Archivos Mensuales: septiembre 2014

Encuentran una molécula compleja en el espacio que podría explicar el origen de la vida

Un grupo de astrónomos alemanes y norteamericanos dirigido por Arnaud Belloche, del Instituto Max Planck de Radioastronomía, ha descubierto una molécula orgánica de cianuro isopropílico en una gigantesca nube de gas situada nada menos que a 27.000 años luz de la Tierra.

 

Lo interesante de ese compuesto es su complejidad química, lo cual sugiere que los ingredientes necesarios para que brote la vida pueden proceder del espacio.

 

En realidad, los científicos realizaron el hallazgo indirectamente, tras analizar las ondas de radio emitidas por la sustancia en el Atacama Large Millimeter/submillimeter Array (ALMA), observatorio emplazado a 5.000 metros de altitud en el desierto chileno.

 

Lo que diferencia a la molécula de cianuro isopropílico de otros compuestos con carbono es su forma ramificada, cuando lo normal es que la estructura sea lineal. Esto abre la puerta a la posibilidad de que se formen moléculas complejas en el espacio y lleguen a bordo de meteoritos a nuestro planeta, sembrando las semillas de la biología.

 

Los investigadores apuntaron a la región de laVía Láctea llamada Sagitario B2, una nube interestelar donde están formándose estrellas. Precisamente, algunos expertos vinculan este proceso a la creación de moléculas orgánicas prebióticas como la ahora descubierta.

 

Anuncios

Ecuador ostenta tres avances científicos

Edwin cevallos es el inventor del BIRM.  En 1996 fue invitado a París para mostrar  su invento al premio Nobel de Medicina (2008) y al descubridor del SIDA, Luc Montagnier. Él reconoció su trabajo. Foto: Paúl Rivas Bravo/ El Comercio.

Edwin cevallos es el inventor del BIRM. En 1996 fue invitado a París para mostrar su invento al premio Nobel de Medicina (2008) y al descubridor del SIDA, Luc Montagnier. Él reconoció su trabajo. Foto: Paúl Rivas Bravo/ El Comercio.

En Ecuador no existió una tradición de hacer investigación de alto nivel. Hugo Navarrete, decano de la Facultad de Biología de la Universidad Católica, reconoce que hasta la década de 1960 se pensaba que no era necesario y por eso se importaba tecnología.

Pero esta cambiando, en parte, gracias a la inversión pública y privada, el acceso a nuevas tecnologías de comunicación y especialmente que ecuatorianos han podido salir del país para estudiar, hacer posgrados y participar en proyectos de envergadura.

“Volvieron a su país y comenzaron a hacer experimentos, programas, estudios diversos”, señala Navarrete. Fue el caso del oncólogo Edwin Cevallos, que hace 38 años comenzó a explorar con plantas de la Amazonía para encontrar un medicamento para tratar enfermedades como el cáncer.

Ocurrió al retornar de México, donde hizo un postgrado.
Según la Encuesta de Acti­vidades de Ciencia, Tecnología e Innovación, del INEC, hasta el 2011 el Ecuador tuvo 3 743 personas dedicadas a investigar. Además de 284 becarios de doctorado.

Las alianzas estratégicas también han sido claves para que puedan acceder a estudios en el exterior e impulsar proyectos. El investigador Miguel Pinto, por ejemplo, fue parte de la expedición que se hizo en Ecuador y Colombia que concluyó con el descubrimiento de una nueva especie de mamífero: el olinguito. Lo hizo con el Smithsonian Institution, de Estados Unidos, que facilitó los recursos necesarios y las condiciones, junto con la Universidad Católica.

El olinguito está en el 'top 10' de especies descubiertas en el mundo en 2013. Foto: Cortesía Universidad Católica.

El olinguito está en el ‘top 10’ de especies descubiertas en el mundo en 2013. Foto: Cortesía Universidad Católica.

El sector privado no se ha relegado. La firma Servicios Técnicos Petroleros (Sertecpet SA) diseñó y creó una bomba petrolera que permite hacer lo que antes solo se podía lograr con tres equipos diferentes. Producir un pozo, registrar información y transmitirla en tiempo real y restaurar la presión de un pozo. Sus promotores tuvieron primero que vencer los prejuicios en el país para poder despuntar.

La bomba determina el potencial del pozo, registra datos y restaura la presión. Foto: Cortesía Sertecpet.

“Nadie es profeta es su propia tierra”, dice Eduardo López. Él recuerda que primero cosechar éxitos fuera para entrar al mercado ecuatoriano.

La inversión magnética de la Tierra podría darse antes de lo que se creía

 

Los científicos han adelantado su pronóstico sobre la inversión de los polos magnéticos de la Tierra e intentan anticipar las consecuencias de este fenómeno.

A lo largo de la historia de nuestro planeta los polos magnéticos norte y sur se han invertido muchas veces, la última hace aproximadamente 780.000 años, informa ‘Scientific American‘.

Si hace tiempo que los geofísicos piensan que los polos terrestres pueden volver a intercambiarse, ahora se cree que esto podría suceder antes de lo que se pensaba.

Según los últimos datos publicados por la Agencia Espacial Europea, el campo magnético de la Tierra se está debilitando a una velocidad 10 veces mayor de lo que se creía, lo que podría ser un indicio de una inversión inminente que podría empezar en menos de 2.000 años. El proceso de inversión magnética podría tardar en completarse entre 1.000 y 20.000 años.

Es difícil saber cómo un cambio geomagnético influiría en la civilización actual, ya que una de las funciones del campo magnético consiste en proteger a la Tierra de la radiación solar.

No obstante, los fósiles no revelan extinciones masivas o el aumento del nivel de radiación durante las inversiones anteriores. No obstante, sí podría afectar a las redes eléctricas y a los sistemas de comunicación. En este sentido, el geofísico de la Universidad de California, EE.UU., Gary A. Glatzmaier, se muestra bastante optimista. “Probablemente dentro de un mil años no tengamos redes eléctricas”, dice. Y añade: “Habremos avanzado tanto que, seguramente, tendremos toda la tecnología necesaria para enfrentarnos a un giro del campo magnético”.

LANZAN CONCURSO DE PERIODISMO CIENTÍFICO

Con el objetivo de incentivar a los periodistas y estudiantes de periodismo del país a escribir artículos sobre ciencia, el Centro para la Comunicación de la Ciencia de la Universidad Andrés Bello lanzó el concurso “Reconocimiento al periodismo científico”.

El certamen cuenta con el apoyo de Innova Chile de Corfo y tiene como tema central la innovación basada en ciencia. Cada participante deberá presentar antes del 5 de octubre un artículo científico en formato reportaje o entrevista, el que deberá estar basado en datos verdaderos, además de ser creativo y relevante para el desarrollo científico. La premiación se realizará durante la Segunda Conferencia Internacional de Cultura Científica el 22 de octubre en el Centro Cultural Palacio La Moneda.

Natalia Mackenzie, directora del Centro para la Comunicación de la Ciencia destacó que los participantes serán divididos en dos categorías: Estudiantes y profesionales, ya que “junto con promover la difusión de la ciencia, queremos también reconocer la labor de los periodistas que en sus trayectorias han aportado a la comunicación científica escrita”, explicó.
De la misma forma, Mackenzie agregó que los trabajos que se presenten “deberán tener un lenguaje simple, lúdico y llamativo, que permita ser entendido por un amplio público, desde jóvenes en edad escolar, hasta adultos”.

Los primeros lugares de ambas categorías (profesional y estudiante) recibirán un pasaje para asistir a la Conferencia Anual de la Asociación Americana para el Avance de la Ciencia (AAAS) que se realizará del 12 al 16 de febrero de 2015 en San José, California, Estados Unidos. Esta reunión se realiza cada año y convoca a miles de líderes científicos, ingenieros, educadores, legisladores y periodistas para debatir los últimos avances en ciencia y tecnología.

El jurado
Los ganadores del certamen serán elegidos por un jurado compuesto por Natalia Mackenzie, directora del Centro para la Comunicación de la Ciencia de la Universidad Andrés Bello; Andrés Gomberoff, físico y director científico del mismo centro; Francisco Aravena, periodista y editor general de la Revista Qué Pasa; Jorge Wagensberg, físico español y connotado divulgador científico, quien dirigió el museo de la ciencia de Barcelona durante 15 años; y Diego Golombek, biólogo argentino que combina el mundo de la ciencia y la comunicación científica, como director de teatro, músico y periodista. Según las bases del concurso “el jurado valorará lo innovador del artículo, en cuanto a los avances, proyectos, iniciativas o problemáticas científicas que den a conocer, su actualidad, así como sus aportes o impactos en la sociedad”.

Para más información sobre el concurso se debe visitar la página http://c3.unab.cl/actividades/concurso-periodismo/

Científicos de la UIB aportan avances contra las enfermedades neurodegenerativas

UIB

Vista de los laboratorios de investigación de la UIB.
El grupo de Reactividad Molecular y Diseño de Fármacos de la Universidad de las Islas Baleares (UIB) ha descubierto un mecanismo molecular clave que debe permitir el futuro diseño de inhibidores de enfermedades neurodegenerativas asociadas a la diabetes mellitus del tipo II.

Los investigadores del grupo de investigación en Reactividad Molecular y Diseño de Fármacos del Departamento de Química de la UIB han publicado un artículo en la prestigiosa revista científica «Biomacromoléculas» donde explican el mecanismo molecular mediante el cual se da la agregación y depósito de proteínas que previamente han sido modificadas con azúcares, ha informado la universidad en un comunicado.

La elucidación de este mecanismo abre las puertas a futuras investigaciones centradas en el diseño de inhibidores del desarrollo de enfermedades neurodegenerativas asociadas a la diabetes mellitus del tipo II.

Estos trabajos de investigación han sido realizados en la UIB por Laura Mariño y por los doctores Miquel Adrover, Pilar Sanchis, Bartolomé Vilanova, Josefa Donoso y Francisco Muñoz, con la colaboración de los Servicios Científico-Técnicos de la UIB.

También han participado investigadores de la Universidad Libre de Bruselas (Bélgica) y de la Universidad de Twentee (Holanda).

Los 10 avances científicos que tendremos en el año 2025

Estos son algunos de los ámbitos en los que se está trabajando y para los que se esperan las novedades más radicales:

Los 10 avances científicos que tendremos en el año 2025 (FOTOS)

-Teletransporte: Las investigaciones sobre el bosón de Higgs, la partícula subatómica que podría explicar prácticamente todo el funcionamiento del universo, están dando lugar a descubrimientos colaterales sorprendentes. Uno de ellos es que, a niveles cuánticos, el cambio de lugar instantáneo (“teleportación”) no sólo es posible, sino frecuente.

Los 10 avances científicos que tendremos en el año 2025 (FOTOS)

-Cartografía genética: Gracias a los avances en nanotecnología y en análisis celulares, será posible hacer mapas genéticos completos de cada persona con facilidad desde el mismo momento del nacimiento. Esto permitirá detectar anomalías que en el futuro podrían conducir a enfermedades, de manera que su tratamiento sería más eficaz.

Los 10 avances científicos que tendremos en el año 2025 (FOTOS)

-Tratamientos para el cáncer sin efectos secundarios: Las nuevas técnicas en el desarrollo de fármacos, basadas en proteínas y anticuerpos con acción específica contra el problema que se pretenda solventar, conducirán a la reducción de los efectos tóxicos que en la actualidad tienen los tratamientos más agresivos, como la quimioterapia.

Los 10 avances científicos que tendremos en el año 2025 (FOTOS)

-Embalajes de celulosa: Las investigaciones con nanofibras de celulosa darán lugar a materiales muy similares al plástico, pero mucho más respetuosos con el entorno, al proceder de biomasa reciclable. En el futuro las industrias podrán utilizarlo con total garantía de calidad y los mismos costes, o incluso menores.

Los 10 avances científicos que tendremos en el año 2025 (FOTOS)

-Todo estará digitalizado: Desde la más grande maquinaria hasta el menor accesorio de uso personal. Los smartphones y tablets de hoy nos parecerán sistemas anticuados. Avances como los materiales semiconductores, los nanotubos de grafeno, las redes inalámbricas avanzadas o la conectividad 5G permitirán que cualquier aparato esté conectado a la red sin necesidad de cables. Y abarcará todo el planeta: se prevé que para 2025 todo el continente africano, incluso sus áreas más remotas, estará en la red global.

Los 10 avances científicos que tendremos en el año 2025 (FOTOS)

-Transporte aéreo eléctrico: Dos avances técnicos se unirán para permitir el desarrollo viable de aeroplanos con motores eléctricos. Por un lado, la mejora en la eficiencia y la capacidad de almacenamiento de las baterías. Por otro, el desarrollo de nuevos materiales de gran resistencia pero mucho más ligeros que los actuales. Estos cambios revolucionarán por completo la aviación.

Los 10 avances científicos que tendremos en el año 2025 (FOTOS)

-Energía solar: El continuo crecimiento de la población hará más necesario que nunca buscar fuentes renovables. Y los avances en la tecnología fotovoltaica y en los conocimientos sobre enlaces químicos y fotocatalizadores harán posible, por fin, que consigamos transformar la radiación que le llega al planeta en electricidad suficiente como para abastecer holgadamente a toda la humanidad.

Los 10 avances científicos que tendremos en el año 2025 (FOTOS)

-No más escasez de alimentos: El sueño del ser humano de disponer de una reserva suficiente de productos para comer parece cerca de cumplirse. Al menos, conflictos políticos aparte, técnicamente será posible para 2025. Los progresos en la ingeniería genética permitirán desarrollar plantaciones de cereales fuertes y resistentes a cualquier eventualidad meteorológica. Además, también se está avanzando en las técnicas de iluminación mediante LEDs, que permitirán cultivar en interiores.

Los 10 avances científicos que tendremos en el año 2025 (FOTOS)

-Se podrá prevenir la diabetes: Los conocimientos sobre el genoma humano permitirán encontrar los genes responsables de determinadas enfermedades. En los próximos años se avanzará en la manera de manipular estos genes para impedir que las dolencias se desarrollen. Así, problemas graves como la diabetes tipo 1 serán prevenibles y no requerirán tratamientos complejos.

Los 10 avances científicos que tendremos en el año 2025 (FOTOS)

-Menos casos de demencia: Investigar el genoma y las mutaciones genéticas también será útil para entender mejor la forma en que las enfermedades neurodegenerativas, como la demencia o el Alzheimer, afectan al cerebro y al sistema nervioso. Para 2025 la generación del Baby Boom posterior a la Segunda Guerra Mundial alcanzará los 80 años, lo que facilitará el estudio de unos males que afectan a la población de mayor edad. Las líneas de investigación actuales se centran en identificar los cromosomas patógenos que causan los daños. De aquí a una década se prevé que los conocimientos adquiridos y las mejoras en los sistemas de detección y prevención reduzcan el número de personas que sufre estos problemas.

Fuente: Yahoo.es

CIENTÍFICOS HISPANO-FRANCESES PROMUEVEN NUEVOS AVANCES EN LOS MEDICAMENTOS REGULADOS POR LUZ

untitled
Un equipo de científicos hispano-franceses, liderado por investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y el Instituto de Bioingenieria de Cataluña, promueven nuevos avances en los medicamentos regulados por luz, que tienen un claro potencal terapéutico en enfermedades como el párkinson, el dolor y la epilepsia.
En este proceso, denominado optofarmacología, se utilizan fármacos sensibles a la luz que pueden emplearse en diferentes organismos para controlar la actividad de un receptor o proteína específicos con fines terapéuticos.
En este campo, un equipo hispano-francés, liderado por investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y el Instituto de Bioingeniería de Cataluña, ha logrado controlar mediante luz un subtipo de receptores acoplados a la proteína G endógena, la clase más grande y mejor validada de proteínas diana farmacéuticas, mediante un compuesto regulado por luz cuya estructura es similar a un fármaco.
En el estudio ,cuyo resultado se publica en la revista ‘Nature Chemical Biology’, se describe el desarrollo de un nuevo agente químico para controlar el receptor de glutamato mGlu5 en el espacio y en el tiempo mediante la luz, según informó uno de los investigadores del CSIC, Amadeu Llebaria, quien además explicó que esta familia de receptores “tiene un papel muy importante en la neurotransmisión y constituyen receptores de interés para el desarrollo de fármacos para distintas enfermedades del sistema nervioso central, como el párkinson, el dolor, la epilepsia o la ansiedad”.
El desarrollo de medicamentos regulados por luz ofrece una ventaja sobre la optogenética, cuyas aplicaciones terapéuticas están limitadas por la dificultad para actuar sobre receptores endógenos, y por la manipulación genética necesaria para expresar las proteínas fotoactivas en los seres humanos. En cambio, dichos medicamentos no precisan de la manipulación de los genes del organismo receptor, concluyó Llebaria.