Archivos Mensuales: octubre 2017

Avances biotecnológicos para el medio ambiente

Resultado de imagen de Avances tecnológicos para el medio ambiente

Científicos de la Facultad de Ciencias Agrarias de la Unju presentaron los primeros avances positivos de la biotecnología con microorganismo eficientes (ME) en el tratamiento de residuos de matadero en nuestra provincia. En el marco de la V Jornadas sobre la Ciencia del Suelo del NOA organizadas recientemente por la Filial NOA de la Asociación Argentina de la Ciencia del Suelo juntamente con la Facultad de Ciencias Agrarias  de la UNJU y el AER INTA AER Perico, y el apoyo de la Empresa Ledesma.

La investigación y desarrollo de esta novedosa biotecnología que permitiría resolver los diferentes problemas ambientales de la provincia se lleva adelante en el frigorífico Proyajo de Ciudad Perico a cargo de un equipo de científicos de la Facultad Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional de Jujuy encabezados por la Dra. Fany Altamirano.

Durante la presentación realizada en  el Salón Hansen de la prestigiosa unidad académica con la presencia de destacados investigadores, científicos y especialistas del ámbito regional y nacional. Los científicos jujeños destacaron que: “los microorganismos eficientes (ME) son un compuesto de 83 cepas de microorganismo diferentes, siendo los principales grupos de bacterias fototróficas, levaduras, bacterias productoras de ácido láctico y hongos de fermentación. Pueden emplearse tanto en la agricultura como en el tratamiento de aguas servidas y malos olores, y para resolver otros problemas ambientales”, aseguraron.

El objetivo del trabajo “fue investigar la posibilidad de contribuir con una alterativa ecológica, al proceso de biodegradación y transformación de los residuos sólidos y líquidos, productos de las faenas del matadero Proyajo de Perico, utilizando los ME”, señalaron los científicos y especialistas.

Respecto a los resultados: “el tratamiento de las aguas residuales lograron la eliminación del olor característico del proceso de transformación de residuos, clarificación del agua y una reducción considerable de los valores de PH y DBO. Mientras en el tratamiento de los sólidos lograron la disminución de las moscas y olores, y una aceleración de la degradación de los residuos”, explicaron.

En cuanto a las conclusiones de la aplicación de los ME: “Son eficientes en el tratamiento de aguas residuales, aceleran el proceso de compostaje de los residuos sólidos, resuelven problemas de malos olores y disminuyen la población de moscas, y sobre todo constituyen una tecnología de bajo costo que podría resolver los problemas ambientales de la provincia”, aseguraron los científicos.

Anuncios

Cómo la ciencia transformó al mundo en 100 años

El Nobel de Química Venki Ramakrishnan explica los grandes avances de la ciencia el último siglo  y por qué debemos involucrarnos

100 años de Ciencia

El descubrimiento de la estructura del ADN fue un “gran momento” en la ciencia. (Foto: Getty)

Si pudiéramos transportar milagrosamente a las personas más inteligentes desde alrededor de 1900 al mundo actual, se asombrarían al ver que ahora entendemos cosas que desconcertaron a los humanos durante siglos. Los avances científicos han sido increíbles.

Hace poco más de cien años, la gente no tenía idea de cómo heredamos y transmitimos nuestros rasgos o cómo una sola célula podía convertirse en un organismo.

100 años de Ciencia

Los inventos modernos a menudo se basan en descubrimientos que tienen unos cientos de años de antigüedad, dice Venki Ramakrishnan. (Foto: Royal Society)

No sabía que los átomos tenían estructura: la palabra misma significa indivisible.

No sabía que la materia tiene propiedades muy extrañas que desafían el sentido común.

O por qué hay gravedad.

Y no tenían idea de cómo empezaron las cosas, ya fuera la vida en la Tierra o el Universo mismo.

En estos días, gracias a descubrimientos fundamentales, podemos despejar o al menos comenzar a develar esos misterios.
Eso ha transformado la forma en que vemos el mundo y, a menudo, nuestra vida cotidiana.

Gran parte de lo que damos por sentado hoy es el resultado de una interacción entre la ciencia y la tecnología, con una impulsando a la otra hacia adelante.

Casi todas las invenciones modernas tienen uno o muchos descubrimientos fundamentales que lo hacen posible.

A veces, esos descubrimientos fundamentales se hicieron hace cientos de años.

Ni los motores a reacción ni los cohetes serían posibles sin el conocimiento de las leyes de movimiento de Isaac Newton, por ejemplo.

Hay grandes momentos en la ciencia, como el descubrimiento de la estructura del ADN que cambió nuestras perspectivas.

Pero incluso ese descubrimiento fue un hito que se basó en el trabajo deCharles Darwin y Gregor JohannMendel y presagió la biotecnología de hoy en día en la que todo el ADN de un ser humano, el genoma humano, ha sido secuenciado.

100 años de Ciencia

Alguien de principios del siglo pasado se asombraría de todo lo que ahora sabemos. (Foto: Getty)

Eso a su vez nos ha dado la capacidad de descubrir cómo suceden las enfermedades genéticas y, potencialmente, cómo solucionarlas.

Recientemente, los científicos pudieron modificar los genes de una niña para curar su cáncer.

Ya no somos una caja negra completa, aunque nuestra complejidad es tal que apenas estamos empezando a comprender cómo nuestros genes regulan el cuerpo y cómo interactúan con nuestro entorno.

100 años de Ciencia

Pudimos deducir que el Universo empezó con un Big Bang a partir de un sólo punto. (Foto:SPL )

Es probable que las tecnologías genéticas confronten a la sociedad con cuestionamientos importantes sobre la manera en la que nos vemos a nosotros mismos y para qué queremos utilizar nuestra mayor comprensión y capacidad.

Eso también es cierto de la teoría del Big Bang sobre cómo el Universo nació.

Hace cien años, misterios como la manera en la que el Universo llegó a existir estaban, para muchos, firmemente bajo el dominio de la fe.

Estimulados por la observación de que el Universo no es constante, sino que las galaxias siempre se están expandiendo, alejándose de las otras, pudimos determinar que el Universo comenzó con un Big Bang a partir de un punto.

Este conocimiento nos da una idea sobre la que quizás sea la más importante de todas las preguntas: ¿de dónde vino todo?

La idea hace que nuestro pequeño punto azul parezca cada vez más pequeño, pero nuestra búsqueda del conocimiento de lo que está afuera no muestra síntomas de un complejo de inferioridad.

100 años de Ciencia

Los avances en la exploración espacial nos han hecho más inquisitivos acerca de la gran incógnita. (Foto: NASA)

Desde las misiones Apollo hasta la sonda Cassini, del telescopio Hubble a la búsqueda de ondas gravitatorias y exoplanetas, todos los avances parecen estar volviéndonos más inquisitivos sobre el espacio.

Hoy, gran parte de cómo vemos el mundo es a través de una pantalla electrónica.

Las computadoras en todas sus variadas formas son fuentes de conocimiento, pero también son cada vez más la manera en la que nos presentamos al resto del mundo e interactuamos con los demás.

Incluso un objeto omnipresente como un teléfono inteligente depende de muchos descubrimientos fundamentales.

Su potente computadora depende de chips integrados formados por transistores, cuyo descubrimiento depende de una comprensión de la mecánica cuántica.

El GPS en un teléfono inteligente depende de corregir el tiempo de los satélites usando tanto las teorías especiales como las generales de la relatividad, teorías que la gente alguna vez pensó que no tendrían ningún valor práctico.

Me pregunto cuántos entienden todos los descubrimientos que hacen que esa cajita funcione.

100 años de Ciencia

Las máquinas que aprenden han llevado a los primeros autos sin conductor. (Foto: Getty)

Las computadoras también están impulsando desarrollos que continuarán desafiando nuestra visión del mundo.

Las máquinas que aprenden ya están entre nosotros y están cambiando la realidad en la que vivimos.

Ofrecen un gran potencial en áreas que incluyen la atención médica y la mejora de otros servicios públicos, y pronto pueden resultar en automóviles sin conductor y robots muy sofisticados.

Pero debemos tomar decisiones conscientes sobre cómo queremos que las máquinas inteligentes permitan que la humanidad prospere.

Los descubrimientos en sí mismos son moralmente neutrales, pero el uso que hacemos de ellos no lo es.

Un descubrimiento que cambió nuestra visión del mundo en dos direcciones claramente divergentes fue la fisión nuclear.

Su descubrimiento llevó al desarrollo de las armas más destructivas conocidas.

Algunos argumentan que el miedo a la destrucción ha sido un poderoso motivador para la paz, pero esta no es una solución estable, como se puede ver con la situación actual con Corea del Norte.

Por otro lado, la fisión nuclear también prometió una fuente confiable de energía que una vez se predijo con optimismo que era “demasiado barata para medir”.

100 años de Ciencia

El temor a la destrucción puede haber actuado como elemento disuasorio alguna vez, pero tal vez ya no garantice una situación estable. (Foto: AFP)

La ciencia es la búsqueda del conocimiento sobre nosotros mismos y el mundo que nos rodea.

Esa búsqueda del conocimiento también ha moldeado la forma en que vemos el mundo, al igual que la aplicación del conocimiento.

Ha transformado nuestras vidas, en general para bien.

Hoy vivimos casi el doble de tiempo que nuestros antepasados en 1900 y la calidad de nuestras vidas es mucho mejor de lo que era entonces.

Pero los usos de la ciencia y la tecnología no se conforman solo por la ciencia y los científicos. Dependen de una interacción de factores culturales, económicos y políticos.

La ciencia es un triunfo del conocimiento humano y todos podemos compartir esa emoción.

Al mismo tiempo, comprender sus múltiples usos puede ayudarnos a involucrarnos en las decisiones que nos afectan a todos.

Diseñan nuevo método para analizar moléculas de sangre y agua

Los investigadores fabricaron, mediante reacciones químicas, nanopartículas de oro y de óxido de hierro

FDA supervisará productos que usan nanotecnología

Los investigadores lograron una estructura con nanopartículas perfectamente ordenadas y combinadas. (Foto: agencias)

Detectar biomarcadores en muestras de sangre, analizar el agua de un embalse para comprobar si está contaminada o identificar restos de explosivos en ropa y equipajes son cosas que distintos dispositivos son capaces de hacer. Ahora, la nanotecnología ha demostrado que puede mejorar esas tecnologías.

Un equipo de investigadores, liderados por Rafal Klajn, del Instituto Weizmann de Israel, ha logrado diseñar un nuevo método -que usa nanopartículas de oro y de óxido de hierro- para fabricar materiales con estructuras no conocidas hasta ahora y que podrían conducir a la creación de dispositivos más pequeños y eficaces.

La descripción de este método se publica en la revista Science, en un artículo que firman, además de Klajn, investigadores de centros de EEUU, Bélgica y España.

Para diseñar el nuevo método, los investigadores fabricaron, mediante reacciones químicas, nanopartículas de oro y de óxido de hierro, explicó a Efe Luis Liz, director del español CIC biomaGUNE, quien recordó que un nanómetro es una mil millonésima parte de un metro y que, por ejemplo, el grosor de un cabello es de 100.000 nanómetros.

Una vez creadas las nanopartículas -las de oro, todas ellas, de cinco nanómetros y las de óxido de hierro de ocho-, los científicos las recubrieron con moléculas hidrófobas para poder colocarlas sobre una superficie de agua evitando que se hundieran y las trasladaron luego a un sustrato sólido para poder observarlas y manipularlas (estas se autoensamblaron en una película similar a un cristal).

Los investigadores lograron así una estructura con nanopartículas perfectamente ordenadas y combinadas: “variando los tamaños de ambos componentes se pueden obtener estructuras muy variadas con propiedades completamente nuevas”, aseguró el investigador.

Una vez conseguida esta “mezcla perfecta”, el equipo de Klajn dio una paso más: extrajeron de la estructura las nanopartículas de óxido de hierro, consiguiendo así dejar en su lugar unos huecos.

Precisamente, por estos huecos es por donde podrían penetrar las moléculas -de la sangre, agua o explosivos- que se quieren detectar.
El oro tiene una manera muy especial de interaccionar con la luz y esos huecos que han dejado las nanopartículas de óxido de hierro generan además campos eléctricos, lo que es fundamental para detectar distintos tipos de moléculas en concentraciones muy bajas.

Por eso, esta investigación, puede ser aplicada en la detección por espectroscopía Raman aumentada, una herramienta basada en la radiación electromagnética capaz de identificar las moléculas de los productos químicos.

Este trabajo se ha hecho con nanopartículas de oro y de óxido de hierro, pero se podría extender a otros materiales, señala en una nota el Instituto Weizmann, que afirma que esta tecnología posibilitará en un futuro la creación de dispositivos electrónicos ultrapequeños, además de otras aplicaciones industriales.

Nueva revolución científica: así se regenera un corazón por completo tras un infarto

El Instituto del Corazón de Texas, en Estados Unidos, es la entidad que está detrás de uno de los avances más prometedores de la ciencia en los últimos años. Un equipo de científicos ha logrado regenerar por completo un corazón tras sufrir un infarto, la enfermedad cardiovascular más mortal del mundo.

Este increíble hallazgo podría suponer un cambio brutal en el futuro, ya que, como explican desde Muy Interesante, las enfermedades cardiovasculares causan un tercio de todos los fallecimientos en el planeta, siendo la primera causa de muerte. Además, según especifica la Fundación Española del Corazón (FEC), estas enfermedades es responsable de más de 117.000 muertes anuales tan solo en España.

Queda claro que las cifras no tienen nada de positivo, por lo que el descubrimiento de este centro estadounidense llega para aportar algo de luz a una situación complicada. ¿Cómo se ha podido regenerar por completo un corazón? ¿Sirve para luchar contra los ataques al corazón?

Así te afecta un infarto de miocardio

El infarto de miocardio reduce la capacidad funcional de tu corazón

Como has podido comprobar, los ataques al corazón cada vez son más habituales. Los expertos recomiendan ejercicio físico (tienes que andar mucho más de lo que crees) y una alimentación saludable, entre otras prácticas. No hacer caso a las recomendaciones puede llevarte a sufrir un infarto de miocardio, que hará que tu corazón sea más frágil en el futuro.

La propia FEC expone en su web que el infarto de miocardio se produce cuando las arterias coronarias se estrechan, el oxígeno es incapaz de llegar al miocardio, por lo que este tejido muscular no puede generar energía.

Todas las células que no reciben sangre se mueren y no tienen la capacidad de regenerarse, por lo que disminuye la capacidad de tu corazón de bombear sangre. Tras un infarto de miocardio, tu corazón puede notar las consecuencias y desarrollar una insuficiencia cardíaca de la que penda toda tu vida.

Sin embargo, el alcance del infarto dependerá también del tiempo que tardes en recibir atención médica, como puedes comprobar en el anterior vídeo explicativo.

El avance logrado por el Instituto del Corazón de Texas supone una revolución total en esta enfermedad cardiovascular. James Martin, uno de los autores de la investigación de la que te hablamos hoy, ha aclarado cómo las opciones para recuperarse de un ataque al corazón no son muchas:

El mejor tratamiento que tenemos hoy en día para esta situación es la implantación de un dispositivo de asistencia ventricular o llevar a cabo un trasplante de corazón, pero el número de corazones disponibles para esos trasplantes es limitado.

Un hallazgo que cambiará el mundo

La información encontrada por los científicos de Estados Unidos podría cambiar un mundo en la que la primera causa de muerte son las enfermedades cardiovasculares. Antes has podido conocer que las células muertas no se regeneran tras sufrir un infarto, y aquí está la clave de todo.

Los expertos han trabajado en nuevas formas de regenerar el corazón tras el ataque, y han encontrado una muy útil. La revista Nature ha publicado dicho estudio, donde los responsables explican que han logrado lo imposible al inactivar la ruta de señalización o comunicación llamada Hippo.

Esta ruta se encuentra dentro de las células del corazón y es la encargada de anular la regeneración de los cardiomiocitos, las células del miocardio. La inactividad de la vía Hippo ha permitido cambiar radicalmente todo lo que los científicos pensaban: sí, el corazón tiene la capacidad de regenerarse.

La anulación de Hippo permitió que aquellas células del corazón que habían muerto tras un grave infarto comenzarán a renovarse con el paso de una semanas. John Leach, uno de los coautores de la investigación, ha confirmado las buenas noticias:

Después de seis semanas, observamos que los corazones lesionados habían recuperado su función de bombeo al nivel del corazón de los ratones de control, los sanos.

Solo seis semanas son necesarias para que el corazón vuelva a funcionar tal y como lo hacía antes, algo que resulta totalmente asombroso. Sin embargo, y como has podido leer anteriormente, los científicos solo han hecho estas comprobaciones trabajando con ratones.

Para averiguar si el corazón humano funciona de la misma forma que el de este animal, los investigadores han pedido más tiempo. Nuevos estudios confirmarán si el hallazgo es tan interesante como parece en un primer momento. Y es que no solo sirve para luchar contra el infarto de miocardio, sino que la inactividad de Hippo también altera la aparición de fibrosis.

Nuevas vías de regeneración del corazón

El estudio realizado por este instituto de Texas no ha sido el único que ha tratado de conocer cómo puede regenerarse un corazón tras sufrir un infarto. Al respecto, también contamos con todos los datos ofrecidos por la Universidad de Oxford y la University College de Londres, que han trabajado conjuntamente para dar con algo muy positivo.

Científicos estadounidenses han logrado regenerar un corazón por completo tras un infarto. Metahealth Report

Según los responsables del estudio, el corazón puede comenzar a regenerarse por sí solo después de un ataque. Además, esta regeneración puede acelerarse gracias a una proteína llamada factor de crecimiento endotelial vascular C (VEGF-C por sus siglas en inglés).

Paul Riley, profesor de la Universidad de Oxford, se ha mostrado muy positivo con este revolucionario avance. Riley ha sido el encargado de explicar en qué consiste:

Hemos demostrado que los pacientes que han sufrido un ataque al corazón, con la estimulación adecuada, pueden experimentar grandes avances gracias a esta proteína que activa y estimula el músculo del corazón para regenerarlo. Al mismo tiempo, podría minimizar los daños causados por el ataque al corazón y mejorar la función de bombeo de la sangre.

Los científicos autores de este estudio no dudan al creer que esta proteína podría ser muy útil para crear medicamentos y tratamientos que sirvan para contrarrestar la insuficiencia cardíaca, enfermedad que sufren aquellos que han sido víctima de un ataque al corazón.

El panorama que se vislumbra en el futuro es muy prometedor gracias a estos dos avances científicos. La lucha contra los infartos de miocardio podría recibir dos grandes compañeros si se confirma que la inactividad de la ruta Hippo y la proteína VEGF-C son tan beneficiosas como parece.

Hay quienes piensan que los daltónicos ven el mundo en blanco y negro, pero en realidad hay una gran diversidad dentro de este fenómeno (o discromatopsia congénita) desde la acromatopsia (que sólo pueden ver blancos, negros y grises), hasta la confusión leve entre algunos colores. En la mayoría de los casos, los daltónicos tienen dificultades para distinguir el rojo y el verde.

Gracias a la ciencia y a la tecnología, gozamos de dispositivos que pueden ayudar a discernir de este fenómeno. Cabe destacar que no son una cura a la alteración genética, pero sí ayudan a que las personas puedan apreciar distintas tonalidades que jamás pudieron haber visto dada su condición congénita.

A continuación, te mostramos algunas historias en las que personas daltónicas tuvieron la oportunidad de ver los colores con visión normal por primera vez en su vida gracias a ciertos dispositivos y gafas. Testimonios realmente conmovedores que no hubieran sido posible de no ser por los avances científicos.

Hay personas que estallan en llanto, mientras que otros se muestran escépticos para luego descubrir de lo que se habían estado perdiendo durante toda su vida…

En este primer ejemplo, vemos a un adulto de la tercera edad que recibe unas gafas justo en su cumpleaños número 66. Sus familiares juntaron el dinero suficiente para regalarle las gafas EnChroma, hechas especialmente para daltónicos. Estos lentes cuentan con un filtrado llamado “multinotch”, el cual tiene la posibilidad de cortar las longitudes de onda agudas de la luz para realzar colores específicos.

El hombre recibe las gafas sorprendido, se las pone y no puede creer lo que está viendo. Incluso toma su gorra y descubre el verdadero tono azul que la caracteriza.

Con el siguiente video, podrás apreciar a un señor de 66 años de edad que nunca había visto todas las tonalidades que la realidad tiene para ofrecer. Al inicio, le cantan las “mañanitas”, bromea un poco, abre su regalo y se muestra escéptico. Incluso se burla de sus familiares, pero cuando se pone las gafas, inevitablemente siente emoción…

Un joven latino recibe regalo por parte de su esposa y de su cuñada. Al abrir la caja, descubre que son las gafas de EnChroma, se las coloca y, al principio, no entiende muy bien lo que pasa hasta que comienza a diferenciar su visión daltónica con la perspectiva de los lentes. Al comprobar que puede ver más tonalidades que antes, sale emocionado al jardín para apreciar los colores de la naturaleza y… lo demás tendrás que comprobarlo por ti mismo.

