de centolla, que además de resultar poco económica, obliga a una complicada sincronización de las puestas del crustáceo y de los pulpos. La nueva investigación emplea una dieta alternativa y un protocolo de cultivo distinto que, además de reducir los costes, ha elevado exponencialmente la supervivencia de los alevines. Ahí entraron en juego los conocimientos de Tur, que permitieron desarrollar un protocolo de cultivo con nuevas técnicas, algunas de ellas pertenecientes al proyecto Octowelf, hasta lograr asentar paralarvas en dos tanques durante 15 días, algo que no se había conseguido nunca.

El asentamiento de la paralarva es especialmente crítico, porque el individuo cambia de función y de alimentación, justo en el momento que baja de la columna de agua al fondo. Es un proceso que puede durar 15 o 20 días. En los ensayos realizados con el nuevo sistema se logró una supervivencia superior al 65%, al asentarse en torno a 2.500 ejemplares de un total de 3.500 paralarvas. Lo normal hasta entonces era un asentamiento inferior al 3%, totalmente inviable para un desarrollo comercial. “Fue todo un pelotazo”, resume una fuente próxima a los investigadores.

Imagen del Instituto Español de Oceanografía en Canarias
Imagen del Instituto Español de Oceanografía en Canarias

Despejada esta fase de asentamiento, la cría del pulpo solo presenta ventajas. A su potencial gastronómico se unen las condiciones de la especie, ya que una hembra puede poner hasta 500.000 huevos y es de crecimiento rápido. Una cría puede convertirse en un adulto de más de un kilo en apenas un año. Esa es la razón por la que la investigación de su cría en cautividad resulte tan atractiva para los científicos y se haya prolongado durante décadas.

El siguiente paso de la investigación consiste ahora en llevar los pequeños cefalópodos hasta la edad adulta, mediante técnicas de engorde que, según fuentes próximas a la investigación, suponen un reto mucho menor en comparación al recientemente superado. El engorde de cefalópodos se practica desde el tiempo de los romanos. En Galicia hay empresas que se dedican de forma específica a la alimentación de pulpos salvajes, que se realiza principalmente con descartes de pescado y con crustáceos de escaso valor comercial.

El pulpo es una especie destacadamente atractiva para los científicos. Fue definida el etólogo norteamericano Carl Safina, autor de ‘Mentes maravillosas’, como “lo más parecido a estar ante una inteligencia extraterrestre”. Su complejo cerebro obliga a establecer en los tanques en los que se crían determinadas condiciones de enriquecimiento ambiental, incluso instrumentos para su entretenimiento. Parte del éxito del nuevo protocolo tiene que ver de hecho con un innovador sistema de iluminación que permite simular condiciones específicas de luz, similares a las diferentes profundidades en que se desarrollan en su medio natural.

A. Villarreal

La secuenciación del genoma del pulpo de dos manchas de California, en 2015, permitió avanzar en el conocimiento de la gran complejidad del cefalópodo. El científico de la Universidad de Chicago Clifton Ragsdale, que firmaba el estudio, escribió: “parece completamente diferente de todos los demás animales, incluso de otros moluscos, con sus ocho brazos y su gran cerebro y su capacidad de resolución de problemas inteligentes”.

El IEO es el organismo que ha registrado la patente del nuevo modelo, aunque en la investigación han participado también el Instituto de Investigaciones Marinas (IMM) del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), y las universidades de La Laguna, Vigo y Granada.

La creciente población se alimentará con biorreactores gracias a estos nuevos avances

Resultado de imagen de La creciente población se alimentará con biorreactores gracias a estos nuevos avances

¿Qué vamos a comer cuando la Tierra ya no tenga recursos suficientes para alimentar a la creciente población? Algunos científicos creen que nos espera una transformación comparable a la revolución agraria.

 

“Antes había una vaca. En el futuro habrá un biorreactor”, asegura la publicación finlandesa YLE. En el biorreactor ya es posible producir proteínas lácteas utilizando microbios, lo que Finlandia logró en el 2018 por primera vez.

Este biorreactor fue inventado por los científicos del Centro de Investigación Tecnológica (VTT, por sus siglas en finlandés) en la ciudad finlandesa de Espoo. Con los biorreactores, la comida se puede obtener en cualquier lugar: en el desierto o en una gran ciudad.Ahora, los laboratorios de investigación y nuevas empresas especializadas en la industria alimentaria de todo el mundo están desarrollando nuevas tecnologías y productos: carne derivada de células madre, sustituto de la carne tradicional, o alimentos obtenidos con la ayuda de gérmenes que se encuentran en el aire.

 

El científico finlandés Lauri Reuter, doctor en biotecnología, participa en el proceso de creación de una ‘olla mágica’ que no deje de producir comida con el grupo de biotecnología vegetal del VTT.

Bebida funcional en polvo a base de pelos de elote
© Foto : Notimex

Reuter explicó a YLE que en el futuro, el consumidor podrá cultivar tejidos comestibles de forma independiente en un pequeño reactor doméstico. Ahora, en los laboratorios del VTT ya se están produciendo bayas celulares. Por supuesto, no tienen la estructura tradicional de las bayas y se asemejan más a un ‘mousse’.En los laboratorios del VTT fue posible obtener leche en polvo y clara de huevo de la misma forma. Se cree que estos logros se utilizarán activamente en la producción de alimentos de nueva generación.

“La clara de huevo contiene varias proteínas básicas. Tomamos de la gallina su información genética y con esto se obtiene la proteína. La proteína se agrega al microbio, que después de un tiempo comienza a producir esta proteína”, explica Reuter.

Tomates y perejil en una tabla de cortar

La compañía finlandesa Solar Foods planea comenzar la producción industrial de polvo con proteínas a principios de la década de 2020. El objetivo de la empresa es garantizar que el impacto del producto en el medio ambiente sea de 10 a 100 veces menor que el de los productos cárnicos o sus sustitutos.Una dirección muy prometedora de desarrollo de productos artificiales es la sustitución de la carne. De acuerdo al inventor de carne artificial, el profesor de la Universidad de Maastricht Mark Post, la humanidad nunca abandonará el sabor de la carne. El primer bistec obtenido en el laboratorio de células madre se probó por primera vez en Londres en 2013.

Las células madre no comen heno y no emiten metano a la atmósfera. Se cultivan en un tubo de ensayo, proporcionando a las células suficiente oxígeno. Al principio se cultivaban a partir de la sangre del ganado, pero ahora es posible hacerlo de una solución sintética, de modo que para crear carne no se necesitan animales vivos.

Una anciana (imagen referencial)

La idea de un bistec cultivado a partir de células madre no es apetitosa para todos, reconoce el diario, pero lo más importante es que se preservarán los bosques, el agua y la tierra cultivable, mientras que la emisión de gases de efecto invernadero disminuirá. Los biorreactores no influyen en la naturaleza circundante ya que funcionan sin desperdicios.Reuter cree que el futuro le pertenece a la carne artificial, pero el futuro lejano. En cuanto aparezca, será muy cara, además hace falta mucho trabajo para que tenga un sabor comparable con el de carne natural.

Las plantas reciben alimentación del aire. Obtienen dióxido de carbono y nitrógeno del aire y utilizan la energía del sol para producir proteínas. Los gérmenes hacen lo mismo. La diferencia radica en el hecho de que las plantas necesitan suelo fértil y dependen de la estación y las condiciones climáticas.

“Cuando cultivas gérmenes en un espacio cerrado, no importa dónde estés”, destaca el científico.

Un plato con carne y espárragos

Lauri Reuter señala que el campo no es más natural que un biorreactor. Después de todo, también fue creado por el hombre: “Cuando hace unos 10.000 años comenzamos a cultivar la tierra, creamos un grupo absolutamente nuevo de plantas: cultivos agrícolas. No había zanahorias ni col ni maíz ni trigo en la naturaleza”.Probablemente, en 20 años, estas tecnologías se consideren absolutamente naturales.

