Archivos Mensuales: marzo 2016

Científicos crean el genoma más pequeño de un organismo vivo

Este avance en el campo de la genética aportaría al desarrollo de un organismo sintético en el futuro

Científicos crean el genoma más pequeño de un organismo vivo
Este organismo tiene solo 473 genes. (Foto: Mark Ellisman/NCIMR)

Científicos de Estados Unidos crearon en un laboratorio el genoma viable más pequeño existente en la naturaleza, que contiene el número mínimo de genes necesarios para que un organismo funcione y se autorreproduzca, lo que expande las posibilidades de la creación sintética de vida, según un estudio publicado en la revista “Science”.

El genoma sintético de este microbio llamado Syn 3.0 tiene sólo 473 genes. En comparación, un ser humano tiene alrededor de 20.000 y una flor japonesa, llamada Paris japonica, con el genoma más grande conocido hasta la fecha, tiene cincuenta veces más.

El equipo que logró esta hazaña está dirigido por Craig Venter, el pionero de la secuenciación del ADN, quien también creó el primer organismo controlado por un genoma sintético en 2010.

Los investigadores que han logrado crear este genoma al mínimo aún no han sido capaces de determinar las funciones de 149 de estos 473 genes, un tercio del total, según explicaron en sus trabajos publicados el jueves en la revista Science.

La creación de esta célula podría ayudar a comprender la función de cada gen absolutamente esencial para la vida, según los biólogos.

“La mejor manera de comprender la vida es crear el genoma más simple”, explicó Craig Venter.

“Si no entendemos cómo vuela un Boeing 777, retiramos las partes una a una hasta que el avión ya no puede volar”, dijo.

Este es el principio que Venter y su equipo utilizaron con el genoma de una bacteria Mycoplasma, conocida por tener los genomas más pequeños de todas las células vivas capaces de autorreproducirse.

Crearon genomas hipotéticamente minimalistas en ocho segmentos diferentes para probar e identificar a los genes esenciales y los que no lo son.

Las aplicaciones médicas de este hallazgo son incontables, ya que abre la posibilidad de crear nuevos “productos químicos o farmacéuticos” en el largo plazo, explicó el microbiólogo.

“Esperamos ser capaces de diseñar células nuevas que nunca antes se han producido, podremos construir todo aquello que queramos”, dijo Clyde Hutchison, profesor emérito de la Universidad de Carolina del Norte, quien formó parte del estudio.

Una etapa importante

Durante este proceso, los investigadores también trataron de identificar los genes denominados “casi esenciales”, necesarios para asegurar un crecimiento robusto del organismo, pero que no son esenciales para la vida.

Para poner a prueba estos genes, los científicos han insertado secuencias genéticas exteriores para perturbar sus funciones y determinar así las que eran necesarias para la vida de las bacterias.

Los científicos repitieron el experimento hasta que consiguen el genoma más pequeño capaz de funcionar.

Su trabajo también reveló que algunos genes, clasificados como “no esenciales” realizan ciertas funciones que resultan esenciales y deben ser mantenidos en el genoma de por vida.

Casi todos los genes necesarios para la lectura y expresión de la información genética, así como la preservación de la información y su transmisión entre generaciones también se conservan en este genoma.

Muchos de ellos se han encontrado en otros organismos, lo que sugiere que podrían codificar proteínas universales cuyas funciones aún no se han definido, acorde a los investigadores.

Científicos consideran la creación de este genoma artificial mínimo un avance significativo.

“Este es un paso importante en la creación de una célula viva cuyo genoma está totalmente definido”, dijo Chris Voigt, biólogo del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT).

Sin embargo, añade el científico, queda por definir el papel de estos 149 genes de Syn 3.0 que permanecen desconocidos y que prometen traer nueva información sobre la base biológica de la vida.

Con la publicación esta investigación, Venter actualizó su propio descubrimiento de 2010, cuando creó la primera célula sintética bacteriana capaz de automultiplicarse.

Así, quedó probado que con una computadora podía diseñar un genoma, que a su vez podía construir químicamente en un laboratorio, para luego ser trasplantado.

Con este hallazgo, se abrió por primera vez la posibilidad de, eventualmente, crear una especie artificial, con toda la carga ética que eso implica.

Grupos de científicos conservadores y el propio Vaticano pidieron entonces “cautela” ante el nuevo descubrimiento.

Desde 2010, conseguir una célula con un número de genes inferior se convirtió en el principal objetivo de los genetistas.

Anuncios

Chilenos promueven fondo regional para fortalecer desarrollo científico en Latinoamérica

 
Chilenos promueven fondo regional para fortalecer desarrollo científico en Latinoamérica
Embajador Gabriel Rodríguez, representante de cancillería chilena, y científicos del Instituto Milenio de Neurociencia Biomédica, BNI, llamaron a incrementar el financiamiento para la ciencia y levantar un fondo conjunto entre los países del Cono Sur.

Aumentar la inversión en ciencia del 0,4% del PIB al 1% en el corto plazo, y apoyar la internacionalización de esta área a través de un fondo regional, son los objetivos que planteó el Embajador Gabriel Rodríguez, y director de Energía, Ciencia, Tecnología e Innovación de la Cancillería Chilena.

Las declaraciones se realizaron durante el cierre de NeuroSur, actividad que busca incrementar la colaboración entre países de Latinoamérica en el área de la neurociencia, y cuya reunión organizada por el Instituto Milenio de Neurociencia Biomédica, BNI, fue recientemente desarrollada en la Universidad de Chile.

Gabriel Rodríguez indicó que los avances nacionales realizados en el campo de la neurociencia, en áreas como Alzheimer y envejecimiento, reflejan la calidad de la investigación en Chile y también la necesidad de incrementar el apoyo y financiamiento local, en alianza con América Latina. “Como Cancillería, estamos respaldando la colaboración e integración científica latinoamericana y a su vez, apoyando la creación de un fondo de financiamiento para la Región. Esto, sumado al respaldo para que se constituya el Ministerio de la Ciencia. Pensamos que esta entidad, debe tener un componente internacional destacado, porque hoy los grandes avances científicos no ocurren en laboratorios cerrados y aislados del mundo, sino que en redes internacionales”, expresó.

Foto 1 Neurosur

Dr. Andrés Couve, director Instituto Milenio Neurociencia Biomédica , BNI junto a Embajador Gabriel Rodríguez, director de Energía, Ciencia, Tecnología e Innovación del Ministerio de Relaciones Exteriores de Chile.

Fortaleciendo la ciencia en Latinoamérica

El Dr. Andrés Couve, director de BNI y gestor de NeuroSur, se mostró optimista con los resultados de estas reuniones, en las que han participado investigadores de Chile, Uruguay, Argentina y Brasil, países que además han sido sede de estos encuentros previamente. Asimismo, explicó que es imperante seguir fortaleciendo el desarrollo científico Regional y los vínculos con destacados laboratorios. “Debemos potenciar las colaboraciones regionales y compartir capacidades tecnológicas para mejorar nuestra productividad científica y competitividad en el área de neurociencia”, explicó.

En ese contexto, destacó que estrechar lazos con el Gobierno y el Ministerio de Relaciones Exteriores es de vital importancia para el progreso científico y el incremento de recursos para esta área. “Estamos convencidos de que la ciencia latinoamericana en el área de neurociencia, es de primer nivel. Y en ese marco, vincularnos con el Ministerio de Relaciones Exteriores, un gran desafío que estamos llevando a cabo y que sin duda, nos beneficia mutuamente. Esto, porque estamos seguros de que debemos convertir a la ciencia en un elemento importante de las relaciones internacionales, en especial con los países vecinos. Así es que esperamos seguir avanzando en conjunto, para consolidar esta red de alianzas internacionales”, comenta Couve.

Similar opinión comparte el Dr. Claudio Hetz, director alterno de BNI. “A través de NeuroSur buscamos conocer, generar vínculos, interacciones y colaboraciones con los grupos de científicos más selectos de Latinoamérica. Y en el mediano y largo plazo también esperamos levantar este fondo regional, motivando a los actores del Gobierno para que nos respalden con esta iniciativa”.

Reunión de líderes de NeuroSur

Esta cuarta jornada de NeuroSur, realizada en la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile, se inició con el simposio “The Living Brain” (El Cerebro Vivo). Dicha actividad, contó con exposiciones de Emilio Kropff, del Instituto Leloir, Argentina; Scott Fraser, de la University of Southern California, USA; Pablo Oteiza, de Harvard University, USA – Max Planck Institute, Munich, Germany; Marcelo Dietrich, de Yale University, USA; Damián Refojo, IbioBA, Argentina; Tomás Ossandón, Pontificia Universidad Católica de Chile; y José Luis Valdés, de la Universidad de Chile, BNI, Chile.

El encuentro culminó con una reunión de líderes latinoamericanos de la neurociencia y gerociencia, entre los que destacaron: Christian González, director del Centro de Gerociencia, Salud Mental y Metabolismo, GERO; Andrés Chávez, investigador del Instituto Milenio, Centro Interdisciplinario de Neurociencia de la Universidad de Valparaíso, CINV; y Francisca Bronfman, investigadora del Centro de Envejecimiento y Regeneración, CARE Chile UC, del Núcleo Milenio de Regeneración Biológica; Sergio Ferreira, de la Universidad Federal de Río de Janeiro, Brasil, y Federico Lecumberry del Instituto Pasteur de Uruguay.

Los objetivos de NeuroSur son promover el intercambio de conocimiento, generar colaboraciones entre países vecinos y optimizar recursos en el campo de la neurociencia. Esta red de apoyo nació el año 2012, en el marco de un encuentro realizado por BNI en Montevideo, junto al Instituto Pasteur. Fruto de esta primera reunión, se efectuaron jornadas adicionales en Argentina y Brasil, (Buenos Aires y Río de Janeiro), durante el 2013 y 2014, respectivamente.
En este contexto, Dr. Couve indicó que dicha instancia ha permitido no solo fortalecer las capacidades tecnológicas de Latinoamérica, “sino también demostrar internacionalmente que la ciencia realizada en el continente es de primer nivel, entregando una mirada regional a las investigaciones en neurociencias”. El científico expresó además, que la actividad permite destacar y reunir, especialmente, a científicos jóvenes del continente que están trabajando en área de frontera en neurociencia, y que han realizado sus post doctorados en importantes laboratorios en Europa o en EEUU.

Los recuerdos ya no son nuestros

Los científicos que investigan el cerebro humano continúan analizando la forma de modificar o suprimir los recuerdos, y para ello utilizan medicamentos, electricidad y luz

Los recuerdos ya no son nuestros

Desde hace muchas décadas los investigadores estudian la manera de cambiar la memoria para borrar recuerdos o aumentar su capacidad. En pruebas de laboratorio realizadas con ratones se ha logrado modificar las conexiones entre neuronas relacionadas con el aprendizaje.

Los avances logrados por científicos civiles en éste campo en los últimos años permiten intuir que se encuentran muy cerca de poder borrar las conexiones neuronales complejas que son responsables de los recuerdos y suprimir a voluntad ciertos contenidos de la memoria.

En un estudio de la Universidad de Radboud (Países Bajos) el doctor Marijn Kroes y su equipo de investigadores utilizaron corriente eléctrica aplicada sobre el cráneo (electrochoques) a un grupo de personas que sufrían una depresión mayor. Los participantes en el experimento vieron primero dos grupos de imágenes relacionadas con un accidente de tráfico y una agresión física. Los científicos utilizaron una técnica que permite modificar o suprimir los recuerdos pidiendo a los voluntarios que vieran las imágenes poco antes de recibir las descargas eléctricas. Un día después las personas sometidas al estudio experimentaron una pérdida considerable de la información que habían evocado poco antes de ser sometidos al electrochoque. Se espera que éste tipo de tratamientos pueda ser de utilidad en pacientes con enfermedades psíquicas.

Éste «método del olvido» sería beneficioso en el tratamiento de personas con enfermedades derivadas del estrés producido después de haber sufrido una experiencia traumática como ocurre en los casos de violencia de género o accidentes de tráfico.

Otros estudios sugieren que mediante una técnica de estimulación magnética del cerebro se podría llegar a tener una supermemoria.

El estado actual de los avances científicos en el ámbito civil no permite afirmar si en un futuro cercano los investigadores serán capaces de implantar en el cerebro falsos recuerdos. No obstante, en la actualidad, las técnicas de manipulación de la memoria humana son objeto de debate en todo el mundo por las implicaciones éticas. Es necesario considerar los aspectos éticos de tales prácticas. En 2008, el experto en bioética Matthew Liao y el neurólogo Anders Sandberg, ambos de la Universidad de Oxford, alertaron sobre la necesidad de valorar las consecuencias que puede tener la aplicación de estas técnicas de manipulación de los recuerdos. Estos investigadores son críticos con la posibilidad de optimizar la memoria con estos métodos y se preguntan si no sería fuente de problemas mayores.

Desde hace al menos 50 años se sabe que los recuerdos de las personas se pueden falsear con diferentes métodos, técnicas y estrategias psicológicas. De hecho, es posible implantar recuerdos en la mente de algunas personas. En un interesante experimento realizado recientemente en Inglaterra y Canadá un equipo de psicólogos logró convencer al 70 % de los participantes en el estudio de una idea falsa. Mediante una técnica de sugestión los investigadores convencieron a los sujetos de que habían cometido un delito. En la tercera entrevista los individuos explicaron con lujo de detalles su participación en un atraco y expresaban su convencimiento de haber recordado un hecho real que con el paso del tiempo habían olvidado.

En animales como los ratones la modificación de sus recuerdos se efectúa mediante manipulación genética. Se le introduce en el cerebro una proteína sensible a la luz asociada al recuerdo de una situación en la que tuvo miedo. Cada vez que el investigador activa la luz el ratón evoca el recuerdo y vuelve a sentir miedo. Es inquietante pensar que algo parecido se pueda hacer con personas.

Aunque se ha informado acerca de resultados parciales en humanos, lo cierto es que no se puede descartar que en secreto se hayan usado métodos, medicamentos y técnicas invasivas para manipular recuerdos en el ámbito militar.

Científicos australianos crean los lentes de cámara más delgados del mundo

avance, cientificos, lentes, crear, tecnologia, nanotecnologia, medicina,
Foto: Atletic

Científicos australianos han creado los lentes de cámara más delgados del mundo, un logro que se prevé impulsará avances masivos en medicina y nanotecnología. Los lentes, desarrollados en la Universidad Nacional Australiana (ANU, por sus siglas en inglés) en Canberra, tienen un grosor de sólo 6,3 nanómetros, ocho veces más delgados que los lentes que tenían el récord previo de 50 nanómetros.

El Dr. Larry Lu de la Escuela de Investigación de Ingeniería de la ANU dijo que la tecnología podría usarse en la industria en general a través del desarrollo de pantallas flexibles de computadoras y televisión.

“Este tipo de material es el perfecto candidato para las futuras pantallas flexibles”, dijo hoy Lu.

“También seremos capaces de usar una serie de microlentes para imitar los complejos ojos de los insectos”, indicó.

Se prevé que los avances en las cámaras miniatura también tendrán efectos amplios en la medicina, porque los lentes son de dos milésimas del grosor de un cabello humano.

Los científicos crearon los lentes de disulfuro de molibdeno, un material de vidrio flexible con características electrónicas.

“El disulfuro de molibdeno es un cristal sorprendente”, comentó Lu. “Sobrevive a altas temperaturas, es lubricante, es un buen semiconductor y también puede emitir fotones”.

El equipo creó sus lentes a partir de cristales de 6,3 nanómetros, o nueve capas atómicas, de espesor. Mientras quitaba cada capa de disulfuro de molibdeno por medio de cinta adhesiva, el equipo descubrió que cada capa del material de vidrio tiene propiedades ópticas extraordinarias gracias a su alto índice de refracción, algo perfecto para usarse en los lentes de cámaras.

Lu indicó que el descubrimiento preparará el camino para mayores avances en nanofotografía y nanotecnología.

“La capacidad de manipulación del flujo de luz en escala atómica abre una posibilidad excitante hacia una miniaturización sin precedentes de los componentes ópticos y hacia la integración de funcionalidades ópticas avanzadas”, afirmó.

Electroquímica contribuye en la producción de energía renovable

Pila electroquímica. Archivo

En la actualidad, uno de los principales campos de investigación en el área de la electroquímica es la búsqueda de sistemas renovables de producción de energía que contribuyan a solventar las necesidades de la población y a disminuir el impacto negativo de los combustibles utilizados para la producción del recurso.

Debido a esto el tema será abordado desde distintas perspectivas en el XXII Congreso de la Sociedad Iberoamericana de Electroquímica (Sibae), donde más de 200 especialistas intercambiarán conocimientos y avances científicos en el campo.

El Dr. Jean Sanabria Chinchilla, especialista del Centro de Investigación en Electroquímica y Energía Química (Celeq) y miembro del comité organizador explicó que esta es una de las áreas de la electroquímica en donde se está dando más investigación, “precisamente para salir un poco de la dependencia del petróleo y otros tipos de combustibles que producen dióxido de carbono”.

El congreso se realiza desde este lunes 14 hasta el viernes 18 de marzo en el Hotel DoubleTree Resort Cariari, San José, donde se contará con tres salas de conferencias en las que habrá presentaciones de manera simultánea.

Además de la conversión de energías renovables, el Congreso plantea exposiciones relacionadas a los temas de electroquímica fundamental, corrosión y electrodeposición, electroquímica molecular y bioelectroquímica, electroquímica de materiales, electroanalítica y electroquímica ambiental e industrial.

La dinámica del congreso incluirá tres tipos de conferencias: sesiones simultáneas (15 minutos y 5 minutos de preguntas), sesiones semiplenarias (35 minutos y 5 minutos de preguntas) y sesiones plenarias (50 minutos y 10 minutos de preguntas) en las que participarán científicos de renombre.

Entre los panelistas destacan el Dr. Héctor Abruña de la Universidad de Cornell, EE.UU., el Dr. Manuel Soriaga del Instituto Tecnológico de California, el Dr. Manuel Vázquez de la Universidad de Antioquia, Colombia, además los doctores Víctor Lobo de la Universidad de Coimbra, Portugal, y Ángel Cuesta de la Universidad de Aberdeen, Escocia.

Investigación en Costa Rica

En el país, el Centro de Investigación de Electroquímica y Energía Química (Celeq) de la Universidad de Costa Rica ha incursionado en la investigación de fuentes de energías renovables y cuenta con un grupo de investigadores que están desarrollando proyectos que buscan resolver algunos problemas tanto químicos como tecnológicos en sistemas de generación de energías renovables.

“El área de investigación en electroquímica, por lo general los proyectos de investigación, están orientados al desarrollo de materiales para mejorar algún tipo de proceso electroquímico, por ejemplo la electrólisis del agua para formar hidrógeno gaseoso y luego utilizar ese hidrógeno como un combustible para producir energía eléctrica”, explicó el Dr. Sanabria.

Además, considera que a pesar de los grandes avances que ha tenido el país en el tema, aún queda camino por recorrer.

“El país tiene una posición muy privilegiada en términos enérgicos porque más del 90% de energía eléctrica se está produciendo con métodos renovables y realmente lo que nos falta es un poco más para perder esta dependencia de producción de energía eléctrica con hidrocarburos”, expresó Sanabria.

El programa del Congreso puede encontrarlo en la dirección: http://sibae2016.ucr.ac.cr/

El científico que explica por qué dentro de veinte años seremos inmortales

José Luis Cordeiro, de la Singularity University, predice en Sevilla que la inteligencia artifical supondrá el fin de las enfermedades… y de la religión

José Luis Cordeiro, durante su conferencia en Sevilla

Con su corbata de Mickey Mouse, como acostumbra en todas sus apariciones públicas, el asesor y profesor de Energía de Singularity University José Luis Cordeiro lanzó en la Fundación Cajasol un aviso a navegantes: «Andalucía ha perdido una oportunidad increíble. Es muy doloroso ver cómo el sitio con más sol y viento de Europa no aprovecha esa energía. De hacerlo, esta Comunidad podría convertirse en la Arabia Saudita del continente en una década». Más tarde, ABC pudo conversar con este científico cuyas ideas pueden resultar difíciles de asimilar, como, la idea de que, en breve, hablar será una costumbre obsoleta…

-Entonces, ahora somos humanos «no aumentados»

 

-Correcto, somos humanos normalitos, pero vamos a mejorarnos. En la universidad donde doy clase, en California, hablamos de que el envejecimiento es una enfermedad curable en dos o tres décadas. Para los que no quieran envejecer, que tampoco es obligatorio. Por primera vez en la historia de la Humanidad podremos elegir vivir indefinidamente, y no como un viejo de cien años, sino como un adulto de veinte o treinta.

-Seremos entonces humanos perfectos, como robots, ¿es lo que buscan?

-Hasta cierto punto esa es la idea. Cuando alguien tenga un hijo no querrá que sea bruto ni que muera a los cinco años. El propósito de la vida es vivir más y mejor continuamente. Esto de la Humanidad es muy anacrónico. Nosotros no somos el fin de la evolución, sino el inicio de la evolución tecnológica.

-¿Y esa tecnología va a ser accesible para todo el mundo?

-Sí, y será barata. Las tecnologías, cuando comienzan son caras y malas. Cuando se masifican, se vuelven baratas y buenas. Hace 30 años no había teléfonos móviles, y hoy todo el mundo en todo el mundo que quiera tener teléfono móvil, lo tiene. Lo mismo va a pasar con todas las tecnologías biológicas. El cuerpo humano es muy barato, no vale 100 dólares en materia prima. Somos 70 por ciento agua de grifo, el otro 30 de materiales simples: carbono, sodio… Ahora que estamos comprendiendo cómo funciona la biología, vamos a poder tener humanos súper longevos muy baratos.