En el último ejemplo, apreciarás una increíble reacción de un señor de 91 años que nunca había experimentado una “visión normal”. La familia se encuentra muy emocionada y sólo espera al momento en el que el adulto de la tercera edad se coloque las gafas para poder documentar su reacción. Realmente conmovedor…

 

Diamantes de laboratorio, el lujo de los millennials

diamantes-dreamstime.jpg

 

Los diamantes cultivados en el laboratorio son una realidad desde hace varias décadas, sin embargo los avances científicos y tecnológicos han permitido que actualmente se puedan crear grandes diamantes incoloros. La compañía estadounidense Pure Grown Diamonds son pioneros en esta incipiente industria y aseguran que puede crear diamantes tan grandes como de cinco quilates.

“Toda la composición es exactamente la misma, es un diamante real, lo que hemos hecho es que acabamos de tomar lo que pasó en la naturaleza y lo pusimos en un laboratorio”, ha explicado Kelly Good, directora de marketing de Pure Grown Diamonds, al medio estadounidense Business Insider.

Esta compañía estadounidense utiliza el método científico denominado deposición de vapor químico por plasma de microondas para la creación de sus diamantes. En este proceso se crea una bola de plasma de hidrógeno dentro de una cámara a la que se le añade metano como fuente de carbono. La mezcla resultante caerá sobre unas semillas de diamante naturales formando un diamante en bruto que deberá ser cortado y pulido. Este proceso es el mismo que sucede en la naturaleza pero en vez de en miles de año se produce en unas 10 o 12 semanas.

Pure Grown Diamonds explica que por el momento han encontrado un importante nicho de negocios entre la población millennnial pero quiere dar el salto a todo comprador de diamantes socialmente responsable y eco-consciente. “No es necesario elegir entre la belleza, la calidad y la conciencia. Con un diamante puro crecido, usted puede tenerlo todo”. Además, el precio de un diamante de laboratorio cuesta entre 30 y 40% menos que los diamantes extraídos del mismo quilate, color, corte y claridad.

Según recoge el mismo medio refiriendo a Morgan Stanley, el sector de los diamantes en la actualidad tiene una producción pequeña pero que está creciendo y que su mercado representa aproximadamente el 1% del mercado mundial de diamantes en bruto, pero prevé podría crecer hasta 15% en 2020.

La Universidad investiga cómo minimizar el efecto del fuego en el ecosistema

Expertos internacionales participan desde ayer en las jornadas de FuegoRED de Biológicas

 

  • En el acto inaugural se guardó un minuto de silencio por las víctimas de los incendios forestales. DL - En el acto inaugural se guardó un minuto de silencio por las víctimas de los incendios forestales. DL –

 

 

El Aula Magna de la Facultad de Ciencias Biológicas y Ambientales de León acoge desde ayer las Jornadas Internacionales FuegoRED. El rector de la ULE, Juan Francisco García Marín, fue el encargado de inaugurar el encuentro al que también asistieron el decano del centro, Antonio Laborda, y los coordinadores de las Jornadas, Leonor Calvo (ULE), Jesús Notario del Pino (Universidad de La Laguna) y Elena Marcos (ULE).

García Marín agradeció a todos los participantes su visita a la Universidad de León, a unas jornadas «en las que estoy seguro se aportarán avances científicos en todo lo referente a la gestión de incendios forestales y la recuperación de ecosistemas».

Por su parte, Antonio Laborda recordó cómo para la antigüedad clásica «el fuego era una de las formas de la materia junto con el agua, la tierra y el aire, que siempre ha sido un problema para el hombre, al principio por encender y mantener, y ahora la desgracia está en apagarlo. Vuestro trabajo es investigar y saber qué hacer para prevenir el fuego, por eso espero que estas jornadas sean lo más fructíferas posibles a nivel científico». Tras su intervención, Elena Marcos, miembro del comité organizador de FuegoRED2017, solicitó un minuto de silencio «por una de nuestras compañeras fallecida recientemente y por todas aquellas personas que han perdido la vida este año en algún incendio forestal».

Las Jornadas Internacionales FuegoRED 2017 alcanzan este año su octava edición y han sido organizadas por la Unidad de Investigación Consolidada ‘Ecología Aplicada y Teledetección’ de la ULE. El origen de este encuentro se remonta al año 2007 con la puesta en marcha de la Red Temática Nacional Fuegored que adoptó el lema: Efectos de los Incendios Forestales sobre los Suelos. Desde entonces se vienen realizando periódicamente jornadas que reúnen a científicos y gestores de diversos países, cuyo interés común es analizar el impacto de los incendios forestales en los suelos, desarrollar medidas para la protección y gestión de los ecosistemas afectados y proporcionar a los gestores información que les permita avanzar y mejorar en la gestión post-incendio.

El tema de este año es la aproximación científico-técnica a la gestión de grandes incendios: aplicación de nuevas tecnologías y en ese sentido tendrán como objetivo principal «la discusión de la aplicación de nuevas tecnologías en el seguimiento de la recuperación y gestión post-incendio de ecosistemas propensos al fuego, que son afectados por grandes incendios», explican desde la organización.

Las jornadas constarán de dos días de comunicaciones científico técnicas (18 y 20 de octubre), que se celebrarán en Biológicas, y uno de campo (hoy), en el que se podrá conocer y discutir el impacto de los incendios en zonas de transición atlántica-mediterránea, así como las medidas de gestión post-incendio realizadas en dichos lugares.

Células madres son la esperanza para pacientes con daño pulmonar

En una colaboración entre el Imperial College de Londres y la Universidad de Hong Kong (HKU), científicos demostraron que las células madre mesenquimáticas pueden reducir algunos de los daños observados en las células pulmonares humanas deterioradas por el humo del cigarrillo.

En un reciente artículo publicado en el Journal of Allergy and Clinical Immunology, un equipo dirigido por el doctor Pank Bhavsar y el profesor Fan Chung, del Instituto Nacional del Corazón y del Pulmón, investigó el efecto del tabaco sobre las células del músculo liso extraídas de los pulmones de personas.

Los científicos observaron que en los tejidos expuestos al humo del cigarrillo-que contiene radicales libres que pueden dañar las células por estrés oxidativo-, las mitocondrias se volvieron más lentas y menos eficientes en la producción de energía. Estas células dañadas también eran más propensas a cometer “suicidio celular”, en un proceso llamado muerte celular programada o apoptosis. Encontraron que cuando estas células pulmonares expuestas al humo se cultivaban junto a células madre mesenquimáticas, el nivel de muerte celular reducía, insinuando un efecto protector de las células madre. Además, detectaron que las células madre transferían mitocondrias hacia las células dañadas, restaurando su función.

En otros estudios, muestran también que las células madre han sido administradas a pacientes con EPOC, las que han demostrado ser seguras y que mejora la calidad de vida de los pacientes, tal como fue demostrado en una investigación realizada por la empresa Osiris Therapeutics Inc, con su producto Prochymal que el año 2013 en que se reclutó a 62 pacientes a los que se le administró dosis de 100 millones de células madre vía intravenosa.

“No nos cabe duda de que los avances clínicos evidenciados por este tipo de células madre mesenquimáticas alcancen prontamente el éxito que hoy tienen las células madre hematopoyéticas que sirven para el tratamiento de más de 90 enfermedades relacionadas con la sangre, como las leucemias, anemias, linfomas y algunos desórdenes inmunológicos, siendo una real alternativa de vida para quienes padecen este tipo de patologías”, explica el director médico de VidaCel, Dr. Alejandro Guillof en un comunicado de prensa.

Asimismo, “a nivel mundial, se han invertido cifras millonarias en medicina regenerativa e investigaciones sobre el uso de células madre en distintas patologías. Los avances médicos relacionados con el uso de células madre han sido reconocidos por las revistas científicas más importantes del mundo, como Nature y Scientific American”, enfatiza Guillof.

Se necesitarán más ensayos, pero según los investigadores, los resultados podrían “pavimentar el camino para una terapia basada en células para pacientes con enfermedades pulmonares crónicas como la EPOC y el asma”.

 

Ganaderos, agricultores, cazadores y científicos muestran en Madrid los avances contra la tuberculosis animal

Resultado de imagen de Ganaderos, agricultores, cazadores y científicos muestran en Madrid los avances contra la tuberculosis animal

El grupo operativo ‘Tuberculosis’ animal ha presentado en Madrid su avance contra esta enfermedad animal y han expuesto las medidas de gestión adoptadas por expertos, ganaderos y gestores cinegéticos para controlarla.

El grupo de trabajo analiza desde hace meses los últimos avances científicos y técnicos sobre diagnosis y gestión de la enfermedad para buscar las fórmulas adecuadas, de cara a mejorar el estado sanitario tanto de la cabaña ganadera como de la fauna silvestre del país y así contribuir a incrementar los rendimiento económicos de las explotaciones afectadas.

La jefa del Servicio de Micobacterias del Centro de Vigilancia Sanitaria (VISAVET) de la Universidad Complutense de Madrdi, Beatriz Romero y el investigador del Instituto de Investigación en Recursos Cinegéticos (IREC) Christian Gortazar explicaron en la jornada la situación actual de la enfermedad tanto en España como en Europa y presentaron las nuevas líneas de investigación.

La la jornada asistieron representantes de APROCA Castilla-La Mancha y Extremadura, de la sociedad cooperativa ganadera Del Valle de los Pedroches (COVAP), de la Unión Nacional de Ganaderos de Vacas Nodrizas (UGAVAN), de la Federación Española de la Dehesa (FEDEHESA) y de la Asociación Interprofesional de la Carne de Caza (ASICCAZA).

Precisamente, el Grupo Operativo Supraautonómicos ‘Tuberculosis’ se creó en 2016 ante la convocatoria de subvenciones del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente para crear grupos operativos suprautonómicos en relación con la Asociación Europea para la Innovación en materia de productividad y sostenibilidad agrícolas.

Su objetivo es convertirse en un referente en los próximos años para ganaderos y gestores que busquen mejorar la sanidad en las explotaciones, fincas y cotos de caza.

Cinco partes del cuerpo humano que desaparecerán en el futuro

Cinco partes del cuerpo humano que desaparecerán en el futuro

Con el paso de los años, el hombre ha evolucionado si se habla específicamente de su cuerpo, éste se ha ido adaptando a las necesidades de su entrono. Por esta razón y gracais a los avances científicos existen partes del cuerpo que debido a la evolución ya no nos sirven.

Tal y como lo dijo Charles Darwin aproximadamente hay una docena de partes del cuerpo que describió atrevidamente como “inútiles o casi inútiles”. “nuestros cuerpos están llenos de partes que en realidad no necesitamos”.

Acá les presentamos cinco partes del cuerpo

Costilla vertical: Un conjunto de costillas cervicales, posiblemente un residuo de la era de los reptiles gigantes, todavía existe en menos del 1 por ciento de la población. Algunas personas lo tienen sólo en su lado izquierdo o derecho, mientras que algunos tienen ambos. Estas costillas a menudo causan problemas nerviosos y arteriales.

Pezones en los hombres: Tanto los hombres como las mujeres tienen pezones, porque en las primeras etapas del desarrollo fetal el embrión no tiene género. Los hombres generalmente carecen de los niveles necesarios de prolactina para estimular la lactancia y no pueden producir leche.

Dedos de los pies: Los científicos descubrieron que los humanos solían caminar y balancearse más en la línea media de sus pies. Con el correr pasar del tiempo, se ha demostrado que el equilibrio se da hacia el lado del dedo gordo. Los estudios también muestran que nuestro centro de equilibrio sigue cambiando hacia adentro. Si esta tendencia continúa, ya no será necesario los dedos de los pies.

Músculo subclavio: Este pequeño músculo que se extiende bajo el hombro desde la primera costilla hasta la clavícula podría ser útil si los humanos aún pudieran caminar en cuatro patas. Algunas personas todavía lo conservan, otros no y algunos pocos hasta tienen dos de ellos.

Músculo erector de pelo: Estos pequeños músculos permiten que los animales ericen su pelo para aislarse o intimidar a otros. Los humanos conservamos esta habilidad (la piel de gallina es lo mismo), pero ohoy en día hay muchas personas que nacen incluso sin ellos.