Cómo las algas pueden ser arma para combatir el cambio climático

Los científicos que esperan alcanzar el objetivo del acuerdo climático de París, que busca limitar el aumento de la temperatura global a menos de dos grados Celsius, creen que podrían tener una solución: las microalgas marinas.

Estos organismos unicelulares de crecimiento rápido no sólo proporcionan biomasa para combustibles neutros en carbono, sino que también pueden proporcionar alimentos para animales y suplementos proteínicos de alta calidad para población humana.

Las algas absorben dióxido de carbono atmosférico, pueden sobrevivir en agua salada y en aguas residuales, ahorrando recursos de agua dulce para las necesidades humanas. Se les puede cultivar en charcos poco profundos construidos y mantenidos en regiones libres de tierra cultivable, necesitan poco fertilizante y no requieren pesticidas.

Al igual que el maíz, la caña de azúcar y el sorgo, las microalgas se pueden convertir en biocombustibles casi carbono-neutral, lo que significa que agrega poco carbono adicional a la atmósfera.

Una empresa estadounidense de biotecnología ya produce combustibles diésel a base de algas, que se pueden usar en automóviles, camiones y buques; además fabrica un combustible para aviones que, según el sitio web de la compañía, promete un mayor alcance, menos emisiones y un menor costo de mantenimiento que los combustibles convencionales.

Esto es significativo porque el combustible para aviones sigue siendo una gran fuente de contaminación de carbono. Pronto, las algas podrían ser lo suficientemente baratas como para competir con los combustibles fósiles. La empresa Boeing está trabajando actualmente con aerolíneas japonesas y el gobierno japonés, para proporcionar vuelos impulsados con combustible de algas para los Juegos Olímpicos de 2020 en Tokio.

Pero las algas también pueden alimentar a animales y personas. Una vez que los aceites necesarios para producir biocombustible se extraen de las microalgas, el remanente es un subproducto rico en proteínas y carbohidratos.

Esa sustancia puede secarse y convertirse en alimento para el ganado, pollos, cerdos y otros animales, reemplazando a la soja como fuente de proteínas. Esto aliviará la demanda de tierra cultivable, que es crucial, especialmente cuando se espera que en las próximas décadas, la población mundial alcance los 9 mil millones de personas, justo cuando el cambio climático afectará notablemente las regiones de cultivo fértiles.

Pero los humanos también podrían beneficiarse de convertir a las algas en un suplemento proteico. Del mismo modo, el componente oleoso de las algas utilizadas para elabora los biocombustibles, puede convertirse en un sustituto de la mantequilla, el aceite y hasta las yemas de huevo.

Gracias en parte al alto contenido de proteínas de las algas, 1 hectárea de estanques de algas puede generar 27 veces más proteína que una hectárea de soja. Y la proteína de las algas es más nutritiva, ya que contiene vitaminas y minerales además de todos los aminoácidos esenciales.

Los humanos han cosechado plantas desde los albores de la civilización. Las algas representan una nueva frontera, y los científicos y productores aún están experimentando para conseguir la mejor manera de cultivar, cosechar y procesar algas a escalas industriales.

La industria del turismo es responsable del 8% de las emisiones de carbono del mundo

Pero cultivar algas nunca ha sido fácil. A pesar de la reputación de las algas como hierba de proliferación rápida, todavía se necesita mucha electricidad e ingenio para producir grandes cantidades de manera confiable.

Una vez que los productores superan los desafíos tecnológicos de las algas en crecimiento, podría ser un cambio de juego para todo, desde comida hasta combustible, dando un nuevo significado al término “ir verde”.

Acerca de eleansar

Me gusta escribir mucho, me la paso creando nuevas historias, no me gusta el calor y adoro los dias lluviosos y frós. Me quisiera ir a vivir a un pueblecito de los Pirineos y espero algun dia hacerlo

Publicado el 6 junio, 2018 en Biología, Tecnicas Médicas. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: