Archivos Mensuales: marzo 2018

Científico explica modelo que podría predecir terremotos con semanas de anticipación

Un equipo de científicos chilenos de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la Universidad de Chile, realizó un importante descubrimiento consistente en un método que podría ayudar a predecir terremotos hasta con semanas de anticipación.

Los investigadores descubrieron una relación entre la radiación que ocasionalmente entra al campo magnético de la tierra y la ocurrencia de sismos de gran intensidad.

 

El experto en radiación cósmica y líder la investigación, Enrique Cordaro, explicó a Radio Bío Bío cómo se dieron cuenta que había un elemento en común en los distintos terremotos que estudiaron.

Cordaro relató que al analizar los distintos movimientos vieron que antes de los terremotos el campo magnético hallado se desplomaba y cuando eso sucedía significa que las placas se estaban acomodando.
Sin embargo, y pese a la relevancia que podría tener el hallazgo para todo el planeta, el experto criticó la falta de apoyo a los avances científicos e incluso reconoce que el Centro Sismológico Nacional no lo ha llamado para discutir el descubrimiento.
Las mediciones que se realizan actualmente en distintos observatorios buscan seguir identificando el mismo patrón y así definir un modelo que logre predecir días y hasta semanas antes un terremoto.

El interés de los expertos en sismología y el financiamiento del Estado aparecen como el principal obstáculo para terminar la investigación.

 

 

Anuncios

Científicos descubren un nuevo continente oculto en el Océano Pacífico Zealandia

Científicos han descubierto un nuevo continente oculto a simple vista en el Océano Pacífico justo al lado de Nueva Zelanda.  Lo han llamado Zealandia

Zelandia, como se le ha llamado formalmente, es un continente con una masa terrestre de 5 millones de kilómetros cuadrados que se halla en gran parte sumergida en el suroeste del Pacífico.

Los 11 geólogos de Nueva Zelanda y Australia que descubrieron Zealandia dicen que debe ser confirmado como el octavo continente de la tierra, después de África, Asia, Antártida, Australia, Europa, América del Norte y América del Sur.

Después de reunir datos satelitales y muestras de roca, entre muchas otras cosas, 11 investigadores ahora tienen evidencia concluyente de que encontraron un nuevo continente en la Tierra apropiadamente llamado ‘Zealandia’.

Los investigadores publicaron un articulo en  GSA Today, una revista de la Sociedad Geológica de América, en ese articulo ellos mencionaron lo siguiente:

“Esto no es un descubrimiento repentino, sino una realización gradual; Tan recientemente como hace 10 años no habríamos tenido los datos acumulados o la confianza en la interpretación para escribir este documento “.

El estudio concluye que Nueva Zelanda y Nueva Caledonia no son sólo cadenas de islas, sino que forman parte de una región de 1,89 millones de millas cuadradas separadas de Australia. Los investigadores llaman a Zealandia como “el continente más joven, más delgado y más sumergido del planeta.

Imagen de isla Mauricio.
La teoría de que hay un nuevo continente en la Tierra llamado Zealandia no es nueva. En 2007, Hamish Campbell, uno de los autores detrás del informe de GNS, argumentó en su libro “En busca de la antigua Nueva Zelanda” que Zealandia estaba completamente sumergida antes de los cambios de placas continentales causando que Nueva Zelanda y Nueva Caledonia lograran emerger bajo el agua.

Bruce Luyendyk, geofísico de la Universidad de California en Santa Bárbara, acuñó el término “Zealandia” en 1995. Aunque no formó parte del equipo de investigación que trabajó en el estudio de GNC que demuestra que hay otro continente en la Tierra además de los que nosotros ya sabemos.

Luyendyk dijo que nunca tuvo la intención que Zealandia fuera un nuevo continente, él dijo que sólo acuñó el término para describir Nueva Zelanda, Nueva Caledonia, y algunas piezas y trozos de corteza que se separó de Gondwana, un supercontinente de 200 millones de años de edad.

“La razón por la que propuse este término es por conveniencia”, dijo. “Son piezas de la misma cosa cuando miras a Gondwana. Así que pensé, ‘¿Por qué sigues nombrando esta colección de piezas como cosas diferentes?’ ”

Luyendyk nunca pensó que los investigadores avanzarían en su idea de “Zealandia”. Como cualquier descubrimiento científico que vale la pena, el descubrimiento no sólo se llevó años, sino décadas de investigación minuciosa y exhaustiva y la recolección de datos antes de que fuera anunciado plenamente.

Según Business Insider, los investigadores utilizaron cuatro criterios para llegar a sus conclusiones.

El primero: La tierra que se eleva relativamente alto desde el fondo del océano.

El segundo: Una diversidad de tres tipos de rocas: ígneas (arrojadas por volcanes), metamórficas (alteradas por calor o presión) y sedimentarias (hechas por erosión).

El tercero: Una sección de corteza más gruesa y menos densa en comparación con el suelo oceánico circundante.

El cuarto:  “Límites bien definidos alrededor de un área suficientemente grande para ser considerado un continente en lugar de un microcontinente o fragmento continental”.

Después de estos estudios los geólogos determinaron que Nueva Zelanda y Nueva Caledonia cumplen los criterios uno, dos y tres. Ambas regiones se elevan lo suficiente desde el fondo del océano para que sea fácil imaginar que son parte de un continente más grande en la corteza terrestre.

Ambos también son geológicamente diversos y están hechos de una corteza más gruesa y menos densa.

Ahora que se confirma que hay un nuevo continente llamado Zealandia, los investigadores se presentan con nuevas oportunidades para predecir y examinar cómo se mueve la corteza continental de la Tierra.

Vídeo:

Embriones congelados y ovarios artificiales, esto no es ciencia ficción

Henrik Jonsson

Podemos vislumbrar que, en un futuro no muy lejano, un óvulo congelado pueda ser madurado en un ovario artificial y fertilizado.

El desarrollo científico debe darse en miras de mejorar nuestras vidas, de darnos opciones para realizar nuestros planes de vida, ayudarnos a lograr nuestros sueños. De lo contrario, resulta contraproducente.  Hoy quiero hablar de las posibilidades, que en un futuro, nos darán los avances científicos en reproducción asistida.

Hace unas semanas se dio a conocer que una mujer dio a luz a un bebé saludable de un embrión que fue congelado hace más de 20 años. Este hecho supuso un progreso para la medicina reproductiva; pues es el nacimiento de un embrión con más años de congelamiento.

El Centro Nacional de Donaciones de Embriones (NEDC) ubicado en Knoxville, Tennessee, realizó el anuncio el pasado diciembre. De acuerdo con el NEDC, el embrión, concebido por otra pareja, fue congelado en 1992. Un dato curioso de este caso es que la mujer que dio a luz al embrión nació en 1991.

Esto es un hecho que genera polémica. Y en este tema, como en la vida, no hay mejor cosa que poner a las personas a pensar y a debatir sobre un tema para darle visibilidad. Pero, entonces, además de esto, ¿qué otras cosas podemos ver? Y no hablo de un episodio de Black Mirror, sino de la realidad hoy… ¡mañana ya veremos!

Ahí vienen los ovarios artificiales…

Los ovarios artificiales pueden ser una solución para las mujeres que han sobrevivido al cáncer. Las mujeres menores de 40 años representan alrededor del 10% de los sobrevivientes de cáncer. Al someterse a la quimioterapia o la radiación sus posibilidades de tener hijos disminuyen significativamente. Los óvulos se producen en los ovarios con folículos, después de que el óvulo madura el folículo lo libera del ovario y pasa a las Trompas de Falopio donde puede ser fertilizado por el esperma. Los folículos también producen hormonas, que viajan a través del torrente sanguíneo a otras partes del cuerpo. Cuando una mujer se somete a un tratamiento por cáncer, los folículos pueden ser destruidos, haciendo que los ovarios pierdan la capacidad de liberar óvulos y hormonas. Sin óvulos, ni hormonas el embarazo no se puede realizar.

Es por esto que durante varios años los médicos y científicos han trabajado en desarrollar ovarios artificiales que puedan contener óvulos. Diferentes proyectos han buscado desarrollar estos ovarios, desde ovarios desarrollados con impresión 3D hasta otros utilizando células donadas que maduran los óvulos. Así, antes de someterse a un tratamiento de radiación o quimioterapia, se pueden extraer los óvulos para posteriormente ser madurados en una estructura artificial.

Aunque todavía no se ha logrado desarrollar un ovario artificial 100% apto para óvulos humanos, podemos vislumbrar que, en un futuro no muy lejano, un óvulo congelado pueda ser madurado en un ovario artificial y fertilizado. De esta forma la ciencia le estará dando la posibilidad de tener hijos a aquellas mujeres que, por someterse a un tratamiento, o por decidir posponer tener hijos más allá de la edad óptima de fertilidad, no puedan concebir de manera natural.

El científico al que salvó la tecnología

Con un leve movimiento de mejilla podía realizar cualquier tarea. Superó las expectativas de cualquier enfermo de ELA que, de media, viven entre 3 y 6 años.

  • Image

Con sólo 21 años, a un joven y ambicioso físico le empezaron a fallar las fuerzas. Tras su paso, sin pena ni gloria, por el colegio, acababa de encontrar en la universidad y en la Física su gran motivación. En su cabeza ya circulaban las ideas de los agujeros negros y de la mecánica cuántica, pero sus piernas ya no le respondían como antes. Cada vez era más patoso y no entendía por qué. Finalmente, los médicos dieron con la enfermedad que estaba detrás: la Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA), una dolencia neurodegenerativa para la que no existía (en los años 60) ni existe cura. Sólo sabía que su cuerpo le iba a fallar progresivamente, que sus músculos no le responderían.

Él mismo reconocía, años después, cómo recibió la terrible noticia: «Mis expectativas se redujeron a cero. Era importante que llegara a apreciar lo que tenía… también es importante no enfadarse, no importa lo difícil que sea la vida, ya que puedes perder toda la esperanza si no puedes reírte de tí mismo y de la vida en general», sentenció en una entrevista en 2016. Y es que en ese momento, los médicos ya le habían puesto una fecha límite a su vida, por eso él sabía que tenía que exprimir esos dos años que le dieron al máximo.

¿Qué es exactamente la ELA? Jesús Esteban es el coodinador de la Unidad de ELA del Hospital 12 de Octubre de Madrid y explica que «es una enfermedad que afecta a alguna o a todas las neuronas motoras y que, a medida que va avanzando, la situación del enfermo va empeorado y extendiéndose, colonizando cada vez más territorio», sostiene el experto. La estimación que hacen de las personas que pueden padecerla es de «uno de cada 400» y, aunque pueda parecer una cifra alarmante, si lo comparamos con la demencia es bastante baja –una de cada 4 la sufrirá–. Lo peor de esta enfermedad llega cuando se habla de su supervivencia. «La media es de tres a seis años», dice Esteban.

Entonces, ¿cómo fue capaz Hawking de vivir 55 años con esta enfermedad? Esteban apunta a dos variables. «Sólo existe entre un 5 y un 10% de personas con ELA que sobreviven entre 20 y 30 años. Son una excepción y puede estar relacionado con el gen afectado». Y es que los médicos aún están impactados con la longevidad del divulgador británico: «El hecho de que el profesor Hawking haya sobrevivido todo este tiempo es muy inusual, bastante inusual», aseveró a la «BBC» el doctor Mel Barry, de la Asociación de Enfermedades Neuronales de Reino Unido.

Además del factor genético, «gracias a los avances médicos hemos conseguido prolongar la vida de los pacientes. En 1992 salió el único medicamento parcialmente eficaz y a ello hay que sumar las medidas de soporte que les ayuda a ventilar y a reducir la incapacidad motora que produce la enfermedad», subraya Esteban. Eso sí, hay un músculo que, por su fortaleza, es capaz de luchar contra el proceso de la enfermedad: «los responsables del movimiento de los ojos», dice el doctor. Por ello, no sorprende que todos los sistemas de comunicación que se van creando para evitar que estos enfermos se aislen al no poder pronunciar palabra, se controlen con la mirada, aunque no es el caso de Hawking. Para él, las herramientas técnicas fueron más que importantes, marcaron su supervivencia. Es más, el físico llegó a decir que la Tecnología había hecho más por él que la Medicina. Y muchos expertos estiman que ese apoyo técnico ha sido otra de las claves de su longevidad. «Sin duda, los soportes tecnológicos garantizan la supervivencia y les dan una mayor independencia», dice Esteban. El científico británico teorizaba y era capaz de comunicarse gracias a los músculos de su mejilla, los únicos que, en los últimos años, podía mover.

Sin duda, uno de los rasgos característicos de Hawking –y también uno de los más imitados– es su voz robótica. Y es que, conocer en 1997 a Gordon Moore, cofundador de Intel, le cambió la vida. Con leves movimientos de mejilla podía activar un sensor infarrojo colocado en sus gafas y, así, el cursor en la pantalla de su ordenador Intel se encendía y seguía sus órdenes. Ese movimiento –tan poco importante para muchos– le permitía controlar un teclado virtual con un avanzado sistema de predicción de palabras. Las letras pasaban por delante y él con el gesto de mejilla seleccionaba las que quería.

A lo largo de los últimos diez años, ha sido el equipo de la compañía informáticca el responsable de actualizar el sistema del científico, que ya incorpora sensores de velocidad, acelerómetros, una cámara 3D y un software de predicción de palabras sofisticado que puede reducir las pulsaciones necesarias para escribir. De esta forma, predecía que sí Hawking decía «agujero», el sistema lo completaba con «negro». Su silla le conocía mejor que su familia, era su mejor aliado.

La Unión Europea observa los resultados científicos del Proyecto ‘Life + Alchemia’

La Unión Europea (UE) observa con atención todos los progresos y avances que se van a implementar gracias a los resultados científicos del Proyecto ‘Life + Alchemia’, que investiga la aplicación de nuevas tecnologías para lograr la mejora de la calidad de las aguas destinadas a consumo humano. Almería es uno de los socios que están colaborando con esta iniciativa.

La Unión Europea (UE) observa con atención todos los progresos y avances que se van a implementar gracias a los resultados científicos del Proyecto ‘Life + Alchemia’, que investiga la aplicación de nuevas tecnologías para lograr la mejora de la calidad de las aguas destinadas a consumo humano. Almería es uno de los socios que están colaborando con esta iniciativa.

En un comunicado, la Diputación ha revelado que sus responsables técnicos encargados del Proyecto ‘Life + Alchemia’ han participado en una reunión de coordinación con el resto de socios del proyecto. La cita ha tenido lugar en Valladolid y ha contado con la presencia de miembros del Centro de Investigación de Energía Solar de la Universidad de Almería, el Centro Tecnológico ‘Cartif’, las universidades estonias de Tartu y Tallin, y la empresa de aguas de Estonia, ‘Viimsi Vesi Ltd’.

El monitor que tutoriza este proyecto ha informado a todos los socios del equipo de ‘Life + Alchemia’ que los resultados científicos de esta iniciativa son los que más interés han suscitado entre todos los seleccionados de la convocatoria de fondos europeos.

Así, la Diputación de Almería ha explicado que “en la UE están muy interesados en este proyecto porque se podría replicar en todo el mundo y se podría lograr un altísimo nivel de eficiencia en el uso de los recursos de agua y energía en la potabilización de aguas. Es uno de los de mayor valor científico”.

En el encuentro celebrado en las instalaciones de ‘Cartif’, se ha podido evaluar el proyecto y el grado de avance de cada una de las acciones que se están desarrollando en el marco del mismo. En este sentido, desde Almería, la Diputación Provincial y el Ciesol de la UAL han comunicado los avances que se han realizado en los trabajos de campo y de laboratorio.

En Almería, ya se han llevado a cabo tomas de muestras y trabajo de campo en los tres municipios que van a contar con las plantas piloto de potabilización de aguas: Alboloduy, Benizalón y Tahal. Además, el centro de la UAL ya ha caracterizado las aguas que se van a tratar en estos municipios y ha puesto en funcionamiento una planta a escala de laboratorio para el filtrado de aguas y la potabilización, basada en el modelo que se instalará en los tres pueblos seleccionados.

La experiencia adquirida en la explotación de esta planta piloto de laboratorio será tenida en cuenta en el proceso de toma de decisiones, previo a la redacción de los proyectos técnicos de las potabilizadoras a construir en Alboloduy, Benizalón y Tahal, y en la selección de los materiales de relleno de los lechos filtrantes. Además, estos conocimientos también permitirán optimizar las labores de explotación y mantenimiento de las plantas, una vez estén en servicio.

El objetivo de estas plantas piloto es la prueba de distintos productos de filtrado existentes en el mercado para la eliminación de la radiactividad natural bajo distintas estrategias de explotación. También se quiere evaluar la capacidad de eliminación de otras sustancias nocivas para la salud presentes en aguas artificiales, que serán generadas en laboratorio por el personal del proyecto.

La Diputación de Almería es uno de los principales socios en este proyecto de investigación, que busca demostrar la viabilidad de nuevos sistemas para la eliminación de la radioactividad natural de las aguas subterráneas. Esta iniciativa está financiada con cargo a los Fondos Europeos y cuenta con un presupuesto total de 1.523.000 euros, de los que 800.000 euros recalarán en la provincia.

Desde el área de Fomento, el diputado Óscar Liria ha felicitado al personal que está impulsando esta investigación porque “están desarrollando un proyecto histórico, que puede ser trasladado a todo el mundo. Se trata de una optimización respecto a la ósmosis, que podría pasar del 40 por ciento de agua desaprovechada actualmente, al diez por ciento. Estamos hablando de un proyecto que podría hacer de una tierra que ya es puntera en la eficiencia, una referencia a nivel mundial”.

Los avances científicos que nos acercan al útero artificial

Científicos de todo el mundo trabajan en la ectogénesis, la capacidad de desarrollar un feto fuera del cuerpo humano. Alcances de un proyecto que ya tuvo éxito en corderos y que en los próximos años podría aplicarse en humanos

 

Los avances de la medicina logran cada día empujar aún más los límites posibles de la vida. No sólo en prolongar la vida de las personas adultas, sino también para permitir la supervivencia de los más chicos, como los bebés prematuros.

Condicionados por su baja calidad de vida futura debido a posibles complicaciones de salud por la inmadurez de sus órganos, en los últimos años, científicos de todo el mundo están abocados al desarrollo de un aparato médico innovador que será vital para ayudar a los bebés prematuros a desarrollarse sin consecuencias mayores: un útero artificial.

El desarrollo de un útero artificial puede prevenir la muerte de más de un millón de bebés prematuros cada año en el mundo

El desarrollo de un útero artificial puede prevenir la muerte de más de un millón de bebés prematuros cada año en el mundo

Se trata de una tecnología transhumanista que en pocos años puede ser una realidad. Esa misma realidad que ya se aplica en ratones y hasta corderos. Se la llama ectogénesis. Y es la capacidad de desarrollar un feto fuera del cuerpo humano, en un útero artificial.

El término ectogénesis fue acuñado en 1924 por el científico británico J.B.S. Haldane, que predijo que para el 2074 solo el 30% de los nacimientos iban a ser humanos. Y esa fecha puede quedar demasiado distante, si se tienes en cuenta los últimos avances en la medicina, con pruebas reales efectuadas en en animales de laboratorio.

“Hay dos esfuerzos que son citados comúnmente. Centrándose en encontrar la manera de salvar a los bebés prematuros, el profesor japonés el Yoshinori Kuwabara, de la Universidad de Juntendo, gestó con éxito embriones de cabra en una máquina que mantiene el líquido amniótico en tanques.

Cada año nacen 15 millones de chicos prematuros en el mundo según la OMS

Cada año nacen 15 millones de chicos prematuros en el mundo según la OMS

Por otro lado, en el proceso que se centra en ayudar a las mujeres incapaces de concebir y gestar bebés, la doctora Helen Hung – Ching Liu, directora del laboratorio de endocrinología reproductiva en el Centro de Medicina Reproductiva e Infertilidad de la Universidad de Cornell tuvieron éxito en 2013 en el crecimiento casi completo de un embrión de ratón, mediante la adición de tejido endometrial a un “andamio” extra-uterino construido con bioingeniería”.

Pero la novedad más relevante ocurrida en este campo sucedió el año pasado con un estudio científico publicado en la revista Nature Communications, donde investigadores del Hospital Infantil de Filadelfia, Estados Unidos, crearon un dispositivo mantuvo con vida fetos “extremadamente prematuros” de corderos durante cuatro semanas.

Con el objetivo de probar su útero artificial, los médicos del hospital estadounidense colocaron corderos que nacieron de forma prematura en bolsas transparentes que recreaban el útero y conectaron sus cordones umbilicales a una máquina que oxigenaba su sangre. A partir de allí, los corderos pudieron desarrollar órganos como el cerebro o los pulmones durante cuatro semanas.

El experimento exitoso con un cordero en EEUU en 2017

El experimento exitoso con un cordero en EEUU en 2017

Este avance “podría llegar a ser efectivo con niños extremadamente prematuros –aquellos que nacen entre las 23 a las 25 semanas de gestación“, aseguraron los científicos en la publicación que dio la vuelta al mundo.

“Gracias a este nuevo dispositivo, estos pequeños podrían tener tiempo para desarrollar adecuadamente sus pulmones, su corazón, su cerebro y su frecuencia respiratoria, entre otros”, afirmaban los expertos durante la presentación de un útero artificial que emula las condiciones en el interior del útero materno.

Ahora, a 10 meses de ese logro, estudiantes del Instituto de Artes de Arnhem, en los Países Bajos, crearon un prototipo de útero artificial que tiene como objetivo desarrollar bebés fuera del vientre materno. Según los desarrolladores de la idea más artística que científica, la incubadora sería capaz de desarrollar un bebé obtenido por inseminación artificial desde casa.

Play

Características de ‘Par-tu-ri-ent’

Los creadores del producto aseguraron que optaron avanzar con ‘Par-tu-ri-ent’, nombre con el que se conoce a este útero artificial, después de conocer que el Hospital Pediátrico de Filadelfia, en Estados Unidos, había desarrollado con éxito un útero artificial para animales prematuros extremos y que el próximo objetivo del grupo era el de mejorar el sistema y adaptarlo a un ser humano en los próximos cinco años.

Una vez incluido el óvulo fertilizado en la incubadora, los padres del futuro niño podrán trabajar y hacer vida normal mientras el feto se va desarrollando. El prototipo cuenta con una plataforma mediante el que los padres podrán hacer un seguimiento de lo que el bebé ha comido a través de las vías instaladas en la incubadora y lo que necesita para mantenerse saludable.

También cuenta con un micrófono para grabar sonidos mientras el bebé sigue creciendo en la incubadora. Por último, el prototipo dispone de un dispositivo que te permitirá sentir los latidos de corazón del feto e incluso las patadas que dé. A pesar de que es un concepto teórico, y que los desarrolladores de la idea han asegurado que no lo llevarán a la realidad, nos muestra varias pistas de cómo podría ser el futuro.

Prevenir la morbilidad en niños prematuros

Alan Flake, autor principal del trabajo que dio el puntapié en esta investigación y presentado por el Hospital Infantil de Filadelfia precisó: “Nuestro sistema podría prevenir la severa morbilidad que se produce en niños extremadamente prematuros. Ofrece una tecnología médica que no estaba disponible hasta ahora”.

Científicos advierten que todavía existen enormes retos a la hora de refinar la técnica de un útero artificial para humanos

Científicos advierten que todavía existen enormes retos a la hora de refinar la técnica de un útero artificial para humanos

A pesar de que la supervivencia de los fetos humanos de 23 semanas ha mejorado gracias a los cuidados intensivos para neonatales, los nacimientos extremadamente prematuros son todavía una de las principales causas de mortalidad y morbilidad entre los neonatos.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la prematuridad es la principal causa de defunción en los niños menores de cinco años, y provocó en 2013 cerca de un millón de muertes (últimos datos disponibles). Cada año nacen 15 millones de bebés antes de tiempo en el planeta. La OMS señala que el bebé prematuro se enfrenta a diversos problemas de salud como son la pérdida de calor corporal; tener más dificultades para alimentarse, y padecer infecciones graves con más frecuencia.

Esta investigación no aspira a reemplazar el útero durante la primera parte del embarazo, sino que intenta desarrollar nuevos modos de tratar a los bebés prematuros”, señaló el profesor de la Universidad de Edimburgo (Reino Unido) Colin Duncan, que también advirtió: “Todavía existen enormes retos a la hora de refinar la técnica”.

Entre las dificultades técnicas que todavía quedan por superar, Nature Communications destaca que la conexión del útero artificial al neonato por medio del cordón umbilical “podría no ser posible”, así como la necesidad de desarrollar un líquido amniótico adecuado para los neonatos humanos.

Avances científicos en México: Diseñan molécula para identificar proteínas del cáncer de mama

Resultado de imagen de Avances científicos en México: Diseñan molécula para identificar proteínas del cáncer de mama

Los avances científicos en México siguen siendo noticia. Un grupo de investigadores trabaja arduamente para crear una molécula que sea capaz de identificar las proteínas presentes en el desarrollo del cáncer de mama, todo esto a través de técnicas de nanotecnología y propiedades lumínicas de los materiales.

El experto del Departamento de Nanofotónica del Centro de Investigaciones en Óptica (CIO), Elder de la Rosa, señaló que antes de que se manifieste un tumor o una protuberancia, hay proteínas que se expresan y podrían ser detectadas.

Es una forma que el cuerpo tiene para anunciar que algo no funciona bien. ”A este fenómeno se le llama proteínas sobre expresadas y cada tipo de cáncer produce un tipo de proteína muy característica”, expresó  De la Rosa en la conferencia Bionanofotónica para detección de imágenes y terapia, en el marco del Simposio Fronteras de la Ciencia.

Informó que en etapas tempranas del cáncer, las proteínas sobreexpresadas son mínimas, por lo cual el desafío es poder elaborar una herramienta para poder encontrarlas.

“Nosotros estamos diseñando una molécula para detectar la sobre expresión de la proteína HER 2, la cual, es característica del cáncer de mama más agresivo. No todos los cánceres de mama la expresan, pero sí el más agresivo“, detalló el investigador para contextualizar este adelanto que forma parte de uno de los tantos avances científicos en México.

Según la publicación del Foro Consultivo Científico y Tecnológico, la investigación funcionará para ofrecer tratamientos dirigidos, o una alternativa diferente a la quimio y radioterapia, las que producen daños en las células buenas como en las malas.

Esta nueva molécula podrá coadyuvar a combatir y enfrentar de forma precisa a las células cancerígenas y fue una de las grands promesas dadas a conocer en el simposio que se realizó en el Museo Nacional de Antropología, organizado por la Sociedad Max Planck de Alemania y el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).