“El proceso de obtener proteínas del aire se puede considerar natural. Así es como los microbios generalmente viven”, enfatiza Reuter.

Carne de laboratorio: los avances científicos se acercan

Resultado de imagen de Carne de laboratorio: los avances científicos se acercan

Decir que en el futuro todos os humanos comeremos carne de laboratorio es algo aventurado, pero lo que está claro que es que la enorme inversión en empresas que estudian la forma de crear carne a través de una probeta hace que nos paremos a pensar cuál será el futuro de la industria alimentaria mundial.

El consumo de carne en el mundo se ha disparado considerablemente en los últimos 50 años. El aumento de la población global ha posibilitado que cada año se sacrifiquen más animales para convertirse en diferentes recetas culinarias. Además del sacrificio animal hay muchos más problemas en la producción de carne convencional. Entre estos problemas destaca la limitación de los recursos naturales, que parecen inagotables, pero que en algún momento nos darán un toque de atención.

Cada año se sacrifican unos 150.000 millones de animales en el mundo para su consumo. La gran inmensa mayoría son pollos o aves de corral, pero en estas cifras también se hace mención a los pescados, mariscos y otros tipos de carne animal.

¿Qué es la carne de laboratorio?

La carne de laboratorio parece estar más cerca de la realidad de lo que cabría esperar. La biotecnología se une a la ciencia para lograr crear productos cárnicos producidos en su totalidad in vitro. Con esta técnica se eliminaría radicalmente el sufrimiento animal y se dejaría de arrasar con los recursos naturales que hacen falta para producir la carne de forma convencional.

Lo más llamativo es que esta carne de laboratorio es carne en el amplio sentido de la palabra. Es decir, tendría las mismas propiedades, textura y sabor que el filete que nos comemos hoy en día. La buena noticia es que su producción estaría mucho más controlada y se elimina el uso de fármacos necesarios para que los animales de granja no contraigan enfermedades.

La forma de crear esta carne de laboratorio es extensible a todos los animales y se basa en cultivar la carne en un laboratorio, a partir de las células de los animales originales. El resultado sería un sabroso producto alimentario con todas las propiedades de la carne.

Este es el futuro de la industria alimentaria. De hecho, grandes magnates del mundo están invirtiendo en startups especializadas en estas tecnologías científicas. Es el caso de Bill Gates, por ejemplo, que ve el futuro de la alimentación mundial en la carne de laboratorio.

4 tecnologías que revolucionarán la alimentación del futuro

Resultado de imagen de 4 tecnologías que revolucionarán la alimentación del futuro

Los avances científicos y la innovación tecnológica propiciarán grandes cambios en el sector de la alimentación y la producción de comida. A través de la siguiente infografía de Visual Capitalist, te relatamos cuatro de las principales tendencias que se pueden atisbar por la rendija del futuro.

El aumento exponencial de la densidad demográfica y la amenaza medioambiental que comporta la superpoblación obligarán a emplear la tecnología como aliada para optimizar procesos y vivir de un modo más sostenible. Así, viviremos en smart cities, recurriremos a la energía de las fuentes renovables o usaremos el Big Data y la Inteligencia Artificial para predecir la meteorología o ahorrar en el uso de nuestros electrodomésticos.

Diferencia entre alimentos ecológicos, biológicos, orgánicos y sostenibles

Teniendo en cuenta que la población mundial aumenta en un millón de personas por semana, no de los ámbitos que se someterá a más variaciones  e innovaciones será la alimentación, un apartado afectado por la emisión de gases contaminantes, la contaminación de los ecosistemas o el desperdicio de los alimentos, cuestiones que la tecnología puede mejorar de forma sustancial. Sin ir más lejos, el Internet de las cosas permitirá optimizar las cadenas de distribución, mejorar la trazabilidad y la calidad de los alimentos y ampliar su caducidad. 

Para saber cómo serán algunos de los principales alimentos que consumiremos en las próximas décadas es interesante echar un vistazo a la siguiente infografía elaborada por Visual Capitalist, que sintetiza y refleja alguna de las principales tecnologías del futuro que nos permitirán obtener más alimentos con menos recursos. Aunque muchos productos fracasarán, otros serán culturalmente aceptados y comercialmente viables,

4 tecnologías de los alimentos del futuro

Es muy probable que lo que te llevarás a la boca en el futuro tenga estrecha relación con las siguientes tecnologías innovadoras:

Granjas verticales automatizadas

Este tipo de proyectos estarán orientados a garantizar el abastecimiento de la población mundial, permitiendo la siembra en espacios pequeños y la producción a gran escala dentro de las propias ciudades, reduciendo el impacto y el coste del transporte de alimentos al consumidor final. Además, al estar monitorizado y controlado, el modelo agrícola es independiente de las condiciones climáticas, y la automatización elimina la necesidad de actividad humana en varias etapas del proceso. Sin ir más lejos, en Japón han creado granja vertical que produce 30000 lechugas por día y cuya siembra se realiza a través de sistemas hidropónicos y aeropónicos.

Este tipo de granjas necesitan un 99% menos de agua que los campos al aire libre, usan un 40% menos de energía y generan un 80% menos de residuos, aunque el problema es el coste que apareja su implantación, por lo que no se sabe cuándo serán comercialmente viables.

Acuaponía

Otra de las revoluciones del futuro será la extensión de la acuaponía, un término que parte de la combinación de las palabras “acuicultura” (producción de organismos acuáticos) y ‘hidroponía’ (producción de plantas sin suelo). Este sistema sustentable de producción de plantas y peces permitirá criar peces bajo huertos urbanos -tanto a nivel particular como industrial-, ahorrando un 90% de agua y eliminando productos químicos tóxicos.

La base del sistema acuapónico es que los peces son los responsables de producir el fertilizante de la tierra a partir de los desechos de lo que comen. Este compostaje natural es bombeado hacia la superficie y absorbido por las plantas, que a su vez purifican el agua mediante sus raíces, sin necesidad de añadir agua limpia cada semana

Resultado de imagen de Fuente | Aquaponic Systems

Carne in vitro

También denominada carne artificial o carne cultivada, consiste en la producción de productos cárnicos por medio de la tecnología “ingeniería de tejidos”. cuyas ventajas con respecto a la carne tradicional pasan por la economía, la salud, el bienestar de los animales y el respeto al medio ambiente. El procedimiento consiste en que las células madre se extraen de animales vivos sin ocasionarles ningún daño y se sitúan en un medio de cultivo donde pueden multiplicarse y crecer de manera independiente al animal, sin manipulación genética.

Sin ir más lejos, Memphis Meats, que hace poco logró recrear en laboratorio carne de ternera, lo hizo recientemente con la de pollo y pato. El problema, por el momento, es la gran cantidad de recursos que requiere para su producción. Eso sí, la demanda del mercado ya existe: un estudio reciente encontró que el 70.6% de los consumidores estadounidenses están interesados ​​en probar la carne de vacuno cultivada en laboratorio.

Productos animales artificiales

Otra vía para la obtención de carne artificial es usar el aprendizaje automático para comprender la compleja química tras estoss productos y encontrar la manera de replicarlos. Podría emplearse, además, para otros alimentos de origen animal como los huevos, la leche o el queso.

https://i2.wp.com/cdn2.ticbeat.com/src/uploads/2017/09/infografia-futuro-de-la-comida.png

Avances. Científicos descubren el método preciso para mejorar las frutas

 

Avances. Científicos descubren el método preciso para mejorar las frutas

 Itongadol.- Los investigadores del instituto de ciencias Weizmann en Israel descubrieron una manera de alterar especificas partes de frutas y vegetales para hacerlos parecer mejor y con un sabor más delicioso.

Cortando el ADN en un método especifico, los investigadores son capaces de llevar a cabo distintos tratamientos sin modificar la planta. Esto representa un mayor nivel de precisión dentro de lo que hoy es posible, podría ser un factor que altere el juego para quienes cultivan productos agrícolas.

El descubrimiento tiene un potencial significativo para los productores de frutas y hortalizas. Mientras que los científicos saben mucho sobre el ADN de los principales cultivos como el tomate, el trigo y el plátano, sus intentos por alterar el ADN de estas plantas han sido previamente aleatorios e impredecibles.

Este nuevo mecanismo permite a los científicos cambiar rasgos específicos sin afectar a miles de otros rasgos dentro de la planta.

Los científicos de Weizmann descubrieron que este proceso ocurre mucho más frecuentemente de lo que se creía anteriormente, y que puede ser manipulado para cambiar rasgos. Los científicos sólo necesitan elegir el rasgo que quieren copiar, cortar el ADN de la manera correcta, y luego pueden dejar que el proceso de reparación natural hacer el resto.

En un experimento, fueron capaces de hacer amarillas las plantas de tomate cortando con precisión el ADN de la planta. Debido a que se centraron en el color, fueron capaces de rastrear visualmente la reparación del ADN; Esto les ayudó a descubrir que la recombinación homóloga (la copia de rasgos que fueron capaces de manipular) se produjo en el 14% de los casos de reparación.

“Ahora que hemos demostrado que la recombinación homóloga inducida intencionalmente se produce con una frecuencia tan alta, los fitomejoradores pueden comenzar a aprovechar este mecanismo”, explicó el profesor Avraham Levy, que dirigió el estudio.

Los secretos de la comida para equilibrar tus emociones

Nuestros malos hábitos alimenticios son la respuesta de nuestro estado de ánimo. Conoce de qué se trata la alimentación emocional y cómo lograr un equilibrio nutricional.
Los secretos de la comida para equilibrar tus emociones

Crédito: Depositphotos.com

Científicos logran reproducir en cautiverio mejillones Greenshell™


Mejillones de labios verdes. (Foto: Stock File)

Un equipo de científicos ha logrado un gran avance en la cría comercial de mejillones, al conseguir, con ingeniosos métodos, reproducir en cautiverio mejillones Greenshell ™. Se estima que el fruto de sus esfuerzos podría representar unos NZD 200 millones (USD 138,5 millones) anuales para la economía neozelandesa.

Los métodos empleados -baños calientes y dispositivos vibradores- han hecho posible que la primera camada de mejillones del vivero Spatnz esté lista para su cosecha y consumo, después de años de investigación en Nelson.

“Normalmente, estos mejillones se desarrollan en su medio natural y esperamos a que sus bebés, conocidos como spat, lleguen a las playas atrapados en algas marinas o que se adhieran a cuerdas flotantes. Eso ha complicado las operaciones de los productores de mejillón de Nueva Zelanda, quienes tenían que cruzar los dedos y esperar disponer de una cantidad suficiente de crías para sus granjas de año en año”, señala Rodney Roberts, jefe de Spatnz.

El científico explica que los experimentos se realizaron con iluminación, baños a diferentes temperaturas y distintos sonidos, hasta conseguir la combinación exacta de luz, temperatura y pequeñas vibraciones que parece ser más apropiada para impulsar a los mejillones a producir cantidades máximas de esperma y huevos.

“Ahora podemos producir miles de millones de huevos de mejillón cada mes, y la gran noticia es que se están convirtiendo en mejillones fuertes, de crecimiento rápido y más consistentes”, subraya Roberts.

Por su parte, el presidente de Aquaculture New Zealand , Bruce Hearn, se mostró esperanzado de lo que este importante avance puede significar para la industria.

“Hay muchos aspectos de las crías salvajes; difieren en cantidad y calidad, y uno nunca sabe cuando vienen y cuando se pueden conseguir, así que no hay certeza. Una de las ventajas de las crías obtenidas en viveros es que sabremos cuándo las podemos recibir y prepararnos para ese momento. Esto hará una gran diferencia. Puede ser difícil apreciar cuánta diferencia hará, pero de por sí es una gran ventaja”, afirma Hearn.

Por otra parte, el CEO de Aquaculture New Zealand, Gary Hooper, opina que las semillas de mejillón de criadero representan un cambio de juego para la industria, ya que abren todo tipo de oportunidades para la cría selectiva y el desarrollo de productos en áreas de alto valor, como lo nutracéuticos y los súper alimentos.

El vivero Spatnz y la ciencia que lo respalda son el resultado de la colaboración entre el Ministerio de Industrias Primarias (MPI) y Sanford, la empresa de pescados y mariscos más antigua y más grande de Nueva Zelanda, a través del proyecto Primary Growth Partnership.

El director general de Sanford, Volker Kuntzsch, aclara que si bien su compañía y los productores con los que tiene contratos son los que se beneficiarán inicialmente de los avances científicos y tecnológicos, uno de los requisitos de este programa de asociación es que con el tiempo la tecnología sea compartida a toda la industria.

Los científicos buscan aumentar la producción de alimentos

Expertos en agrigenómica han defendido hoy en Barcelona la manipulación genética de las plantas para incrementar hasta en un 70 por ciento la producción mundial de alimentos y abastecer con ello a los habitantes de la Tierra en el año 2050.

Aunque desde el año 2000 los científicos han secuenciado el genoma de 80 especies de plantas, como el melón, la fresa o 3.000 variedades de arroz, lo que ha incrementado su producción, aún no es suficiente y se precisa multiplicar la cantidad y la calidad de los alimentos, según el coordinador del programa de Genómica de Plantas y Animales del Centro de Investigación Agrigenómica (CRAG), Josep Casacuberta.

Los expertos internacionales en genómica vegetal y agrigenómica que se reúnen este martes y miércoles en el CosmoCaixa de Barcelona, convocados por B·Debate, han abogado por modificar la genética de las plantas para poder obtener más y mejores alimentos de una forma sostenible.

Según ha explicado Josep Casacuberta, “la modificación de los genes de los alimentos es algo que se ha hecho siempre porque sin ella no hay evolución posible”.

Prejuicios sociales

Por eso, ha pedido romper los prejuicios y falsas afirmaciones que se atribuyen a estas acciones científicas.

La modificación del genoma de las plantas ha causado un incremento en la producción y calidad de los alimentos a lo largo de más de 10.000 años de agricultura y “los últimos avances en genética vegetal permiten continuar estas mejoras de forma más eficiente”.

Uno de estos avances, ha explicado el coordinador de estas jornadas, es “la nueva transgenia, que ofrece más calidad, es más fina y tiene menos efectos indeseados”, y ha avisado que estos avances ya son utilizados en Estados Unidos, mientras que en la UE tardará todavía unos años debido a los prejuicios sociales.

Sobre el uso del agua y de superficie cultivada para aumentar la producción, el coordinador ha explicado que “la transgenia no es la solución a todos los problemas”, pero sí es una herramienta que puede ayudar mucho a afrontar los nuevos retos, que son producir más y mejores alimentos sin precisar de más superficie ni agua y en condiciones adversas, fruto del cambio climático”.

Esto, ha añadido, “solo puede hacerse” mediante la genética vegetal, que ha mejorado mucho en los últimos años y que ha permitido secuenciar más de 80 plantas habituales en la alimentación humana, como la fresa, el arroz y el melón.

Alimento para animales

Respecto a los alimentos transgénicos en España y Europa, Casacuberta ha asegurado que prácticamente no se come ninguno y ha señalado que hay entre 40 y 50 diferentes productos para importación, pero en Europa se utilizan para la alimentación animal.

A modo de ejemplo, ha citado el maíz MON 810, que es cultivado para alimentación animal, y ha declarado que “son los agricultores quienes deciden si plantan transgénicos o no, depende de las condiciones climáticas y plagas”.

Según ha explicado a Efe uno de los expertos que asisten al encuentro, el director del Instituto de Genómica de Arizona, Rod Wing, “los transgénicos jugarán un rol importante en un futuro”, pero hay que tener cuidado introduciendo transgénicos en la sociedad.

Rod Wing prefiere “trabajar más con la variación de la naturaleza, porque la gente comprará más esto”, y avisa que “la sociedad cometió un error, hace tiempo ya, en la introducción de estos productos”.

Por su parte, el catedrático de Ecología, Evolución y Biología de la Universidad de Iowa (Estados Unidos) Johathan Wendel coincide con Wing al declarar a Efe que los transgénicos “no necesariamente” contribuirán al futuro.

“La agricultura tiene muchos retos en el futuro y los transgénicos pueden ser parte de la solución”, ha concluido Wendel.

Avances. Israelíes crean híbridos de frutas y verduras perfeccionadas genéticamente

 

 Itongadol/AJN.- Una gran variedad de verduras y frutas nunca antes vistas – o probadas – fueron desarrolladas por científicos y agricultores israelíes en los últimos años. Ya sea que se trate de frutillas dulces, albahaca con vida útil más larga, nano-sandías o combinaciones de cítricos, los híbridos de frutas israelíes sorprenden al mundo.Los efectos de la modificación de las frutas y verduras son muchos: el cambio de sus formas para que se pueden empaquetar bien o se conviertan en comida para picar en las fiestas; la prolongación de su vida útil, por lo que se pueden exportar desde Israel a los mercados de todo el mundo; o la combinación de sus características, para que los consumidores puedan disfrutar de una fruta perfeccionada. Algunas de estas frutas y verduras modernas se convirtieron en un éxito en Europa.

Gran parte de la investigación israelí en frutas y verduras se lleva a cabo en el Centro Volcani de Investigación Agrícola (ARO) y en la Facultad de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente de la Universidad Hebrea.

La investigación se centra en la mejora de cultivos y productos. Sin embargo, “lo que interesa a los compradores es la vida útil, la forma y la resistencia a las enfermedades transmitidas por los alimentos”, explicó al medio israelí NoCamels el profesor Nativ Dudai, jefe de la Unidad de Plantas Medicinales y Aromáticas en ARO. “El aroma y sabor es lo que menos importanta, por desgracia, aunque yo personalmente soy inflexible en cuanto a esos temas en las hierbas frescas.”

Durante las últimas décadas, el aroma y sabor de las frutas se ha erosionado, y “los científicos están siendo culpados por no hacer frente a eso”, resaltó. “El problema es que la mayoría de los científicos trabaja para agricultores, productores y gobiernos, y tienen presupuestos limitados.”

Nuevos avances científicos de Nestlé

l.la-alimentacion-del-bebe-de-seis-meses_1373966206
Sobre las bacterias intestinales de los bebés
infoRETAIL.- Nestlé ha participado en un estudio que revela la importancia de factores externos, como la modalidad de parto, en el desarrollo de las bacterias intestinales de los bebésEn concreto, el centro privado de investigación nutricional Nestlé Research Center (NRC) ha señalado que a estas bacterias intestinales se las denomina comúnmente el microbioma humano y está formado por unos 100 billones de microorganismos que habitan en el cuerpo y que realizan funciones importantes como, por ejemplo, la de modular el sistema inmunitario.

Los resultados del estudio aportan nuevos datos que podrían contribuir para desarrollar productos nutricionales específicos para mujeres embarazadas. El estudio se publicó el 3 de febrero en la revista mBio, que edita la Sociedad Americana de Microbiología.

Nestlé colabora con el Consorcio EpiGen desde 2011 con el objetivo de estudiar cómo la dieta y el estilo de vida de las mujeres embarazadas influyen sobre la actividad de los genes de sus bebés y cómo estos sutiles cambios epigenéticos afectan al futuro crecimiento y desarrollo saludable de sus hijos.