Archivos Mensuales: mayo 2017

Expertos aseguran que la longevidad se disparará en las próximas décadas

/imag/efe/2017/05/30/20170530-12983137w.jpg

El profesor de la Singularity University José Luis Cordeiro ha asegurado hoy que entre 2029 y 2045 los humanos serán “superlongevos y superinteligentes” gracias a la “singularidad tecnológica”, una corriente basada en los avances que producirá la inteligencia artificial.

Cordeiro, que estudió en el Massachusetts Institute of Technology (MIT), cree que hacia 2045 la muerte incluso podría llegar a ser “opcional”, y ha subrayado que el desarrollo científico actual “no es lineal, sino exponencial” y esto hará que la tecnología de los próximos años parezca “magia”.

El profesor e ingeniero ha participado en la conferencia “Tecnologías que alargan la vida”, que han organizado hoy Eurecat y la Singularity University en Barcelona en el marco de su ciclo “El mundo que viene”.

El experto se ha mostrado confiado en que en 30 años será “más joven” de lo que es ahora, en lugar de más viejo, y ha afirmado que en pocas décadas los ciudadanos podrían llegar a asistir a “la muerte de la muerte”.

Sin embargo, ha reconocido que durante los próximos 20 años “seguiremos muriendo y con dolor”, por lo que ha apostado por lo que él ve como “la única solución”, pese a no estar comprobada su eficacia: la criogenización, consistente en mantener un cuerpo a bajísimas temperaturas con la esperanza de ser reanimado cuando la ciencia lo permita.

El profesor de la Singularity University, la iniciativa educativa creada por Google, la NASA y tecnólogos de Silicon Valley, ha puesto el ejemplo de su amigo, el experto en criogenización barcelonés Javier Ruiz Álvarez, que falleció en febrero del año pasado y al que su familia llevó a Alemania para ser congelado, porque en España aún se trata de una práctica “alegal”.

“Vamos a controlar el proceso del envejecimiento”, ha afirmado Cordeiro, que ha puesto como ejemplo los avances científicos que han permitido extender la vida de los ratones hasta tres veces, la de los mosquitos cuatro y la de los gusanos, seis.

Por todo ello, Cordeiro ha destacado que la idea de acabar con la muerte “no es una cuestión de si va a ocurrir, sino de cuándo va a ocurrir”, al tiempo que ha reconocido que será un reto que esta tecnología se “democratice”.

El profesor también ha asegurado que la tecnología genética se podría utilizar para “diseñar a nuestros hijos” antes de que nazcan, algo que se podrá hacer “en un minuto y por 10 dólares en 2025”.

Cordeiro ha asegurado que “estamos viviendo la mejor era de la humanidad” y que en los próximos años se lograrán más avances médicos que en los últimos dos milenios, por lo que tecnologías como la radioterapia podrían desaparecer en los próximos diez años.

Por su parte, el cofundador de SENS, una fundación que investiga las terapias médicas regenerativas, Aubrey de Grey, ha dicho que la lucha por la longevidad no trata de “mantener a las personas vivas el máximo tiempo posible” pero en malas condiciones, sino que busca acabar con las enfermedades que les afectan.

Por eso, ha definido la longevidad como “un efecto colateral” de la investigación médica, pero en ningún caso un “objetivo” en sí mismo.

El fundador de SENS ha apuntado que el cáncer es la patología más compleja de curar y ha indicado que, pese a que ya se conoce cómo reparar el daño de la mayoría de enfermedades, aún no se puede hacer porque no se disponen de las herramientas adecuadas.

De Grey ha celebrado que este “progreso tecnológico” esté sucediendo “a la vista de todos” y explicándose en conferencias públicas, porque ayudará a que los avances se “universalicen” y estén al alcance de todos los bolsillos.

Por último, ha reconocido que, inevitablemente, esta tecnología hará que la población crezca notablemente, pero ha negado que “emigrar” al espacio sea una buena opción porque solo retrasará el problema “unos pocos siglos”, y por ello ha urgido a repensar un modelo económico e industrial más sostenible. EFE

Anuncios

Avances científicos

En una sola década a partir de 1895 se descubrieron en Europa: los rayos X y la radiactividad; se transmitieron mensajes usando las ondas de radio; se comprobaron la existencia del electrón como unidad fundamental de la carga eléctrica, aislaron el elemento radio, encontraron los primeros virus, y postularon la teoría del quantum de la energía.

En los años de la década de 1850 se demostró que la Tierra efectivamente gira alrededor de su propio eje; comenzaron a realizarse experimentos con los rayos catódicos; se descubrió que el agua sucia puede transmitir enfermedades y se recibieron dos versiones de la teoría de la selección natural, importantísima para explicar el origen de la vida en el planeta. En la década de 1860 la tabla periódica de los elementos tomó forma; las leyes de la herencia biológica se establecieron; el ácido nucleico –nueva sustancia- fue descubierto en las células y en el Sol se econtró un elemento desconocido en la Tierra.

En la siguiente década se conjeturó sobre la posibilidad de la radiación invisible similar a la luz; se entendió el concepto de entropía; hubo un acercamiento al planeta rojo –Marte- y se descubrió que el paludismo –la malaria- no era provocado por un mal aire. En 1880 no se pudo detectar el éter, flúido cuya existencia se postulaba desde hacía años; pero la producción de la vacuna contra la rabia tuvo una gran publicidad, al igual que “las ondas de radio” creadas inicialmente en el laboratorio.

Los científicos comenzaron a descubrir los misterios de las sustancias químicas que componen a los seres vivos: proteínas, lípidos o grasas, y carbohidratos. Se apreció el baile de cromosomas en las células animales y vegetales y por primera vez se habló del “efecto Edison” que sería imprescindible en la tecnología de la electrónica. Estos avances fueron el principio de lo que hoy disfrutamos: una mayor expectativa de vida y más salud con mayores accesos a la educación y cultura.

Nacen los primeros animales a partir de “esperma espacial”

  • Un estudio muestra los primeros ratones nacidos a partir de esperma traído del espacio.
  • Los espermatozoides permanecieron a bordo de la ISS durante 288 días, acumulando algunos daños en su ADN como consecuencia de la radiación.
Nacen los primeros animales a partir de “esperma espacial”
NASA (Wikimedia)

Hace sesenta años, Laika se convirtió en el primer ser vivo que orbitó alrededor del planeta Tierra. En 1957, la perrita soviética inauguró una larga lista de animales enviados al espacio, entre los que se encuentran también los propios astronautas que han viajado a la Luna o que permanecen meses realizando experimentos a bordo de la Estación Espacial Internacional. Con el paso de los años, los objetivos que se fijan los seres humanos son cada vez más complejos y ambiciosos; tal vez algún día alguien logre pisar el planeta rojo o conquiste algunos de los satélites del sistema solar más idóneos para la habitabilidad.

Este tipo de iniciativas encierran todavía interrogantes sumamente llamativos. ¿Qué ocurrirá cuando individuos de nuestra especie sean capaces de habitar estaciones espaciales en otros mundos o lunas? ¿Será capaz la humanidad de desarrollarse fuera de la Tierra? Una de las dudas más importantes es si las personas podrán reproducirse lejos de nuestro planeta, teniendo en cuenta el rápido avance de las tecnologías de reproducción humana asistida y de la posibilidad de utilizar gametos o embriones criopreservados, es decir, conservados a muy bajas temperaturas. Un equipo de científicos japoneses ha dado el primer paso para dar respuesta a estas cuestiones al lograr el nacimiento de los primeros animales a partir de esperma traído del espacio, según publican hoy en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences.

Hacia la reproducción en el espacio

El experimento Space Pup comenzó con el envío de una muestra de espermatozoides procedentes de ratón a la Estación Espacial Internacional en agosto de 2013. Las células, que fueron liofilizadas para que ocupasen un volumen pequeño y no necesitaran un congelador donde ser almacenadas, lo que facilitó su envío fuera de la Tierra, orbitaron en el espacio durante 288 días. En mayo de 2014, una cápsula trajo de vuelta los gametos a nuestro planeta, después de permanecer a -95ºC de temperatura y soportando una radiación total de 117 mGy (178 mSv). El equipo de Teruhiko Wakayama decidió entonces analizar la muestra y compararla con espermatozoides de ratones que habían permanecido en la superficie terrestre durante nueve meses, con el objetivo de determinar si la radiación en el espacio afectaba o no a los gametos y qué impacto había sobre su descendencia.

Los investigadores estudiaron la morfología de los espermatozoides, su capacidad de fertilización por una técnica denominada microinyección, su potencial de desarrollo in vitro y la habilidad para generar descendencia. Por otro lado, los científicos comprobaron si el “esperma espacial” había sufrido cambios significativos en su ADN. A diferencia de las células que permanecieron en la Tierra, los gametos que viajaron a bordo de la ISS sufrieron unas condiciones más extremas. La razón es que la atmósfera y la magnetosfera de nuestro planeta actúan como “escudos”, protegiéndonos frente a la radiación que existe en el espacio en forma de rayos cósmicos y de tormentas solares. Según algunos estudios, la radiación en la Estación Espacial Internacional es, de hecho, cien veces mayor que en la superficie de la Tierra, a unos niveles que pueden dañar el ADN de las células, incluidas las células germinales (óvulos y espermatozoides). Estos efectos perjudiciales podrían incluso transmitirse a la descendencia aumentando de este modo el riesgo de desarrollar tumores.

espacio

Sayaka Wakayama et al. (PNAS)

Los seres vivos cuentan con una maquinaria muy especializada en sus células, capaz de corregir los errores en el ADN que puedan aparecer como consecuencia de la radiación que hay en el espacio. Sin embargo, las células que hayan sido criopreservadas o liofilizadas detienen su metabolismo, de forma que no podrán subsanar las mutaciones en su genoma hasta que no salgan de su “estado durmiente”. En otras palabras, los espermatozoides que permanezcan congelados o liofilizados en el espacio y sufran cambios en su ADN no podrán eliminar dichos errores hasta que no pongan en marcha de nuevo su actividad metabólica normal. La hipótesis de los investigadores es que dichos cambios genéticos podrían irse acumulando a lo largo del tiempo, incrementando las posibilidades de que los errores se transmitan a la descendencia. Para comprobarlo, el equipo de Wakayama estudió los daños en el ADN que se produjeron en los espermatozoides que permanecieron en el espacio utilizando la técnica de secuenciación masiva, comparando así los posibles cambios genéticos con respecto a los gametos que se quedaron en Tierra.

Los resultados, publicados hoy en la revista PNAS, muestran que hubo ligeros daños en el ADN de las células traídas del espacio, como consecuencia de la radiación. Sin embargo, el esperma estaba lo suficientemente bien conservado como para dar lugar a una camada de ratones como la que se observa en la imagen. Los científicos señalan que la tasa de nacimiento de los animales no varió entre las muestras espaciales y las que permanecieron en la Tierra. Además, el genoma de la descendencia también era similar, por lo que probablemente las mutaciones iniciales fueron corregidas después de la fertilización, según apuntan en el trabajo. Los autores también sugieren que, en un hipotético futuro, se podrían utilizar los conocidos como tubos de lava lunares, una serie de túneles subterráneos bajo la superficie de nuestro satélite, que podrían preservar las muestras durante largos períodos de tiempo por sus bajas temperaturas y su protección frente a la radiación que recibirían. Un escenario más cercano a la ciencia ficción que, no obstante, podría contemplarse cuando la humanidad entre de lleno en la siguiente era espacial.

Solución a la sequía de los Emiratos Árabes: remolcar icebergs antárticos

La compañía National Bureau Limited de los Emiratos Árabes ha propuesto una posible solución a la problemática sequía de la región. Ésta consiste en el remolque de icebergs desde la Antártida con la finalidad de favorecer un cambio climático lo suficientemente significativo como para solventar la escasez de agua dulce y potable en el país. Su director de gestión, Gulf News Abdullah la afirmado que se trata del mejor método posible para dar solución a esta situación, y que el proyecto se iniciaría a principios de 2018. Estos icebergs serían remolcados a lo largo de 9.200 kilómetros por mar abierto durante aproximadamente un año hasta llegar a la costa de Fujairah, y el proyecto resultaría financiado por empresarios multimillonarios del país. Te invitamos a que descubras el proceso exacto por el cual los icebergs podrían representar una solución a este tipo de problemas. Resulta verdaderamente interesante.

Solución a la sequía de los Emiratos Árabes: remolcar icebergs antárticos

Los icebergs no se derriten fácilmente, puesto que un 80% de su estructura se encuentra por debajo de la línea del agua. De esta manera, el hielo expuesto en la superficie, en vez de absorber el calor del sol, refleja la luz solar que recibe. Este aire proveniente del iceberg entraría en contacto con el clima húmedo y su evaporación generaría nubes muy elevadas a causa de la expansión de la baja presión. A su vez, esto provocaría una mayor condensación que causaría lluvias a lo largo de todo el año que resultarían sumamente beneficiosas para la tierra.

Solución a la sequía de los Emiratos Árabes: remolcar icebergs antárticos 1

Otro aspecto positivo de esta propuesta es la indirecta atracción turística generada por la presencia única de icebergs en la costa, que al enfriarse transformaría el desierto propio de los Emiratos Árabes en prósperos prados verdes en un período de 10 años. Además, la liberación de agua dulce de los icebergs contribuiría al restablecimiento del equilibrio ecológico, a la reducción de la salinidad del mar, y, finalmente, a la restauración de la biodiversidad.

Por último, es importante tener en cuenta que la capa de hielo antártica es la mayor masa de hielo en la Tierra, ya que contiene un 70% del agua dulce a nivel mundial. En la actualidad, el calentamiento global provoca que los icebergs rompan el frente de hielo y deriven a aguas más cálidas, donde se derriten y, por lo tango, se malgastan miles de millones de agua dulce. Así pues, también supondría una alternativa a este desaprovechamiento.

Un acontecimiento histórico con una idea ya planteada

En efecto, se trataría de un acontecimiento histórico, ya que hasta la fecha nunca ha sido remolcado un iceberg de la Antártida con el fin de proporcionar agua a zonas afectadas por la sequía. Sin embargo, dicha idea no supone una novedad, pues se planteó como propuesta a principios del siglo XIX con tal de equilibrar la temperatura del planeta, y en 1863, un empresario estadounidense hizo la misma propuesta al gobierno de la India. Y, de hecho, en la actualidad únicamente las empresas canadienses remolcan pequeños icebergs cuando infieren en la exploración petrolífera de la zona.

Solución a la sequía de los Emiratos Árabes: remolcar icebergs antárticos 2

A pesar de todo lo mencionado, existen aquellos quienes se oponen a la alternativa alegando que causaría otros daños. Es el caso, por ejemplo, de Grant Bigg (profesor en la Sheffield University) quien afirma que existe una larga lista de obstáculos técnicos en la misión, como una embarcación con la suficiente potencia o  una cuerda lo suficientemente resistente, y que incluso el camino trazado sería devastador para el ecosistema local, acostumbrado a una temperatura distinta.

CHILE: El futuro según el MIT

CHILE: El futuro según el MIT

 
 
la tercera / ?Todas estas tecnologías tienen el poder de trascender. Afectarán la economía y nuestra política, mejorarán la medicina o influirán en nuestra cultura. Algunas se están desplegando en estos momentos; otras necesitarán de una década o más para desarrollarse. Pero hay que conocerlas ahora” Esa es la introducción que la prestigiosa revista Technology Review , editada por el Instituto Tecnológico de Massachusetts ( MIT ), eligió para presentar la edición 2017 de su lista con los 10 avances científicos y tecnológicos que prometen revolucionar el mundo. La selección de la universidad estadounidense se edita desde 2002 y estos son algunos proyectos destacados en su última versión.

Volver a caminar

En noviembre del año pasado, el neurocientífico francés Grégorie Courtine y sus colegas observaban con atención a un mono.”Muévete? muévete?, susurraba el científico mientras el animal luchaba por aferrarse a las barras de una huincha andadora. Días antes los científicos de la Escuela Politécnica Federal de Lausanne , en Suiza, le habían practicado una incisión en su médula espinal que paralizó su pierna derecha y era la primera fase de un experimento que buscaba que el mono volviera a caminar.

Para lograrlo, Courtine y su equipo pusieron un dispositivo bajo el cráneo del animal que registraba las señales de su corteza motora y enviaba la información inalámbricamente a varios electrodos instalados en su espina dorsal, justo bajo el corte que le habían hecho. Tras varios minutos expectantes, la pierna derecha del mono empezó a extenderse y flexionarse y el animal empezó a moverse por la huincha.

El experimento suizo logró crear lo que los científicos llaman un”bypass? neuronal, técnica que permite evadir lesiones en el sistema nervioso y podría ayudar a que miles de personas que sufren de alguna parálisis recuperen la movilidad: según estadísticas de la Organización Mundial de la Salud, cada año entre 250 mil y 500 mil personas sufren lesiones en su espina dorsal debido a accidentes o violencia. En la Universidad Case Western , en Cleveland, Estados Unidos, se produjo otro caso de éxito en 2015 cuando un cuadripléjico recibió un implante similar al usado en Suiza y que le permitió levantar lentamente uno de sus brazos, abrir su mano y llevar una taza a su boca.

Bolu Ajiboye, profesor de ingeniería biomédica de Case Western, señala a Tendencias que hoy esta tecnología está en una fase de prueba”y se requiere de varios avances para sacarla fuera del laboratorio, como aumentar la duración del implante cerebral y miniaturizar aún más los componentes” Sin embargo, agrega que en unos 15 años esas limitaciones técnicas deberían estar superadas y que tecnologías similares pueden ser usadas para restaurar otras funciones como la sensación del tacto o tratar alteraciones neurológicas como el párkinson.

Un paciente de Case Western que ha recuperado su motricidad.

Científicos estadounidenses logran importante avance que podría revolucionar los tratamientos auditivos

 
 

Para lograr el avance, que fue publicado por la revista “Nature Biotechnology”, los investigadores tuvieron que recrear el entorno en que crecen las denominadas células ciliadas, claves en este proceso. Este tipo de organismos es una célula sensorial recubierta de una vellosidad microscópica que son las encargadas de ayudar a transmitir el sonido.

De acuerdo a los autores del documento, pertenecientes a la Universidad de Indiana y la Escuela de Medicina de Boston, se buscará averiguar por qué se interrumpe el desarrollo de este tipo de células, lo que deriva en los distintos de sordera.

Según el sitio abc.es, hasta ahora el aparato auditivo solo había podido ser estudiado con implantes en animales que no se asemejan a la forma del oído humano.

Por eso, la posibilidad de examinar desde una nueva perspectiva podría llevar al desarrollo de nuevas técnicas que permitan, por ejemplo, terminar con los audífonos para quienes padecen sordera.

Científicos se darán cita en el Vaticano para hablar de agujeros negros

Agujero Negro

Agujero Negro

Foto propiedad de: Internet

Esto como parte del Simposio Workshop Lemaitre.

Cuando se habla leyes y teorías científicas, pocas veces se piensa en el Vaticano como un lugar para la discusión de las mismas, esto por ser la sede de la religión católica, misma que ha tenido una dura ideología en contra de los avances científicos de manera histórica. Sin embargo, se busca acabar con dicha escisión al organizar un simposio donde la ciencia será la base de todo.

El Workshop Lemaitre es un evento donde se dan cita varios de los investigadores más importantes del mundo y que ya cuenta con varias ediciones. Su celebración se da como una muestra de apertura por parte de la Santa Sede, que quiere quitarse el peso de los dogmas religiosos.

El propio Papa Francisco se ha mostrado acorde al pensamiento científico, lo mismo que varias de las cabezas más importantes de la iglesia; quienes han encontrado la forma de conciliar este pensamiento con sus estatutos.

La edición de este año estará centrada en los agujeros negros, las ondas gravitacionales y las singularidades, con ponentes de la talla de Roger Penrose, Andrei Linde y Gerald’t Hooft, Premio Nobel de Física. Se realiza desde el pasado lunes 8 de mayo, hasta el viernes 12 del mismo mes.

Científicos consiguen curar el VIH en animales por primera vez

Ratones Ratones (EUROPA PRESS/UC) La prueba ha tenido éxito en celulas animales y humanas a través de un proceso de edición genética.
La técnica es descrita como una “cura prometedora”, aunque aseguran que todavía son necesarias más pruebas.
El siguiente paso será repetir el estudio en primates antes del objetivo final, que sería llevarlo a humanos.

Científicos de dos universidades de EE UU han descubierto una “cura prometedora” para el VIH y el SIDA. Las pruebas se han llevado a cabo en ratones infectados vivos, de los que prácticamente han eliminado el virus por completo.
Los investigadores que conforman el equipo, de la Temple University y de la Universidad de Pittbsburgh, declaran que queda demostrada “la viabilidad y eficiencia” de eliminar el VIH-1 usando una técnica de edición de genes llamada CRISPR.
El virus del VIH ataca al sistema inmune, dejándolo debilitado y más vulnerable a una serie de infecciones, llegando a suponer un peligro para la vida algunas de ellas.
Según han publicado en el medio Molecular Therapy, los científicos describen como algunos de los ratones han sido ‘humanizados’ al recibir algunas de nuestras células inmunes. En estos animales “se extirpó con éxito en el bazo, pulmones, corazón, colon, y cerebro tras una inyección intravenosa” de la proteína modificada. En estos animales se extirpó el virus con éxito en el bazo, pulmones, corazón, colon y cerebro
“Con esto demostramos la viabilidad y la eficienca de la excisión el VIH-1 en tres modelos de animales diferentes”, afirman los científicos. “No obstante sigue habiendo problemas práticos a superar que suponen dificultades”.
Los descubrimientos en células animales encuentran, más adelante, problemas en el proceso de desarrollar un tratamiento para humanos. Así como también está suponiendo un problema el traspaso de celulas humanas a animales vivos.
El trabajo supone un paso significante y el siguiente paso será repetir el estudio en primates, un “modelo animal más adecuado donde la infección por VIH induce la enfermedad” antes del “objetivo final”, los ensayos clínicos en humanos.

Descubren un nuevo fenómeno atmosférico

Se asemeja a las auroras boreales y, hasta la fecha, nadie había reparado en su existencia

En ocasiones, los aficionados a la ciencia realizan descubrimientos que, primero, sorprenden y, luego, ayudan a quienes se dedican a ella profesionalmente. Y un nuevo ejemplo de esta valiosa colaboración lo acabamos de tener en estos mismos días.

Un grupo de aficionados a las auroras boreales conocido como The Alberta Aurora Chasers, remitieron a la Universidad de Calgary, en Canadá, la imagen de lo que ellos consideraban que podía ser un tipo de aurora muy poco común.

Los autores de la foto preguntaban si podía tratarse de un arco de protones. Pero, dado que se trata de un fenómeno que no suele resultar visible, los especialistas de la universidad canadiense llegaron a la conclusión de que lo que habían fotografiado los aficionados de Alberta era otra cosa. Así que pidieron la colaboración de los instrumentos de Swarm, una misión de la Agencia Espacial Europea para estudiar el campo magnético de la Tierra.

Y los datos aportados por Swarm revelaron que el fenómeno se producía a una altura de unos 300 kilómetros sobre la superficie de nuestro planeta, provocando además un brutal aumento de la temperatura.

La conclusión de los científicos es que se trata de un nuevo fenómeno atmosférico no observado hasta la fecha, y al que han bautizado con el nombre de Steve.

En Quo nos pusimos en contacto con el astrofísico Fernando Jáuregui del Planetario de Pamplona, quien nos comentó que: “Es un hallazgo interesantísimo ya que se trata de un fenómeno desconocido en el complejo de las auroras boreales y australes”.

Para Jáuregui lo más llamativo del mismo es : “La gran altura a la que se produce. 300 kilómetros de altitud”. Muy superior a la que suelen producirse la mayoría de las auroras boreales. “Habrá que estar atento a los nuevos datos que se vayan conociendo sobre Steve”.

Y lo más curioso de todo, es que Steve parece ser un fenómeno bastante más común de lo que pudiera creerse, lo que ocurre es que hasta ahora nadie se había percatado de su existencia. “Hace veinte años descubrir algo así era casi imposible”, nos explica Jáuregui. “Pero ahora, los científicos profesionales, y también los amateurs, monitorizan el cielo antártico casi al milímetro, y gracias a ello ha sido posible realizar este hallazgo”.

Fuente: ScienceAlert.

Expertos piden cambio en el análisis del riesgo por mercurio

Anfaco y la Consellería de Mar han organizado una jornada acerca de los “Avances científicos sobre la evaluación riesgo-beneficio del consumo de pescados en relación al binomio mercurio-selenio, durante la cual se ha puesto de manifiesto que nuevas investigaciones apuntan a “un cambio necesario” en este extremo.

En un comunicado, la patronal conservera expone que, durante los últimos años, los mensajes “alarmistas” en los que se ponía en tela de juicio el consumo de pescado por los niveles de mercurio han sido “numerosos”.

Cree Anfaco que “la ausencia de datos y de información científica en algunos campos limita la correcta evaluación del riesgo y deteriora la imagen del pescado como alimento seguro y saludable, alejando al consumidor de una fuente de proteínas de alto valor biológico y otros múltiples nutrientes”.

Durante la jornada celebrada hoy se ha analizado el marco legislativo aplicable al control de mercurio en la Unión Europea y el posicionamiento del sector al respecto.

Se presentó también el proyecto “Selatún”, financiado por el Ministerio de Economía y Competitividad, en el que Anfaco trabaja en colaboración con Conservas Garavilla, Calvo, la Universidad del País Vasco y el Centro Vasco de Neurociencia, Achucarro.

El proyecto busca recabar la mayor cantidad de información de cara a una aproximación específica a la estimación de la ingesta de mercurio y selenio debido al consumo de atún para realizar estudios de riesgo más adecuados.

Así, abunda la asociación de fabricantes de conservas, será posible evaluar la relación entre el consumo de atún y la mejora de ciertas patologías de elevada incidencia en la actualidad como el alzhéimer.

El programa contó, además, con la participación de científicos como Nicholas Ralston, de la Universidad de Dakota del Norte, o Ángel José Gutiérrez Fernández, de la Universidad de La Laguna.

Ambos revisaron los últimos avances científicos sobre la evaluación riesgo-beneficio del consumo de pescado en relación al contenido de mercurio y selenio.

Ralston lleva años trabajando en los mecanismos de toxicidad del mercurio y cómo éste interactúa con el selenio.

El grupo que coordina ha desarrollado un criterio que predice de manera fiable los riesgos de exposición al mercurio, así como los beneficios asociados con el consumo de pescado durante el embarazo.

Su trabajo, patrocinado por la US-EPA (Agencia Americana de Protección Medioambiental), revela que comer la mayoría de las variedades de peces oceánicos no sólo es seguro, sino que también mejora la salud materna e infantil durante el embarazo y aumenta el coeficiente intelectual de los niños.

A lo largo del día, la Administración Pública gallega, investigadores y representantes del mundo empresarial han analizado el marco legislativo aplicable al control de mercurio en la Unión Europea, de cara a articular posibles modificaciones en la reglamentación.

Desde septiembre de 2015 está en marcha la fase de información pública de la propuesta de la Comisión que supone una revisión de los límites máximos de mercurio en las especies de la pesca y la acuicultura.