-Si somos longevos y seguimos procreando, ¿habrá espacio para todos? Ya hablan de superpoblación…

-El mundo está vacío y eso es una tragedia. Tiene que haber más gente. Las personas son lo más valioso que tenemos y el cerebro humano la estructura más compleja del universo conocido. El problema, precisamente, es que la población se está estabilizando. Hay poca gente, para la tecnología que viene. Con más gente y más cerebros aumentados la capacidad de creación será descomunal.

-Pero la ausencia de muerte o la inmortalidad son conceptos difíciles de asimilar en tan poco tiempo…

-Tenemos que empezar a pensar en un mundo diferente. De hecho, veremos la muerte de la muerte y la de las religiones. Todas nacieron para explicar la muerte. ¿Qué va a ocurrir con ellas cuando ya no haya que explicar nada? Que quedarán obsoletas.

-¿Cuándo empezará esa «tercera revolución de la humanidad», como usted la ha llamado?

-Entre 2029 y 2045, cuando la inteligencia artificial alcanzará a la humana y nos fusionaremos con ella. Lo viene es tan maravilloso, que en veinte años vamos a a curar todas las enfermedades, todas. No va a haber envejecimiento para quien no quiera envejecer. La medicina se encaminará a prevenir, no a curar, porque todo el mundo conocerá su genoma. La gente que quiera vivir será más evolucionada y consciente. Aunque no toda la Humanidad lo hará. Los grupos religiosos fundamentalistas se van a quedar atrás, y si se quieren morir, que se mueran.

-Se avecina tormenta entonces…

-Sí, habrá una gran confrontación. La religión siempre se ha opuesto a los avances científicos porque ellas dicen que tienen la sabiduría y el libro sagrado. Pero todas desaparecerán en un mundo de ciencia y tecnología.

 

Amir está haciendo grandes avances científicos en neurociencia y aun no cumple 20 años. © 2015 LatamIsrael.com Derechos reservados. Este contenido pertenece a: Amir está haciendo grandes avances científicos en neurociencia y aun no cumple 20 años.

neurociencia
Amir Goldenthal ya está realizando grandes avances científicos, en temas de neurociencia y ni siquiera tiene 20 años. El prodigio israelí ha descubierto maneras de entender mejor los fenómenos de la neurociencia a través de sus trabajo en física. Con 19 años, ya predicen que será uno de los científicos mas importantes en la materia.
A la edad de 16 años, mientras que los amigos de Amir estaban ocupados con los exámenes de matriculación, Amir ya estaba terminando su segundo título y listo para comenzar su doctorado.
La decisión (sin precedentes) por parte de los jefes del Departamento de Física y el Centro de Estudios de Neurociencia en la Universidad Bar-Ilan para permitir al joven adolescente comenzar sus estudios de doctorado demostró ser muy acertada.
Al poco tiempo y muy rápido en lograr éxitos académicos, cuando Goldenthal completó su maestría con honores, ya estaba publicando artículos en revistas científicas internacionales, y fue seleccionado para asistir a una convención de ganadores del Premio Nobel en Japón, (creada para reunir el pasado y el futuro influyentes del mundo).
Recientemente, y cerca de los 20 años de edad, Goldenthal ha estado viniendo a la universidad todos los días tomando dos autobuses desde Ashdod. Su tesis doctoral ha implicado avances en la comprensión de enfermedades neurológicas como la epilepsia, Alzheimer y el Parkinson.
En los próximos días Goldenthal se trasladará a un centro de investigación médica en Alemania junto a su supervisor, el profesor Ido Kanter, Director del Departamento de Física y el Centro de Investigación del Cerebro multidisciplinar.
Fueron invitados por un investigador de alto nivel en neurociencia para aplicar sus resultados con pacientes que sufren de lesiones cerebrales.

neurociencia

Neurociencia a los 19 años.
“Siempre me ha interesado la física y la biología, pero nunca imaginé que pudiera participar en una investigación que puede ayudar en el tratamiento de los enfermos”, dije Goldenthal.
“Estamos empezando a entender las cosas que suceden en el cerebro, tales como un ataque epiléptico, pero tenemos un largo camino por recorrer.” Asegura el Pofesor Kanter, un físico de renombre mundial que fue galardonado con una cátedra a la edad de 33 años, y quien se encarga de acompañar a Goldenthal a la estación de autobuses cada noche después de terminar otro día de la investigación.
neurociencia
“El talento de Amir es extraordinario por donde se mida. Ganó un premio en la Conferencia de Premios Nobel en al mejor trabajo de investigación, y da conferencias a científicos de primera clase de quienes ha recibido grandes elogios.
Mi predicción es que va a obtener un alto estatus en la comunidad cientifica, tanto en Israel como en todo el mundo”.

neurociencia

© 2015 LatamIsrael.com Derechos reservados. Este contenido pertenece a: Amir está haciendo grandes avances científicos en neurociencia y aun no cumple 20 años. http://wp.me/p23r2r-4zF

Luc Montagnier, ganador del Premio Nobel, realizó un experimento en el que el ADN se teletransportó electromagnéticamente a un recipiente con agua.

Como si fuera la sustancia de la cual los sueños de ciencia ficción están hechos, el ADN parece emitir una onda eletromagnética a través de la cual se puede teletransportar. El científico Luc Montagnier, co-ganador del Premio Nobel por encontrar la relación entre el VIH y el Sida, ha realizado un experimento (publicado en este documento, “DNA waves and water“) que podría sacudir las bases de la ciencia establecida y avanzar hacia la comprensión de que el ADN, como los electrones y todas las partículas que componen el universo, exhibe propiedades de conexión a distancia. Un acercamiento, quizá, a que lo que permite que el universo sea telepático, telequinético o cualquier otra propiedad supuestamente paranormal es que todas las cosas son una sola o al menos parte del mismo origen, por lo cual se mantienen interconectadas, como muestra el entrelazamiento cuántico que exhiben las partículas subatómicas de las cuales estamos formados.

En el experimento realizado Montagnier y sus colegas, grosso modo, se tomaron dos tubos, uno conteniendo una secuencia de ADN de 100 bases y otro que contenía solamente agua pura, y los aislaron en una cámara que neutralizaba el efecto natural del campo electromagnético de la Tierra para que no influyera en los resultados. Los tubos de ensayo fueron almacenados en una bobina de cobre emanando un campo electromagnético débil.

Horas después, los contenidos de ambos tubos de ensayo fueron expuestos a reacciones en cadena de polimerasa —una enzima capaz de transcribir o replicar ácidos nucleicos— para identificar remanentes de ADN  a través de este proceso que somete el contenido a enzimas que, de encontrar, harían copias de los fragmentos de ADN.  Según Montagnier, el ADN fue recuperado en ambos tubos aunque uno de ellos solo debía de contener agua.

El Premio Nobel dice que encontró “una nueva propiedad de ADN M. pirum: la emisión de ondas de baja frecuencia en algunas diluciones de agua  que  se extendió rápidamente a otro ADN bacterial y viral”.

Montagnier y su equipo sugieren que el ADN emite señales electromagnéticas que imprimen la estructura del ADN en otras moléculas. En cierta forma esto significa que el ADN se puede autoproyectar de una célula a otra, donde se realizan copias, en una especie de teletransportación cuántica de material genético, una noción que será tomada con mucha resistencia por la ciencia mainstream.

El experimento de Montagnier tiene que ser replicado y revisado por sus colegas, pero mientras tanto ya ha levantado el polvo espectral de la acción a distancia que tanto irrita a los científicos.  De manera similar el profesor de Cornell, Darryl Bem, ha creado una enorme controversia por su trabajo mostrando que el cerebro humano es precognitivo, un trabajo que ha soportado la revisión de sus colegas, pero que de todas formas ha sido recibido con reticencia.

Anteriormente otros experimentos ya han realizado con éxito la teletransportación de informacióna 16 km de distancia, a través de entrelazamiento cuántico, esto es, a través de la interconexión que exhiben las partículas que han estado en contacto y no a través de la aplicación de una fuerza física (conocida al menos).

Igualmente significativo fue el estudio publicado en el  ACS’ Journal of Physical Chemistry B, donde se encontró que «Inexplicablemente las fuerzas responsables del reconocimiento de secuencias pueden atravesar más de un nanómetro de agua separando la superficie de su vecino más cercano de ADN». Es decir, una forma de telepatía genética, en la que codones de ADN parecen reconocer similitudes sin intercambiar proteínas o tener contacto físico alguno.

Es posible que el ADN, el código de la vida en la Tierra y probablemente en el universo, “la serpiente cósmica“, sea un organismo capaz de transmitir y recibir información a distancia como una antena; biotecnología  más avanzada de lo que hemos podido desarrollar y descubrir. En cierto modo el ADN es el Programador de esta matriz de realidad. Una misteriosa firma divina inscrita en las hojas del Árbol  Holográfico del Conocimiento.

Joven prodigio israelí reconocido por la comunidad científica mundial

Amir Goldenthal ya está haciendo grandes avances científicos, y ni siquiera tiene 20 años. El prodigio israelí descubrió maneras de entender mejor los fenómenos de la neurociencia a través de su trabajo en física y fue invitado a aplicar sus descubrimientos en un centro de investigación médica en Alemania.

A los 16 años, mientras sus amigos estaban ocupados con los exámenes de matriculación, Amir Goldenthal, estaba terminando el primer año de la carrera de grado (física) y por empezar su doctorado.

La decisión sin precedentes de los jefes del Departamento de Física y el Centro de Estudios de Neurociencia en la Universidad Bar-Ilan de permitir que el joven adolescente comenzara sus estudios de doctorado demostró ser muy acertada. Cuando Goldenthal completó su maestría con honores, se publicaron artículos en revistas científicas internacionales sobre sus logros y fue seleccionado para asistir a una convención de ganadores del Premio Nobel en Japón para reunir a los científicos más influyentes del mundo.

Su tesis doctoral implicó avances en la comprensión de las enfermedades neurológicas como la epilepsia, la enfermedad de Alzheimer y el Parkinson. En los próximos días, Goldenthal – ya cerca de cumplir los 20 años- se trasladará a un centro de investigación médica en Alemania junto a su supervisor, el profesor Ido Kanter, Director del Departamento de Física y el 
Centro de Investigación multidisciplinar del Cerebro Gonda, invitados por un investigador de alto nivel en el campo de la neurociencia para aplicar los descubrimiento en pacientes que sufren lesiones cerebrales.

“Siempre me interesó la física y la biología, pero nunca imaginé que pudiera participar en la investigación para ayudar en el tratamiento de los enfermos”, expresó Goldenthal. “Estamos empezando a entender las cosas que suceden en el cerebro, como los ataques epilépticos, pero tenemos un largo camino por recorrer”, agregó.

Por su parte, el profesor Kanter, físico de renombre mundial, afirmó que “el talento de Amir es extraordinario por cualquier medida”. 

“Va a obtener un alto estatus en la comunidad, en Israel y en todo el mundo”, remarcó.

Científicos españoles logran avances pioneros en algunas enfermedades raras

Un grupo de investigadores de Madrid trajaba en un ensayo clínico en terapia génica para la anemia de Fanconi novedoso en Europa.
El Ciberer ha incorporado dos nuevos grupos de investigación, uno sobre encefalitis autoinmunes y otro sobre trastornos del sistema hemostático.
Las asociaciones de pacientes afirman que España cuenta con muy buenos profesionales pero lamentan la escasa financiación pública.

Promover la investigación, favoreciendo la viabilidad y sostenibilidad de las entidades e instituciones que investigan afecciones poco frecuentes. Esta es una de las diez prioridades que la Federación Española de Enfermedades Raras (Feder) ha incluido en la campaña de concienciación lanzada con motivo este lunes del día mundial de estas patologías. La investigación es un aspecto fundamental a la hora de abordar estas dolencias en el que queda mucho por hacer pero que en el que se atisban ciertos rayos de esperanza y en numerosas ocasiones con protagonismo español.
Así ocurre por ejemplo con la anemia de Fanconi. Un grupo de investigadores, liderados por el doctor Juan Bueren, está trabajando en un ensayo clínico pionero en Europa. Esta patología hereditaria, caracterizada por el fallo de la médula ósea, un aumento de la predisposición al cáncer y anomalías congénitas, afecta en España a unas 120 personas. Su detección suele producirse entre los cinco y los siete años.
El paciente no ha tenido ningún efecto adverso asociado al tratamiento. Si es curativo es muy pronto para verlo “Recogemos las células malignas en los estadíos iniciales de la enfermedad. Las congelamos y las corregimos con vectores antivirales para volver a infundírselas al paciente cuando empiece a desarrollar los síntomas”, explica Paula Río, una de las investigadoras del grupo. El equipo, del Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (Ciemat), forma parte del Centro de Investigación Biomédica en Red para Enfermedades Raras (Ciberer), dependiente, a su vez, del Instituto de Salud Carlos III.
 Hasta ahora han podido obtener células suficientes para congelar de cinco personas y en enero lograron introducírselas corregidas a una de ellas. “De momento está yendo bien desde el punto de vista de la seguridad. El paciente no ha tenido ningún efecto adverso asociado al tratamiento. Si es curativo es muy pronto para verlo”, apunta Susana Navarro, miembro del mismo equipo. Las investigadoras prevén que serán necesarios entre tres y seis meses para poder determinar si esta terapia funciona, aunque al ser algo tan novedoso el plazo exacto es difícil de determinar.
“Si esto funciona seríamos pioneros en España y en Europa”, apunta Navarro con orgullo. “[El doctor] Juan [Bueren] actúa como coordinador de un proyecto europeo en el que están involucrados el Hospital Necker de París y el Hospital UCL de Londres, muy punteros en terapia génica, pero en este sentido son ellos los que están siguiéndonos a nosotros”, continúa.
Dos nuevos grupos en el Ciberer El del doctor Bueren es uno de los 64 grupos de investigación que alberga el Ciberer. La Organización Mundial de la Salud estima que hay 7.000 enfermedades raras, consideradas como tales aquellas que afectan a menos de cinco de cada 10.000 habitantes. Englobadas dentro de ese grupo tan genérico, cada una presenta especificidades concretas y están en fases muy distintas. A nivel global, el 7% de la población está afectado por alguna y a nivel nacional, la cifra supera los tres millones.
Tratamos de hacer una investigación biomédica de calidad”Abordamos un número pequeño comparado con todas las que hay”, reconocía hace unos meses a 20minutos Francesc Palau, director científico del Ciberer. “Pero tratamos de hacer una investigación biomédica de calidad, buscando sobre todo mejorar las pruebas diagnósticas y terapéuticas”, agregaba.
En aquel momento, la institución englobaba a 62 equipos ubicados por todo el país. Los dos nuevos, incorporados en diciembre, son el liderado por el doctor Josep Dalmau en el IDIBAPS de Barcelona y muy centrado en encefalitis autoinmunes y el encabezado por el doctor Vicente Vicente en el Instituto Murciano de Investigación Biosanitaria, especializado en trastornos del sistema hemostático.
Hemorragias y trombosis
“Por un lado investigamos tendencias hemorrágicas hereditarias. Nos dedicamos por ejemplo a trastornos hereditarios de las plaquetas y de otra serie de factores de coagulación donde la anomalía fundamental es que prácticamente desde los primeros días de vida puede haber una tendencia hemorrágica severa. Y por otro lado, el caso contrario: la tendencia a padecer complicaciones trombóticas”, explica el doctor Vicente a este diario.
El riesgo de trombofilia hereditaria crece con mecanismos externos como el alcoholEste catedrático de Hematología de la Universidad de Murcia y su equipo han podido demostrar que los denominados trastornos congénitos de glicosilación, que afectan a un anticoagulante fundamental del organismo como la antitrombina, tienen en el alcoholismo un detonante muy importante. De esta forma, madres embarazadas con problemas de alcoholismo van a producir un grave daño al recién nacido. Sin esa adicción no se daría la manifestación de la trombosis desde el nacimiento. “Esto cambia el concepto de trombofilia hereditaria. Pensábamos que siempre se mantenía el mismo peligro de trombosis. Ahora vemos que hay una trombofilia transitoria puesto que se va a incrementar el riesgo si está desencadenado por algún mecanismo externo como puede ser el alcohol”, señala el especialista. La publicación de este trabajo se hará en los próximos meses.
Para algunas de estas afecciones raras del sistema hemostático existe tratamiento, pero para poder aplicarlo, antes hay que conocer los factores que las provocan. “Estamos caracterizando y tipificando muy bien las anomalías moleculares y el mecanismo por el que se producen estas enfermedades. Eso abre paso, pero de forma más lenta, a tratamientos específicos”, asegura el doctor Vicente.
La publicación de guías
Generado el conocimiento, es importante que este se difunda. Para ello, el grupo del Instituto Murciano de Investigación Biosanitaria tiene entre sus objetivos establecer guías diagnósticas y terapéuticas sobre las cuestiones que están estudiando. Hasta el momento no hay directorios extendidos de cómo diagnosticarlas y tratarlas.
El equipo del doctor Dalmau recibe unas 5.000 consultas al año que llegan de todo el mundoEn esa misma línea va uno de los avances sobre las encefalitis autoinmunes en los que ha trabajado recientemente el equipo del doctor Dalmau: “Es un estudio colaborativo, con mucha gente, que hemos coordinado en Barcelona el doctor Francesc Grau, jefe de Neurología del Hospital Clinic, y mi grupo”. Recién publicado, “va a causar bastante impacto porque va a servir para establecer el diagnóstico en muchos centros de muchos países”. “Se ha enfocado como si estuviéramos en un lugar en el que no tuviéramos los medios que tenemos en los países avanzados. Basado en eso hemos desarrollado unas guías diagnósticas”, expone.
La publicación de este estudio surge a raíz de las numerosas consultas, unas 5.000 al año, que les llegan de todo el planeta. Porque con el conocimiento, y también con los medios adecuados, las encefalitis autoinmunes son fácilmente detectables. En algunas ocasiones, el cuadro clínico es evidente y de no ser así, un análisis de sangre o del líquido cefalorraquídeo es determinante.
La mitad de las encefalitis, sin causas conocidas
“En los últimos diez años hemos identificado unas doce enfermedades de este tipo. De unas sabemos bastante, de otras muy poco”, reconoce el doctor Dalmau. El descubrimiento de esos nuevos tipos ha permitido reducir el número de encefalitis cuyas causas se desconocen, un grupo en el que se sitúan aún la mitad de los casos.
En los últimos diez años hemos identificado unos doce tipos de encefalitis autoinmunesEste médico agrega que también han desarrollado estudios con cultivos de neuronas para entender mejor estas patologías. Uno de ellos saldrá publicado probablemente dentro de un par de meses. Con investigaciones básicas están conociendo también cómo los anticuerpos eliminan los receptores de la conexión entre neuronas, esenciales para la memoria, el aprendizaje o la conducta.
Este profesor ICREA en el IDIBAPS-Hospital Clinic y también en la Universidad de Pensilvania, en Estados Unidos, está al frente de un equipo que estudia principalmente aquellas enfermedades autoinmunes en las que los anticuerpos atacan los receptores neuronales y las proteínas sinápticas, encargadas de la comunicación entre neuronas. Esto provoca una encefalitis, o inflamación del cerebro, que altera la conducta, el nivel de conciencia o los movimientos.
“Los pacientes necesitan estar ingresados, muchos de ellos en cuidados intensivos, y pueden tener que permanecer en el hospital durante varios meses”. Afortunadamente, hoy en día el 80% se recupera.
La iniciativa privada
El Ciberer cuenta con un presupuesto a cargo del Instituto de Salud Carlos III, una entidad pública. Además, los diferentes grupos buscan financiación a través de otras vías, como el Plan Nacional de I+D, los proyectos de investigación europeos, las comunidades autónomas o las fundaciones privadas. Desde el equipo que está trabajando en el ensayo clínico sobre la anemia de Fanconi apuntan por ejemplo que han recibido una importante ayuda a nivel europeo y también por parte del Ministerio de Sanidad.
Pese a estos casos, desde Feder lamentan la reducción que la Administración ha hecho en la inversión pública para investigación en cuestiones sanitarias y que estiman que se aproxima al 50%. “Se está investigando en mayor medida, pero en muchos casos la financiación proviene de las propias asociaciones de pacientes, que son las que buscan apoyo para dar sostenibilidad a aquellos proyectos que han comenzado grupos de investigadores”, confirmaba hace unos meses a este medio la directora de la federación, Alba Ancochea. Una queja en la que coinciden asociaciones como Duchenne Parent Project España o la Fundación Contra la Hipertensión Pulmonar.
Falta de equidad
Las organizaciones también denuncian un acceso desigual de estos enfermos a los recursos disponibles, que puede diferir en función de la región en la que residan.
La campaña de Feder parael Día Mundial de las Enfermedades Raras se centra en el lema ‘Creando redes de esperanza’Para Feder, el trabajo en red es fundamental para poder solucionar estos problemas de acceso al diagnóstico y tratamiento. Por ello, este año la campaña para conmemorar el Día Mundial de las Enfermedades Raras se centra en el lema Creando redes de esperanza.
La federación considera 2016 un año clave porque la Comisión Europea lanzará una convocatoria para que los estados miembros presenten sus candidaturas a las redes europeas de referencia. Esta convocatoria tiene como objetivo establecer redes de centros de excelencia que, con elevados conocimientos, técnicas y equipos multidisciplinares, compartan el escaso conocimiento existente en enfermedades raras y faciliten la asistencia sanitaria a los pacientes.