Los recuerdos ya no son nuestros

Los científicos que investigan el cerebro humano continúan analizando la forma de modificar o suprimir los recuerdos, y para ello utilizan medicamentos, electricidad y luz

Los recuerdos ya no son nuestros

Desde hace muchas décadas los investigadores estudian la manera de cambiar la memoria para borrar recuerdos o aumentar su capacidad. En pruebas de laboratorio realizadas con ratones se ha logrado modificar las conexiones entre neuronas relacionadas con el aprendizaje.

Los avances logrados por científicos civiles en éste campo en los últimos años permiten intuir que se encuentran muy cerca de poder borrar las conexiones neuronales complejas que son responsables de los recuerdos y suprimir a voluntad ciertos contenidos de la memoria.

En un estudio de la Universidad de Radboud (Países Bajos) el doctor Marijn Kroes y su equipo de investigadores utilizaron corriente eléctrica aplicada sobre el cráneo (electrochoques) a un grupo de personas que sufrían una depresión mayor. Los participantes en el experimento vieron primero dos grupos de imágenes relacionadas con un accidente de tráfico y una agresión física. Los científicos utilizaron una técnica que permite modificar o suprimir los recuerdos pidiendo a los voluntarios que vieran las imágenes poco antes de recibir las descargas eléctricas. Un día después las personas sometidas al estudio experimentaron una pérdida considerable de la información que habían evocado poco antes de ser sometidos al electrochoque. Se espera que éste tipo de tratamientos pueda ser de utilidad en pacientes con enfermedades psíquicas.

Éste «método del olvido» sería beneficioso en el tratamiento de personas con enfermedades derivadas del estrés producido después de haber sufrido una experiencia traumática como ocurre en los casos de violencia de género o accidentes de tráfico.

Otros estudios sugieren que mediante una técnica de estimulación magnética del cerebro se podría llegar a tener una supermemoria.

El estado actual de los avances científicos en el ámbito civil no permite afirmar si en un futuro cercano los investigadores serán capaces de implantar en el cerebro falsos recuerdos. No obstante, en la actualidad, las técnicas de manipulación de la memoria humana son objeto de debate en todo el mundo por las implicaciones éticas. Es necesario considerar los aspectos éticos de tales prácticas. En 2008, el experto en bioética Matthew Liao y el neurólogo Anders Sandberg, ambos de la Universidad de Oxford, alertaron sobre la necesidad de valorar las consecuencias que puede tener la aplicación de estas técnicas de manipulación de los recuerdos. Estos investigadores son críticos con la posibilidad de optimizar la memoria con estos métodos y se preguntan si no sería fuente de problemas mayores.

Desde hace al menos 50 años se sabe que los recuerdos de las personas se pueden falsear con diferentes métodos, técnicas y estrategias psicológicas. De hecho, es posible implantar recuerdos en la mente de algunas personas. En un interesante experimento realizado recientemente en Inglaterra y Canadá un equipo de psicólogos logró convencer al 70 % de los participantes en el estudio de una idea falsa. Mediante una técnica de sugestión los investigadores convencieron a los sujetos de que habían cometido un delito. En la tercera entrevista los individuos explicaron con lujo de detalles su participación en un atraco y expresaban su convencimiento de haber recordado un hecho real que con el paso del tiempo habían olvidado.

En animales como los ratones la modificación de sus recuerdos se efectúa mediante manipulación genética. Se le introduce en el cerebro una proteína sensible a la luz asociada al recuerdo de una situación en la que tuvo miedo. Cada vez que el investigador activa la luz el ratón evoca el recuerdo y vuelve a sentir miedo. Es inquietante pensar que algo parecido se pueda hacer con personas.

Aunque se ha informado acerca de resultados parciales en humanos, lo cierto es que no se puede descartar que en secreto se hayan usado métodos, medicamentos y técnicas invasivas para manipular recuerdos en el ámbito militar.

Anuncios

Acerca de eleansar

Me gusta escribir mucho, me la paso creando nuevas historias, no me gusta el calor y adoro los dias lluviosos y frós. Me quisiera ir a vivir a un pueblecito de los Pirineos y espero algun dia hacerlo

Publicado el 22 marzo, 2016 en Avances para Médicina. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: