Mujeres científicas: tan importantes como los hombres, pero menos reconocidas

Mujer investigadora. Foto NUST MISIS

Montevideo, 12 feb (Sputnik).- Según expertos 2018 es un año de grandes desafíos: los avances logrados en cuanto a equidad y paridad en el ámbito científico no sólo se estancaron, retrocedieron. Sputnik consultó a mujeres científicas para explicarte por qué.

Dentro del campo de las ciencias, en tecnología, ingeniería y matemáticas la brecha entre hombres y mujeres es más notoria. A pesar de que año a año aumenta el número de graduadas en estas áreas, las mujeres que llegan a altos puestos, las que elaboran y gestionan políticas públicas, las que dan conferencias o ganan premios, siguen siendo muy pocas.

“La lucha es contínua”, dijo a Sputnik Lidia Brito, directora de la Oficina Regional de Ciencia para América Latina y el Caribe de la Unesco. Las oportunidades para desarrollarse profesionalmente en el ámbito científico no son las mismas que para hombres. De acuerdo con un estudio realizado por las Naciones Unidas (NU) en 14 países, la probabilidad de que las estudiantes terminen una licenciatura, una maestría y un doctorado en alguna materia relacionada con la ciencia es del 18%, 8% y 2%, respectivamente, mientras que la probabilidad para los estudiantes masculinos es del 37%, 18% y 6%.

“El desafío es cómo garantizar que todos puedan acceder a educación científica de calidad y ver cómo los sistemas de carreras pueden apoyar efectivamente a las mujeres en la ciencia. Es una cuestión que trasciende a la región. En ese sentido, sí, se han constatado grandes avances, pero queda mucho por hacer”, explicó Brito.

Trabajadoras bolivianas
Mujeres bolivianas. Archivo
En el mundo el porcentaje de mujeres científicas ronda el 30%; no obstante, en América Latina la cifra es más alta: alcanza el 45%. “La gran cuestión”, dijo Brito, es que las mujeres se concentran en algunas áreas de las ciencias (en las sociales por ejemplo), y en otras tienen muy baja representación (como en ingeniería).

A su vez, Brito señaló que “hay un retroceso en el curso de las carreras científicas en general, tanto en hombres como en mujeres. Si haces un análisis de género, rascas un poco más a fondo y ves que en particular las mujeres se bajaron en mayor porcentaje”. En cuanto a los cargos de gestión y dirección, señaló que “claramente en Latinoamérica hay menos representación femenina”. Tal es el caso argentino.

“Si bien las mujeres en Argentina han copado muchos lugares en las universidades, en el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas, en los cargos más altos no hay paridad. Las mujeres son minoría”, dijo a Sputnik María Gabriela Rovedatti, del Laboratorio de Toxicología de Mezclas Químicas de Exactas de la Universidad de Buenos Aires.

La científica Dora Carreón Freyre, investigadora del Centro de Geociencias de la Universidad Nacional Autónoma de México, sostiene que “el problema está en el tiempo que una mujer puede dedicar a estudiar e investigar si está cuidando niños y atendiendo una casa”.

“La distribución de tiempo es muy diferente entre hombre y mujer, entonces no hay un impedimento explícito para acceder a puestos altos, obtener becas o ganar premios, pero las evaluaciones generalmente se realizan por méritos, entonces el tiempo que le llevó a un hombre obtener un doctorado no va a ser el mismo que a una mujer si tiene hijos; eso no se evalúa”, explicó Carreón Freyre.

La opinión de la científica mexicana es compartida por Guadalupe Sabio, directora de un grupo de investigación del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares de España. “Cada vez hay más científicas, pero siempre hay una dificultad añadida para las mujeres porque es una carrera que exige mucha dedicación y todavía no hay equidad a la hora de tener hijos. Necesitamos que haya igualdad, más ayuda del Estado. Todavía hay muchos pasos que tenemos que dar para conseguirla”, aseguró.

En cuanto al reconocimiento que obtienen las mujeres por su desempeño profesional, todas están de acuerdo en que las evaluaciones son cada vez “más objetivas”. Sin embargo, el problema está en que “da igual si has tenido tres niños y baja tu producción académica durante tres años seguidos, porque te exigen lo mismo que a un hombre. Es evidente que teniendo tres años menos el porcentaje de mujeres que va a llegar a los premios siempre es menor”, explicó Sabio.

El 22 de diciembre de 2015 las Naciones Unidas (NU) resolvieron declarar el 11 de febrero Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia, con el fin de “lograr el acceso y la participación plena y equitativa en la ciencia […] y además para lograr la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres y las niñas”.

Este año las NU y la Royal Academy of Science International Trust recomiendan revisar y fortalecer las legislaciones nacionales y generar un marco normativo internacional son dos de las medidas propuestas para saldar la brecha entre hombres y mujeres. (Sputnik)

Anuncios

Acerca de eleansar

Me gusta escribir mucho, me la paso creando nuevas historias, no me gusta el calor y adoro los dias lluviosos y frós. Me quisiera ir a vivir a un pueblecito de los Pirineos y espero algun dia hacerlo

Publicado el 13 febrero, 2018 en Tecnicas Médicas, Varios. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: